OPINIÓN: Una gran noche para los republicanos

Varios colaboradores de CNN ponderan el significado de los resultados de las elecciones intermedias del 4 de noviembre en Estados Unidos
Un día después de las elecciones intermedias en EU
(Reuters) -

CNN pidió a sus articulistas que dieran su opinión sobre los resultados de las elecciones intermedias de Estados Unidos, en las que el Partido Republicano conservó el control de la Asamblea de Representantes. Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a los autores.

Timothy Stanley: La clase media estadounidense acepta al Partido Republicano

Wendy Davis perdió la guerra contra las mujeres. Para los conservadores, esa victoria en particular (la amarga carrera por la gubernatura de Texas que ganó el republicano Greg Abbott) es dulce. Dulce porque Davis era el rostro de los intentos demócratas por centrar las políticas estadounidenses principalmente en temas sociales como el control de la natalidad y el aborto. Dulce también porque se supone que Texas está evolucionando y favoreciendo al Partido Demócrata. Ese proceso, que cuenta con cierto impulso gracias a la inmigración, no se detendrá.

Sin embargo, los republicanos pueden afirmar que, por ahora, Texas sigue siendo un estado fundamentalmente conservador. También ganaron hábilmente la carrera al Senado.

En todo el país, los republicanos se han beneficiado de haberse concentrado estrictamente en los temas económicos y en la animadversión a Obama. El Partido Republicano tal vez no sea muy popular en este momento, pero sus candidatos parecen ser mucho menos excéntricos que hace dos años y demostraron tener la capacidad de ganar en todo el país: Florida, Illinois, Colorado y más allá.

En resumen, esta ha sido una buena noche para los republicanos y los hará tener mucha más confianza en 2016. Para el país, no obstante, es lo mismo de siempre. Nos esperan al menos dos años más de gobierno dividido.

Timothy Stanley es historiador y articulista del diario británico The Daily Telegraph. Escribió el libro Citizen Hollywood: How the Collaboration Between L.A. and D.C. Revolutionized American Politics.

Paul Begala: Los votantes reeligieron al estancamiento

Una de las lecciones de los comicios intermedios de 2014 es que a los electores les encanta el estancamiento.

El senador por Kentucky, Mitch McConnell, ganó contundentemente la reelección. McConnell se merece una felicitación por haberle ganado a una demócrata talentosa, la secretaria de Estado, Alison Lundergan Grimes.

Pero esta no es solo una victoria para McConnell. Es una victoria para el estancamiento y el partidismo radical. Más que cualquier otro republicano, McConnell estuvo a la cabeza de la estrategia de resistencia masiva al presidente Barack Obama. "La cosa más importante que queremos lograr —dijo al diario The National Journal en 2010— es que el presidente Barack Obama sea un presidente de un solo mandato".

Los electores no estuvieron de acuerdo, pero que el presidente Obama ganara un segundo mandato solo sirvió para dar un segundo triunfo a McConnell.

A unas semanas de que mataran a tiros a 20 estudiantes de una primaria en Newtown, Connecticut, McConnell juró pelear "con uñas y dientes" para obstruir cualquier intento del presidente por imponer restricciones, incluido el endurecimiento de las revisiones de antecedentes en las compras de armas.

Aunque era modesta, la ley de seguridad para las armas reunió un abrumador apoyo del público: el 92% de los propietarios de armas respaldaron la implementación universal de las revisiones de antecedentes. Pero gracias a Mitch McConnell, la NRA (Asociación Nacional del Rifle) y sus aliados pudieron derribar la medida. Fue una maniobra típica de McConnell: audaz, partidista, desagradable… pero exitosa. Fue una estrategia que McConnell usó una y otra vez para obstaculizar las iniciativas de Obama.

Los electores de la Mancomunidad de Kentucky, en toda su sabiduría, eligieron recompensar ese partidismo y ese obstruccionismo. Lo acepto y lo respeto. Pero por favor no me digan que a los electores no les gusta el partidismo y la obstrucción en Washington; acaban de reelegir al rey de los estancamientos.

Paul Begala es estratega demócrata y articulista político de CNN; fue consultor político de la campaña presidencial de Bill Clinton en 1992 y su asesor en la Casa Blanca. Actualmente es asesor del Supercomité de Acción Política pro-Obama, Priorities USA Action.

Maria Cardona: El triunfo de los republicanos no cambia las cosas con los latinos

Felicidades, republicanos. Demostraron que pueden gobernar.

Esto será particularmente importante porque aunque los republicanos están encantados con el resultado de la noche, deberían darse cuenta de que sus antecedentes no auguran de forma alguna que el camino a la Casa Blanca en 2016 será más fácil de lo que fue en los dos ciclos electorales anteriores. ¿Por qué? Por los latinos.

De hecho, el estilo de gobierno republicano de los últimos dos años probablemente imposibilitará que el Partido Republicano atraiga al nuevo rostro de Estados Unidos, que incluye a cientos de miles de electores latinos registrados a partir de 2012 en estados clave. Estos estados no necesariamente influyeron mucho en las elecciones de esta noche, pero serán decisivos en la contienda por la Casa Blanca en 2016.

Los latinos perciben (y lo seguirán haciendo) que el Partido Republicano ha permitido que la facción antiinmigración encabezada por el asambleísta de Iowa, Steve King, lleve la batuta en temas clave como la inmigración y ha tolerado que los republicanos del Senado y los candidatos a las gubernaturas en estos comicios emitan mensajes antiinmigrantes.

La mayoría de los estadounidenses cree que la reforma inmigratoria es un asunto que necesita solución y que debería incluir una vía a la legalización de la población indocumentada. Si los republicanos no despiertan y notan este hecho, no encontrarán el camino a la victoria en 2016. Incluso anoche, en un entorno político tan difícil como el que enfrentan los demócratas, una encuesta de la agencia Latino Decisions demostró que los electores latinos apoyaron a los demócratas en una proporción superior a 2 a 1 respecto a los republicanos. Si se mantiene este margen, los republicanos no verán el interior de la Casa Blanca por largo tiempo.

Maria Cardona es estratega demócrata, directora del Dewey Sqare Group, exasesora sénior de Hillary Clinton y ex directora de comunicaciones del Comité Nacional Democrático.

Julian Zelizer: La Asamblea y el Senado estarán más lejos para los demócratas en 2016

En la víspera de las elecciones intermedias, todos se concentraron en el control del Senado. No hubo sorpresas: después de todo, la Cámara alta estaba en juego, por lo que había más acción política para ver. Además, ¿quién querría hablar de la Asamblea de Representantes cuando no había duda de que los republicanos conservarían el control? Pocas personas creyeron que Nancy Pelosi se estaba preparando para recuperar su antigua oficina.

Sin embargo, el que el Partido Republicano haya conservado el control de la Asamblea y de que haya expandido su mayoría (con lo que queda más lejos para los demócratas en 2016), es una gran noticia. Cuando CNN proyectó, alrededor de las 20:20, hora de la Ciudad de México, que los republicanos conservarían el control de la Cámara de Representantes, nos enteramos de cómo sería la acción política en gran medida en los próximos dos años.

La Cámara de Representantes ha sido la base del poder conservador durante la presidencia de Barack Obama. Aun cuando los republicanos del Senado se acercaron a un compromiso en temas como la reforma inmigratoria, los republicanos de la Asamblea sofocaron cualquier intento por negociar con la oposición.

Los representantes republicanos saldrán más fuertes que nunca de estas elecciones y además tendrán un Senado republicano con el cual colaborar. Los republicanos del Tea Party siguen siendo una fuerza poderosa en el comité republicano y el presidente de la Asamblea, John Boehner, seguirá teniendo problemas para aventajarlos si quisiera.

La realidad es que siempre ha sido improbable que cambie el tenor de la política en el Congreso, aún si los demócratas hubieran logrado un triunfo inesperado en el Senado. La base del conservadurismo nunca ha estado realmente en peligro.

Julian Zelizer es profesor de Historia y Asuntos Públicos en la Universidad de Princeton e investigador del grupo New America. Escribió el libro Jimmy Carter y publicará otro titulado The Fierce Urgency of Now: Lyndon Johnson, Congress and the Battle for the Great Society.

Newt Gingrich: El voto no fue en contra de la reelección, fue contra Obama

La principal lección de 2014 es que los candidatos son importantes, las campañas son importantes y tu voto es importante. Miren todas las contiendas reñidas en todo el país. Miren todos los lugares en donde los resultados pudieron ser opuestos o aquellos en los que los medios y los consultores creían que el resultado ya estaba decidido y reconozcan que todas esas cosas hacen una gran diferencia. Los argumentos y la forma de plantearlos hacen la gran diferencia. Hacer que tus simpatizantes salgan a votar hace una gran diferencia. Es un recordatorio alentador acerca de la salud de nuestra democracia.

El punto político más importante es que la gente tiene que reconocer que si todos los que pierden son demócratas, tal vez sea una represalia contra el presidente Obama y no contra quienes buscan la reelección.

Pat Roberts, cuyos obstáculos supuestamente demostraban la animadversión generalizada a la reelección, ganó en Kansas. Montones de personas de Washington se han estado ocultando detrás de la retórica antirreeleccionista porque no quieren enfrentarse a la magnitud de esta marea contra los demócratas y el presidente.

Newt Gingrich escribió el libro Breakout: Pioneers of the Future, Prison Guards of the Past, and The Epic Battle That Will Decide America's Fate.

Hilary Rosen: Por qué ganaron las políticas de Obama

Pues parece que, para horror de los entendidos de todas partes, las políticas del presidente Obama ESTUVIERON presentes en las boletas… y ganaron. En específico me refiero al apoyo al aumento del salario mínimo en Arkansas y a la misma iniciativa que está por ganar en Alaska, aunque los senadores demócratas de esos estados pierdan su escaño.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

¿Acaso los candidatos se alejaron tanto del presidente que no pueden reclamar como propias sus muy populares políticas económicas para ayudar a la clase media? A los demócratas no les ha ido muy bien en estos comicios intermedios, pero no hay duda de que como partido debemos redoblar esfuerzos para apoyar a los trabajadores y a la clase media. Así todavía se ganan elecciones.

Hilary Rosen es colaboradora de CNN, estratega demócrata y exdirectora de la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos.

Ahora ve
Robert Mugabe reaparece en fotos tras aparente golpe militar en Zimbabue
No te pierdas
×