OPINIÓN: ¿Está bien espiar a tu pareja?

Muchas personas creen que espiar a tu pareja revela desconfianza, inseguridad y socava las relaciones
Celular  (Foto: Getty)
Kelly Wallace
Autor: Kelly Wallace | Otra fuente: 1
NULL -

Nota del editor: Kelly Wallace es corresponsal digital de CNN y editora eventual que cubre temas de familia, carrera y vida. Lee sus otros artículos y sigue sus reportajes en CNN Parents y en Twitter.

(CNN) — Piensa en esta situación: tu pareja deja su teléfono celular en la mesa del comedor. Sus mensajes de texto y sus correos electrónicos están al alcance de tus dedos. ¿Mirarías? ¿Alguna vez lo has hecho? Si respondiste "sí", definitivamente no eres el único.

En un estudio que se llevó a cabo en 2013 en Reino Unido y que se publicó en el diario The Telegraph, el 34% de las mujeres reconoció que había husmeado en el teléfono celular de su pareja o expareja sin que esta se enterara.

Pero antes de que las mujeres empiecen a sentirse culpables por estas estadísticas, echen un vistazo a lo que se reveló acerca de los hombres.

Casi el doble de los hombres, el 62%, reconoció haber hecho lo mismo, según el estudio que se hizo entre 2,081 adultos en Reino Unido que estaban involucrados en una relación en ese entonces.

Lee: 'Hinge, la app que ‘delata a los infieles’

En el estudio también se reveló que lo que está en juego con este espionaje no autorizado podría ser enorme. Casi una tercera parte, el 31% de los participantes, dijo que consideraría poner fin a la relación si se enterara de que su pareja había estado husmeando en sus mensajes de texto, correos electrónicos y mensajes en redes sociales en su teléfono celular sin su consentimiento.

Espiar es 'la gota que derramó el vaso' para algunas personas

Micky, madre de dos hijos, dijo que espiar era "la gota que derramó el vaso" tras una larga lista de acontecimientos que la llevaron a poner fin a su primer matrimonio.

Cuenta que su primer esposo nunca confió en ella. "Al final, el matrimonio terminó tras una gran pelea: él me cuestionó por unos comentarios que le hice a un amigo en un correo electrónico privado, con lo que reveló que me había estado espiando", cuenta Micky (no usamos su apellido ni mencionaremos el apellido de los demás hombres y mujeres de este artículo dada la naturaleza delicada del tema).

Lee: La nueva 'prueba de amor', ¿dar tu contraseña de Netflix?

Micky cuenta que se decepcionó cuando, al principio de su relación con su segundo esposo (durante el noviazgo), leyó algunas de sus conversaciones de texto en Skype.

"Fue un gran error" dijo; agregó que a final de cuentas enfrentó a su pareja por lo que había leído. "Explicó de qué se había tratado la conversación pero estaba verdaderamente decepcionado de que lo hubiera espiado porque revelaba mi desconfianza. Estaba muy avergonzada y apenada por haberlo hecho".

Laurie, quien también tiene dos hijos, dijo que encaró el asunto hace diez años de forma muy diferente a como lo haría hoy.

Cuenta que en ese entonces espió "varias veces"; revisaba los correos electrónicos de sus parejas e incluso se metía a sus cuentas en varios sitios de citas porque pensaba que la estaban engañando.

Lee: 'Apps' de citas en Asia… algo más que Tinder

Hoy no lo haría, dice.

"Espiar no solo indica que eres inseguro, pero que no tienes una relación basada en la confianza", dijo Laurie. "Esta no es la clase de relación que querría tener".

Si las personas involucradas en una relación tienen que espiarse, entonces hay un problema en la relación, dijo Janeane, quien tiene cuatro hijos y dice que nunca ha espiado a su esposo.

"Una relación sin confianza no vale nada", dijo. "Si quieres saber algo, pregunta".

David está casado y tiene dos hijos; dijo que si una novia lo hubiera espiado, probablemente esa relación hubiera terminado muy pronto.

"La confianza es mi afrodisíaco", dijo. "No me gustan los dramas en mi vida y una novia insegura no cumpliría mis expectativas".

¿Hay casos en los que está bien espiar?

Julie Holland, psiquiatra en Nueva York y autora del libro Moody Bitches: The Truth About the Drugs You're Taking, the Sleep You're Missing, the Sex You're Not Having and What's Really Making You Crazy, dice que la comunicación es esencial.

"Mi consejo (para los pacientes) es que siempre necesitas hablar más con tu pareja, no menos", dijo. Además, la gente probablemente no llegará al fondo de algo espiando porque las parejas pueden tener otras cuentas de correo o podrían haber borrado los mensajes de texto o los correos electrónicos, dice.

"No necesariamente encontrarás lo que buscas, pero ciertamente estás abriendo una caja de Pandora en cuanto a la confianza y la intimidad".

Lee: Cuando las parejas no están sincronizadas en el sexo

Pero ¿hay algún caso en el que es correcto o necesario hacerlo?

"Si tu instinto te dice que algo está mal y han tenido la oportunidad de hablar al respecto pero de todas formas no estás satisfecho con la respuesta", podría estar bien investigar un poco más, dijo Leslie Yazel, editora ejecutiva de la revista Cosmopolitan.

Señaló casos, de los que se habló en su revista, de jóvenes que descubrieron que su novio abusaba de las drogas o era adicto al sexo por lo que encontraron en sus teléfonos o por haber encontrado un segundo teléfono en la casa.

"Estas chicas pudieron escapar de situaciones realmente malas", dijo Yazel, quien reconoció que estos ejemplos son algo extremo.

Lee: Casi la mitad de los padres desatiende a sus hijos por su celular: estudio

Diane está casada y no tiene hijos; dijo que se sentiría obligada a investigar solo si tuviera razones para creer que su esposo estuviera involucrado en "una conducta ilegal o inmoral".

Pero fuera de eso, espiar demuestra una falta de confianza, una inseguridad personal y un "total desdén por el derecho a la privacidad de una persona", dijo.

También mencionó las consecuencias no deseadas.

Una de sus amigas leyó los correos electrónicos de su esposo y descubrió que había estado coqueteando en internet con una exnovia, alguien a quien había conocido años antes de conocer a su esposa, cuenta.

"No estaba pasando nada. Era una crisis de la mediana edad y había terminado antes de que ella se enterara, pero casi destruye un matrimonio de 28 años".

Para algunas personas, revisar los correos electrónicos o los mensajes de texto no es 'espiar'

Kitty es soltera y dice que en las relaciones, ella y su pareja llegan al acuerdo de que siempre pueden leer los correos electrónicos y los mensajes de texto del otro.

"Yo no diría que lo que hago en las relaciones es 'espiar', porque eso implicaría que lo estoy haciendo a escondidas", dijo. "Si hacemos cosas por nuestra cuenta, eso significa que no tenemos una relación monógama".

"¿Qué si he leído los correos electrónicos y los mensajes de texto de mis parejas? Sí, y ellos sabían que lo hacía. Pero por otro lado, ellos podían leer los míos", explica.

Lee: 'Sexting', una tendencia en crecimiento entre jóvenes

Una mujer que tiene dos hijos y no quiso dar su nombre reconoció que espió al principio de su relación con el que hoy es su esposo.

"Lo hice al principio de la relación porque no confiaba en él (ni en ningún hombre, de hecho)", cuenta.

Al final se enteró de que no solo era digno de confianza, sino un "poco aburrido", dice. "No había pornografía, no había apuestas. Solo le importaba el trabajo".

Aunque no está orgullosa de lo que hizo y nunca se lo confesaría a su esposo, no se arrepiente. "No estoy segura de cuánto tiempo hubiera tardado en confiar en él completamente si no hubiera espiado".

¿Crees que es correcto espiar a tu pareja en algún caso? Comparte tu opinión con Kelly Wallace en Twitter en @kellywallacetv o en CNN Parents en Facebook.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Kelly Wallace.

Ahora ve
Historias de abuso sexual que han sacudido al mundo del entretenimiento
No te pierdas
×