OPINIÓN: El proceso electoral del 2015 se desarrollará con nuevas reglas

Los procesos electorales que se desarrollarán durante los próximos nueve meses pondrán a prueba a todo el sistema electoral mexicano
Proceso electoral
Proceso electoral  Proceso electoral
Arturo Espinosa
Autor: Arturo Espinosa | Otra fuente: 1
NULL -

Nota del editor: Arturo Espinosa es abogado especializado en temas electorales, con experiencia en derechos humanos, procesal y constitucional. Síguelo en su cuenta de Twitter: @AESUPD

(CNNMéxico)- Con la sesión del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) celebrada el 7 de octubre, inició de manera oficial el proceso electoral federal 2014-2105, en el que se renovará la totalidad de la Cámara de Diputados, es decir, los ciudadanos elegiremos a 500 nuevos legisladores, 300 de mayoría relativa y 200 de representación proporcional, también emitiremos nuestra opinión en cuatro posibles consultas populares sobre diferentes temas, digo cuatro posibles consultas populares ya que falta que el INE diga si las mismas cumplieron con los requisitos de procedencia (acreditar firmas de por lo menos 2% del listado nominal de electores) y que la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronuncie sobre la constitucionalidad de la pregunta.

Paralelamente arrancaron 17 procesos electorales en distintas entidades federativas (Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Colima, Distrito Federal, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco y Yucatán) se renovarán 9 gubernaturas, 643 legisladores, 993 Ayuntamientos, 16 delegaciones y 20 juntas municipales.

Lee: La carrera electoral 2015 arranca con 2,159 cargos políticos en disputa

La maquinaria electoral empezará a funcionar todo vapor. A partir de esta semana comenzaremos a ver como funcionarios públicos de diferentes niveles se separan de sus cargos para contender por un cargo de elección popular, nos enteraremos de los procesos internos que llevarán a cabo los partidos políticos para elegir a sus candidatos, los que busquen participar como independientes se manifestarán, escucharemos todos los días una gran cantidad de spots publicitarios de partidos políticos en radio y televisión, las calles se inundarán de propaganda, conoceremos todo tipo de encuestas sobre los probables resultados de las elecciones… nada que no hubiéramos visto en otros procesos electorales.

Lo interesante y novedoso del proceso electoral será ver la nueva composición de fuerzas políticas en el país, y la implementación del nuevo marco normativo electoral por parte de las autoridades electorales.

Salvo la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, las integraciones del resto de las autoridades electorales se estrenará en un proceso electoral, ya que los magistrados de las Salas Regionales y la Sala Especializada del Tribunal Electoral nunca han vivido un proceso electoral federal como tales, tampoco lo han hecho los consejeros electroales del INE (salvo algunos consejeros que repitieron), ni los consejeros de los Organismos Públicos Locales o los magistrados electorales locales recientemente designados.

En este proceso electoral veremos muchas cosas nuevas, ahora habrá una mesa única de casilla; candidatos independientes; consultas populares impulsadas por partidos políticos; un nuevo procedimiento especial sancionador; un nuevo sistema de fiscalización de los gastos de campaña, el cual será en tiempo real y en línea; la posibilidad de que el INE asuma la organización de elecciones locales; voto de los mexicanos en el extranjero a nivel local; nuevas causas de nulidad de una elección (rebase de topes de gastos de campaña, uso de recursos ilícitos y compra de tiempo en radio y tv); la jornada electoral será el primer domingo de junio y no de julio como ocurría anteriormente; participarán nuevos partidos políticos a nivel nacional y local, por mencionar algunos de los cambios más visibles.

Todo esto implicará un reto enorme para las autoridades electorales, pues no sólo deberán implementar las nuevas facultades dentro de la organización y desarrollo del proceso electoral, sino que en muchos casos la legislación es ambigua sobre cómo se debe implementar, por lo que será necesaria la interpretación de la ley. Adicionalmente, la comunicación social será un factor fundamental, explicar de manera clara a los ciudadanos los cambios en las reglas y el impacto que tendrá en el ejercicio de su derecho a votar, por ejemplo no habrá una mesa de casilla para la elección local y otra para la federal, sino que será una mesa única, además se le entregará una boleta electoral para la elección de diputados federales, una para la consulta popular y las que correspondan a la elección local.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En este sentido, considero que los 18 procesos electorales que comenzaron esta semana y que se desarrollarán durante los próximos nueve meses pondrán a prueba a todo el sistema electoral mexicano, las conclusiones del proceso no se limitarán al acomodo de las fuerzas políticas, sino también a la evaluación de las nuevas reglas y autoridades electorales.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Arturo Espinosa

Ahora ve
Para Estados Unidos, el TLCAN necesita cambios de fondo
No te pierdas
×