OPINIÓN: Reforma en disciplina financiera, ¿frenará el endeudamiento?

El problema no es adquirir deuda estatal, sino el gran riesgo son los niveles que alcanzan los plazos y a dónde son destinados esos recursos
El Senado mexicano aprueba la reforma financiera
Autor: Édgar Guillaumin | Otra fuente: 1

Nota del Editor: Édgar Guillaumin tiene estudios de Licenciatura y Maestría en Derecho Corporativo, cursa un Doctorado en Planeación Estratégica y Políticas de Desarrollo en la Universidad Anáhuac. Cuenta con más de 10 años de experiencia en relaciones gubernamentales e institucionales. Síguelo en su cuenta de Twitter: @guillaumin

(CNNMéxico)— En días pasados 19 legislaturas estatales aprobaron la reforma constitucional en materia de disciplina financiera, con esto, se culmina el proceso legislativo y pasará a su publicación por parte del presidente de México.

Esta reforma representa un avance muy importante para cuidar las finanzas de los estados y municipios, que en los últimos años han incrementado su endeudamiento de manera significativa.

Este mecanismo para generar ingresos adicionales a las entidades federativas y municipios ha crecido de forma alarmante en los últimos años, de acuerdo a la publicación del Instituto Nacional de Estadística y Geografía e Informática (INEGI) "Finanzas Públicas estatales y municipales en síntesis 2014", en 2008 los estados tenían ingresos por concepto de deuda pública de 12,000 millones de pesos, este mismo rubro para el 2011 pasó a más 99,000 millones de pesos.

Se logró un mayor ingreso, pero también se generó un pasivo fuerte, de 1998 al 2011 los egresos por concepto de pago de financiamiento creció un 356%, muy superior al concepto de inversión en obras públicas y acciones sociales que tuvo un incremento de 156%. Los estados cada vez tienen que destinar mayores recursos para pagar deuda.

Lee: OPINIÓN: Menos frases bonitas y más propuestas de los candidatos

Los municipios no tienen una historia diferente, los ingresos por financiamiento que tenían en 1998 era de 3,000 mdp, para el 2011 este concepto representó 24,000 millones de pesos.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en marzo 2013, la deuda pública representó el 38.8% del PIB, en contraste en el 2000 este concepto significaba el 25% del PIB.

El problema no es adquirir deuda, el gran riesgo es el nivel de endeudamiento, los plazos y sobretodo en que se aplica el dinero.

Respecto del primer punto, el 56.9% del total de la deuda pública de las entidades federativas se concentran en cinco estados y el Distrito Federal. Existe una gran concentración de deuda en donde estados como Veracruz y Nuevo León que encabezan este rubro, muy lejos de entidades como Querétaro que ha mostrado un nivel muy bajo de endeudamiento.

El promedio de plazo de deuda ronda los 14 años; es decir, más de dos periodos gubernamentales o cuatro administraciones municipales, lo que ha representado en muchas ocasiones una "bola de nieve", pues al enterar una nueva administración y encontrar que un porcentaje de sus egresos ya está comprometido al pago de deuda adquirida previamente, se busca cubrir los huecos generando nueva deuda, total que paguen los que vienen. 

Finalmente, ¿En qué se gasta? El 70% de los ingresos por deuda se destinan a gasto corriente, dejando un pequeño porcentaje para la generación de infraestructura en servicios como educación, salud, y transporte.

Que irresponsabilidad!!!

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Existen altas expectativas para esta reforma, espero que los resultados se vean pronto, muy pronto.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Édgar Guillaumin.

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×