OPINIÓN: 'Star Wars', una lucha muy cercana a la espiritualidad de islam

H. A. Hellyer encuentra en la saga de 'Star Wars' el reflejo de algunos de los postulados espirituales de la orden sufista del islam
Que la fuerza de 'Star Wars' te acompañe
Autor: H. A. Hellyer | Otra fuente: 1

Nota del editor: H. A. Hellyer es investigador no residente del Proyecto sobre Relaciones de Estados Unidos con el Mundo Islámico en el Centro para las Políticas de Medio Oriente de la Brookings Institution y de Estudios sobre Seguridad Internacional en el Real Instituto de Servicios Unidos de Londres. Síguelo en Twitter en @hahellyer.

(CNN) — El lunes 11 de mayo, el gobierno de Reino Unido anunció formalmente que la película Star Wars Episodio VIII empezaría a rodarse en los estudios Pinewood.

El 4 de mayo, es el Día de Star Wars, pero el 4 de mayo de 2015 también es el día 15 del rayab de 1436; rayab es uno de los meses más notorios del calendario islámico y la mitad del mes es una ocasión particularmente próspera.

Ciertamente, el día 15 de rayab es también el aniversario del nacimiento del imán Ja'far al Sadiq, un personaje espiritual profundamente importante para los musulmanes. La confluencia de estos días no debe subestimarse, ya que Star Wars es, discretamente, muy islámica (bueno, algo así).

En un artículo reciente, Graeme Wood argumentó que ISIS "es islámico… muy islámico", pero en realidad, la epopeya de Star Wars es al menos tan islámica como el grupo radical extremista, si no es que más. Claro que a diferencia de ISIS, George Lucas —el creador de esta saga— no recurre al vocabulario islámico, razón por la que las relaciones entre el mundo de los jedis y el islam pasan desapercibidas.

Esto probablemente sirve para proteger a Lucas, quien vendió la productora Lucasfilm a Disney y no supervisa la producción de la nueva cinta de Star Wars, de las acusaciones de la infiltración de la ley islámica (#CreepingShariah). Es más, Star Wars está en lo correcto en una cosa: la noción de la autoridad religiosa en el islam.

Tomemos por ejemplo a Obi Wan Kenobi y su relación con Luke Skywalker, así como la relación de Skywalker con Yoda (si es necesario, ignora el rodaje de las escenas más pertinentes sobre los jedi en Túnez, país musulmán con una larga tradición de espiritualidad islámica: el sufismo). La noción de los caballeros jedi se basa en gran medida en las características del sufismo tariqa, es decir, una orden espiritual sufista.

Hagamos a un lado el hecho de que todos los caballeros jedi llevan un atuendo que es básicamente un djellaba africano, que se popularizó gracias a los adeptos occidentales al sufismo en la década de 1970… Es más, no dejemos eso a un lado. Pero en todo caso, queda bien claro que el pequeño y verde Yoda es el maestro sufista, el murshid o guía que lleva al joven Skywalker por los distintos niveles del desarrollo espiritual en su búsqueda del Absoluto, el al Samad, uno de los atributos de los nombres de Dios en el islam. O si lo prefieres, la Fuerza.

Un guía verde

La relación entre Skywalker y su maestro avanza y debemos preguntarnos si es accidental que el Maestro Yoda viva en una cueva.

Fue en una cueva en donde una de las mayores inspiraciones de la espiritualidad islámica, el profeta Moisés, se encuentra con al Khidr, según el capítulo de La Cueva en el Corán.

Al Khidr, el personaje misterioso al que muchas personas consideran el tema de una historia coránica, es a quien el profeta Moisés debía seguir para aprender, pero como aparentemente su comportamiento era errático, Moisés no lo hizo. Khidr significa verde en árabe… y ¡sorpresa! Yoda es verde.

El código al que se apegan los jedis en estas películas es claro: es un código de caballerosidad absoluta ante el mundo exterior por un lado, y de control absoluto y total sobre sí por el otro.

Esa doble responsabilidad de consciencia de sí y de quienes los rodean es, una vez más, un tema que se repite en la espiritualidad islámica. Hace varios siglos, Abu-l-Qasim al Qushayri escribió la Risala al-Qushayriyya, la Epístola de Qushayri; el autor alcanza gran profundidad respecto al significado de la futuwwah —la caballerosidad— para el creyente serio.

Los musulmanes de las órdenes sufistas a menudo han escrito comentarios a esa obra, que es una de las bases de los textos espirituales islámicos secundarios, entre los que se cuentan los escritos de al Sulami y muchos más.

Autocontrol

Cuando se trata de controlar y gobernarse a sí (lo que se menciona como una de las tareas principales del sufí, conquistar el ego —nafs— propio) para poder servir solo al Único. Como señala al Qushayri: "La raíz de la caballerosidad es que el sirviente busque constantemente el bien de los demás. La caballerosidad es no considerarse superior a los demás. El que tiene caballerosidad es el que no tiene enemigos. La caballerosidad es ser enemigo del alma propia en aras de tu Señor. La caballerosidad es actuar con justicia, sin exigir justicia para sí. La caballerosidad es (tener un)… carácter hermoso".

De hecho, en el siglo XII, Nasir al Din, un líder musulmán, creó una orden de caballeros musulmanes innegablemente conectada con las órdenes sufistas y obligadas por su honor a seguir las instrucciones de los sabios espirituales. Eran famosos por brindar hospitalidad a los viajeros, pero también por ser duros con los opresores… ¡cuán jedi, en verdad! Tal vez no sorprende que al Qushayri señala un estado espiritual que llega: la firasah o la percepción. ¿Precisamente qué era lo que el Maestro Yoda quería que el joven Skywalker obtuviera si no era la firasah?

Pero también vemos en la epopeya de Star Wars lo que pasa cuando alguien elige el Lado Oscuro… y ciertamente, Darth Vader se parece mucho al autoproclamado califa, Abu Bakr al Baghdadi. Tal vez sea el Señor de los Sith, alguien que busca aprovechar el poder de la destreza espiritual para fines viles y devastadores.

Por otro lado, puede ser que a George Lucas le gustaran las capuchas norafricanas y que le hubieran contado algunas historias mientras filmaba en Túnez.

Star Wars podría no ser un historia basada en una galaxia muy, muy lejana… sino una mucho más cercana al islam —aunque sea solo en esencia— y mucho más que el mito del Estado de ISIS.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a H. A. Hellyer, quien no solo es jedi en secreto, sino que también trabaja como trekkie.

Ahora ve
Elon Musk presume Roadster, el auto deportivo eléctrico de Tesla
No te pierdas
×