OPINIÓN: ¿Por qué una princesa sería mejor para la monarquía?

El nacimiento de una niña sería positivo para la imagen de la monarquía y serviría para llenar un vacío femenino
Guillermo y Catalina  Guillermo
Autor: Victoria Arbiter | Otra fuente: 1

Nota del editor: Victoria Arbiter es comentarista de la realeza en CNN. Síguela en Twitter: @VictoriaArbiter.

(CNN)- Mientras el embarazo de Catalina sigue su curso, las apuestas respecto a que el nuevo bebé será niña siguen corriendo a un ritmo febril.

Hasta este martes, el 70% de los que han apostado el dinero que tan arduamente ganaron están convencidos de que el mundo está a punto de dar la bienvenida a una princesa. Sospecho que las diferentes facciones esperan que sea niña por diversas razones.

Con base en el llamado Efecto Catalina y el subsiguiente Efecto Jorge, la gran High Street británica sin duda está ansiosa por las posibles ventas récord que se registrarán en caso de que Su Alteza Real la princesa (pon un nombre aquí) luzca uno de sus atuendos. Como se pregonó en el encabezado de un diario esta semana, "una niña podría valer 1,500 millones de dólares para la economía".

Los editores de revistas y diarios están bien conscientes del marcado aumento en las ventas cuando hay un bebé real en la portada, especialmente si es niña. Además está Disney, que en el espíritu de la época siempre apreciará a las princesas, pero como ocurre con todo lo relativo a la monarquía, también sería mucho más significativo desde el punto de vista histórico que fuera niña.

Ha habido 34 reyes y solo seis mujeres han reinado a lo largo de los mil años de historia de la monarquía británica; a pesar de todo, algunas de las épocas más ilustres del país han coincidido con el reinado de una mujer. Isabel I guió al país durante la Edad de Oro, mientras que Victoria e Isabel II (las dos monarcas que más tiempo han reinado) dejaron su huella con los que posiblemente sean los legados más ilustres y progresistas de todos.

Aunque es improbable que este bebé lleve la corona, su papel será significativo por ser la hija del segundo en línea al trono.

El príncipe Carlos no ha ocultado su deseo de reducir la monarquía, pero al ver a su familia consanguínea inmediata (Guillermo, Enrique y Jorge), parece que estará dominada por hombres. En una institución que para algunas personas es arcaica y desapegada, es imperativo tener una fuerte presencia femenina.

La princesa Ana (tía abuela del bebé de Cambridge) creció con tres hermanos y alguna vez la describieron como "el rey más grande que el país haya tenido". Es mecenas de más de 200 organizaciones benéficas y se presenta en unos 500 compromisos públicos al año.

Es una jinete sobresaliente y ganó dos medallas de plata y una de oro en los Campeonatos Europeos de Hípica, además de que fue la primera miembro de la familia real que compitió en las Olimpiadas.

Lo más importante es que ha apoyado a su madre durante todo su reinado, ha ondeado la bandera británica y ha promovido el nombre Windsor en todo el mundo. Como única hija de Isabel y Felipe, ha igualado y a menudo superado los logros de sus hermanos.

Las princesas Beatriz y Eugenia, que también son princesas de nacimiento, no son "miembros activos" de la familia real y generalmente solo se presentan en eventos de Estado y en ceremonias.

Lee: Las 10 familias reales de Europa y sus herederos

Así que sí, sería agradable que el bebé fuera niña para que todos podamos admirar los vestidos esponjados, las alas de hada y las zapatillas de ballet (aunque al ser una Windsor es más probable que la pase limpiando los establos y cazando faisanes), pero en realidad, el nacimiento de una niña es importante en un nivel más profundo: la monarquía necesita una niña para llenar el vacío femenino en las generaciones por venir.

La reina Victoria vio el comienzo del siglo XX y la reina Isabel dio la bienvenida al XXI. Si Jorge llega a los 87 años, sería el primer monarca del siglo XXII, pero como he dicho antes, la monarquía británica es todo menos predecible.

Si los corredores de apuestas están en lo cierto y Guillermo y Catalina anuncian el nacimiento de una niña como "repuesto" legítimo, ciertamente es posible que una séptima reina reciba el año 2100.

No obstante, en caso de que la pareja tenga un niño, sinceramente espero que no se escuche un gruñido de desilusión en todo el mundo… después de todo, las pocas ocasiones en las que hemos visto al príncipe Jorge han sido un verdadero placer.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El nacimiento de un bebé es motivo de celebración sin importar el sexo, la raza, la religión o incluso el estatus. Además, como lo ha demostrado el príncipe Enrique (el soltero más codiciado), las partidas de billar sin ropa también venden revistas.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Victoria Arbiter.

Ahora ve
Las preocupaciones que llevan a los hondureños a las urnas este domingo
No te pierdas
×