OPINIÓN: El 'menú' en las urnas crece con las candidaturas independientes

La ley permite en 2015 el registro de candidatos independientes, aunque los aspirantes enfrentan el primer reto con la recolección de firmas
Peña propone 50% de candidaturas a mujeres
Yuri Gabriel Beltrán Miranda
Autor: Yuri Gabriel Beltrán Miranda | Otra fuente: 1
NULL -

Nota del editor: Yuri Beltrán es Consejero Electoral en el Instituto Electoral del Distrito Federal. Es maestro en Gobierno y Asuntos Públicos por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, y licenciado en Economía por la UNAM, además de que ha sido funcionario en el IFE y el TEPJF.

(CNN)— Hace unos meses arribaron a la escena política tres nuevos partidos políticos con registro nacional. Su llegada enriquece el menú de opciones con el que cuentan los votantes del país, al poder elegir representantes entre las propuestas de los partidos políticos nacionales y los locales.

Ese abanico de opciones estaría incompleto sin uno de los principales aportes de la reforma política 2012: las candidaturas independientes. Desde ese año es derecho de los ciudadanos poderse postular a cargos de elección popular, aun sin ser propuestos por partidos políticos, siempre y cuando cumplan con los requisitos de Ley.

Debe decirse que ese derecho ya estuvo vigente en el país. De hecho, fue hasta 1946 cuando se incorporó a la Ley Electoral Federal —como derecho exclusivo de los partidos— la potestad de postular candidaturas.

Hay signos que anticipan que esta reedición de las candidaturas independientes tendrá signos positivos para el fortalecimiento democrático del país.

Primero: la experiencia internacional muestra que son cada vez más las naciones que han tenido ejercicios de candidaturas independientes. Más de 200 países han sido registrados en bases de datos electorales.

Segundo: las entidades federativas han armonizado ya sus legislaciones para dar cabida a estas figuras en los ámbitos local y municipal del país. Además de la federación y el Distrito Federal, entre septiembre 2014 y abril 2015, los estados de Baja California Sur, Campeche, Colima, Chiapas, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco y Yucatán habrán convocado a sus ciudadanos a postularse a cargos de elección popular.

Es conocido el caso de Bogotá que eligió al afamado Antanas Mockus, surgido de una candidatura independiente.

Tercero: los procesos de Zacatecas y Quintana Roo —en los que ya se registraron candidaturas independientes— dan cuenta de la demanda ciudadana que existe por participar en estos procesos.

Pero quizás los signos más esperanzadores sobre el vigor que las candidaturas independientes arrojarán a la democracia están dados por la experiencia del Distrito Federal, una de las primeras entidades en recibir las solicitudes de registro de candidaturas independientes del país.

El DF cuenta con un marco regulatorio robusto que establece muy difíciles requisitos para quienes quieran participar como candidatos independientes. Para ser postulados, deben conseguir el 2% de firmas de adeptos en su distrito o delegación (según quieran ser postulados a diputados o delegados), las cuales deben estar extendidas en cuanto menos el 35% del territorio de la demarcación territorial correspondiente. En el proceso, los aspirantes serán sujetos de rigurosos procesos de fiscalización.

Lee: La ley complica el paso a candidatos independientes

A fin de garantizar la equidad en la contienda, quienes sean postulados candidatos independientes podrán acceder a prerrogativas públicas y a tener representantes en los órganos de decisión.

Por eso es relevante que, a pesar de que la norma electoral del Distrito Federal exige un mayor número de firmas que el estándar internacional, en la capital del país hayan solicitado ser inscritos 147 aspirantes; el 99% (145) cumplieron con los requisitos para iniciar la obtención de firmas.

Quienes obtuvieron el registro deberán iniciar ahora un difícil reto, el de la obtención de firmas durante enero.

Para poner al lector en perspectiva de lo que implica conseguir este respaldo ciudadano, vale ejemplificar con el caso de las candidaturas a diputados locales: en el Distrito Federal, una fórmula de candidatos requiere obtener el respaldo, en promedio, de unos 60 ciudadanos para obtener la base de apoyo necesaria para obtener el registro. Deberá asegurarse, además, de que los ciudadanos vivan realmente en la demarcación territorial y que no hayan dado el apoyo a otro candidato.

A pesar de ello, los liderazgos de la ciudad no han hecho esperar su respuesta y han acudido en magnitudes sin precedentes a manifestar su intención para contender como candidatos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La puerta de la democracia se sigue ensanchando.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Yuri Beltrán.

Ahora ve
Momentos de terror y caos tras ataque terrorista en Barcelona
No te pierdas
×