El dólar, ¿rumbo a los 17 pesos?

El alza en tasas y una potencial caída en Wall Street impulsarán a la moneda: Roberto A. Ruarte muchos participantes compran pesos en momentos de confianza.
peso mexico 3  (Foto: Reuters)
Roberto A. Ruarte*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El tipo de cambio de un país es muy significativo por su comercio exterior, pero el valor de intercambio no depende exclusivamente de los importadores y exportadores de bienes y servicios, sino también depende de los flujos de entrada y salida de fondos que pueden ser financieros, y de inversión o desinversión, además del mercado de futuros, usado por diferentes participantes (comerciales, importadores y exportadores, grandes fondos de leverage o especulación y pequeños especuladores).

Este efecto especulativo hace que muchas veces los titulares de los bancos centrales o de Hacienda sostengan que su moneda está artificialmente alta o baja. Esto es anecdótico; el mercado tiene un precio que se negocia independientemente de que muchos consideren que el valor sea alto o bajo.

El valor del dólar genera siempre reacciones, siendo la moneda más importante para deudas y comercio exterior. Cuando su valor es alto, los exportadores están contentos, ya que tienen más pesos por sus exportaciones y el turismo se incrementa. Por el contrario, si el dólar baja, los exportadores sufren y se abre el negocio de importar muchos bienes y servicios.

En el caso específico de la relación del dólar y el peso mexicano, estos conceptos tienen una relevancia mayor. Al ser el peso una de las monedas emergentes más importantes y libres del mundo, muchos participantes eligen el mercado de futuros de Chicago para comprar pesos mexicanos en momentos de confianza, o tomar cobertura en momento de crisis vendiéndolos.

El dólar ha estado firme con todas las monedas del mundo, como el euro, la libra, el yen, y las monedas de mercados emergentes. Ya habíamos hablado de la situación particular del dólar-peso mexicano, y en este caso actualizamos su estado desde el punto de vista técnico.

Creemos que el dólar interbancario, que había alcanzado su máximo valor histórico en términos nominales en 15.67 pesos en marzo, se ha estado ajustando y consolidando. El valor mínimo de ese ajuste debería haber sido de 14.76 pesos y 14.98.

La figura técnica observada nos lleva a pensar que el dólar seguirá ganando posiciones contra el peso.   En efecto, quebramos los niveles máximos de 15.68 y el viernes colocamos nuevos máximos históricos en niveles de 15.76 para luego ceder posiciones. Creemos que el mercado está habilitando un movimiento a 15.82, 16 y 16.38 pesos para las próximas semanas, y ahora el fuerte soporte donde puede encontrar compras se ubica en 15.60-15.43 pesos para continuar con el avance a la zona de 16 pesos.

Si bien nuestro análisis es exclusivamente técnico y basado en el historial de gráficas y en interpretar la psicología de masas que mueve el factor especulativo de todo mercado, creemos que las razones estarán en tipos de interés al alza en EU.

Lo anterior implicará que la tasa de bonos mexicanos también vaya hacia arriba. Si bien el dólar  contra la canasta de monedas aún puede ajustarse más, gran parte del mismo ya se vio, y esto es particularmente cierto contra las monedas emergentes. El dólar terminó su ajuste contra el real de Brasil en 2.88, contra el rublo ruso en niveles de 48.85, contra el peso colombiano en 2,350 pesos, y contra el peso chileno en 592 pesos. Dentro de este esquema y teniendo en cuenta la liquidez del dólar, es posible que muchos elijan al peso para ponerse cortos o comprados dólares que le sirvan de hedge en sus respectivas monedas.

Si esto ocurre, el dólar será muy pedido nuevamente en México y veremos valores de 16 y 16.38 pesos. Adicionalmente, cuando tengamos una fuerte subida de las tasas de 10 y 30 años de EU, más una potencial caída de Wall Street del 10 % o 15%, la cobertura masiva podría empujar las cotizaciones de los precios tan alto como 17-17.50 pesos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Esto probaría que los mercados no son racionales, sino irracionales, como dice George Soros. Nosotros agregamos que estos son emocionales: cuando invade la confianza todos quieren pesos (en mayo de  2013 el dólar cotizó en 11.95 pesos), cuando hay miedo se dan compras especulativas de cobertura (en 2008 y 2009 el dólar pasó de 9.95 a 15.65 pesos). Creemos que este caso no será tan dramático como en 2008, pero un período de 3 a 5 meses de aversión al riesgo en forma global significará una renovada presión para el peso mexicano.

*El autor es director/editor de RuarteReports y analista de Infosel. @RuarteReports

Ahora ve
Así es la potente computadora que SpaceX envió al espacio
No te pierdas
×