OPINIÓN: La maquinaria electoral mundial (II)

En este 2015 se aproximan elecciones importantes como la de presidente en Argentina y el proceso anticipado en Israel
Elecciones generales  Elecciones
Autor: Rina Mussali | Otra fuente: 1

Nota del editor: Rina Mussali es analista, internacionalista y conductora de Vértice Internacional y de la serie 2015: Elecciones en el Mundo, en el Canal del Congreso. Síguela en su cuenta de Twitter: @RinaMussali

(CNNMéxico)— 2015 será un año de gran actividad político-electoral. Los comicios muestran un momentum estelar de cada país en donde se aglutina el pasado, presente y futuro de cada nación. El ejercicio de las urnas se antoja un relámpago definitorio del rumbo y cruce de condiciones políticas, económicas, sociales y culturales que se transan en cada conformación nacional. No son procesos rígidos ni lineales, lo inimaginable puede suceder.

Lee: La maquinaria electoral (II)

Lupa en las Américas

En América del Norte roba la atención las elecciones parlamentarias en Canadá. Las encuestas señalan una reelección difícil para el conservador Stephen Harper, quien gobierna desde el 2006 y que aspira a conseguir su cuarto mandato. El duelo con Justin Trudeau del partido laborista –hijo del exprimer ministro, Pierre Trudeau- prende las alarmas en Ontario y Québec, las regiones más pobladas del país donde se presume un mayor respaldo para los liberales. Hay que estar pendiente de este país que mira menos a Europa y más a Asia y en donde la explosión del petróleo ha alterado sus equilibrios económicos y geopolíticos.

Después de un año electoral intenso para Centroamérica en 2014, le llega el turno a Guatemala. El actual presidente Otto Pérez Molina, quien no puede correr de nuevo para ser elegido presidente pero que puede potencializar la hegemonía del Partido Patriota (PP). Todo parece indicar que habrá segunda vuelta electoral y que el duelo será entre Alejandro Sinibaldi del PP y Manuel Baldizón del Partido Libertad Democrática Renovada, quien regresa al ring electoral para tratar de compensar su derrota frente a Otto Pérez en 2011.

Ya viene el sucesor de Cristina Fernández de Kirchner (CFK) en Argentina. La constitución  prohíbe a la presidenta candidatearse para una nueva reelección en los comicios presidenciables de octubre. La pregunta es si volverá a presentarse como candidata presidencial en el 2019, tal y como lo han hecho Michelle Bachelet en Chile o Tabaré Vázquez en Uruguay. Hasta ahora toda la atención se centra en las elecciones primarias de agosto que son cruciales para definir al candidato opositor cuando las voces del cambio se alzan en contra de la continuidad kirchnerista. Lo más seguro es que el peronista y kirchnerista y actual gobernador de la provincia de Buenos Aires-Daniel Scioli- del Frente para la Victoria se enfrente con Sergio Massa del Frente Renovador. Aún cuando el kirchnerismo  enfrenta una economía en recesión y una batalla con los fondos buitres hay que estar pendientes de los tejes y manejes de Máximo Kirchner, el hijo de Cristina que también se dedica a la política.

Y más hacia el Norte y Sur, las elecciones caribeñas que más destacan son los comicios en Haití. Un país sumido en una fuerte crisis política que obligó a la renuncia del exprimer ministro Laurent Lamothe y las protestas que piden la dimisión del actual presidente Martelly. Siendo uno de los países más pobres del mundo, las elecciones se han pospuesto una y otra vez. El Congreso paralizado y disuelto tras falta de acuerdos con las fuerzas políticas y diferencias con el poder ejecutivo sobre la Ley Electoral han sumido a este país en un caos cuando se cumplen cinco años del terremoto fatídico de enero del 2010.

Y en este ruedo electoral no podemos olvidar las elecciones legislativas en México. El regreso del PRI a Los Pinos que ha mostrado una caída en picada de la popularidad del presidente Enrique Peña Nieto (EPN) ante los acontecimientos trágicos de Tlatlaya, Ayotzinapa y los escándalos de corrupción. El mexicanmoment que se muestra desfallecido a pesar de haber aprobado once reformas estructurales y la sociedad mexicana que luce pálida, tras la falta de activismo y empoderamiento para exigir un cambio de gran calado. Ante un PAN fracturado y un PRD tribal y polarizado, el partido en el gobierno se apuntará hegemónico en el tablero electoral.

Lupa electoral en Medio Oriente y Asia

En Medio Oriente destacan un nuevo reacomodo político con las elecciones anticipadas de Israel. La gobernabilidad que pasa por la dificultad de formar y mantener coaliciones y que hacen de la política israelí un ejercicio de continuidad y cambio.  Benjamín Netanyahu se apresta a gobernar por cuarta ocasión ante la renuncia obligada de TzipiLivni (ministra de Justicia) y Yair Lapid (ministro de Finanzas). Toda una jiribilla política para recrear una coalición más manejable y plegable a sus intereses. Sin embargo, corre riesgo porque la nueva coalición puede girar más hacia la derecha dándole espacio a los partidos ultrareligiosos que hasta ahora se colocan en la oposición. No hay que desdeñar la coalición formada por Isaac Herzog del partido laborista -que en caso de conquistar más asientos en la Knesset- pudiera impulsar el proceso de paz que yace muerto con los palestinos.

Lee: 17 de marzo, posible fecha para las elecciones en Israel

En Asia se cuecen elecciones de gran interés. Destacan las de Birmania en las que TheinSein, el presidente actual no se presentará a las elecciones aún cuando inauguró el primer gobierno civil tras cinco décadas de gobiernos miliares y emprendió reformas de gran calado para salir del aislamiento internacional. Tampoco se podrá presentar a estas elecciones Aung San SuuKyi, la Premio Nobel de Paz de la Liga Nacional para la Democracia (LND), quien lucha por la modificación de la constitución. La batalla democrática se encuentra perdida cuando la influencia de los militares sigue siendo abismal y las restricciones a los medios de comunicación se han endurecidos. Al parecer, Shwe Mann, el presidente del parlamento es el candidato favorito en esta contienda para un país que ha padecido de luchas intestinas entre minorías étnicas, guerrillas armadas e insurgencias independentistas.

No menos importante son las elecciones en Tailandia después del golpe de Estado de mayo del 2014 en contra de la exprimera ministra YingluckShinawatra. Los militares han detenido a políticos académicos, activistas y han interrumpido la vida democrática. Disueltos el poder ejecutivo y legislativo pusieron en marcha un gobierno interino a través de su junta militar. No olvidemos las manifestaciones masivas en contra de la ley de amnistía que buscaba facilitar el regreso del autoexiliado exprimer ministro ThaksinShinawatra.

Por último y no menos relevante son las elecciones en África. Un año electoral de gran dinamismo presidencial, parlamentario y local. Una jornada en la que destacan los comicios presidenciales en Nigeria en donde el presidente Jonathan Goodluck se presenta a la reelección. Ojo con este país petrolero, la primera economía africana después de Sudáfrica pero que presenta una conflictividad mayúscula por más de sus 200 grupos tribales y el grupo extremista radical BokoHaram, quien busca establecer un Califato Islámico y que está en línea con Al Qaeda del Magreb Islámico siendo admirador de las tácticas y prácticas del Estado Islámico (EI) que opera en Siria e Irak. Las elecciones en Sudán y Sudán del Sur serán cruciales para estos países que han padecido la partición de su territorio y que no se pueden liberar de la figura de Omar Al Bashir, quien lleva 26 años en el poder y que es buscado por la Corte Penal Internacional (CPI) por presuntos crímenes de guerra en Darfur. Otros muchos países africanos figuran en la lista de las elecciones 2015, sin embargo no se espera celebrar elecciones en Libia, una fuente de preocupación internacional.

Las opiniones expresadas en este texto pertenecen exclusivamente a Rina Mussali.

Ahora ve
Alemania tiene el reloj cucú más grande de todo el mundo
No te pierdas
×