OPINIÓN: Univision, un ejemplo para el Partido Republicano

El autor considera que lo republicanos deberían deslindarse de la retórica fanática de Donald Trump o sufrir rechazo del electorado latino
Donald Trump
Donald Trump  Donald Trump
Autor: Felix Sanchez | Otra fuente: 1

Nota del editor: Felix Sanchez es presidente y cofundador de la Fundación Nacional Hispana para las Artes de Estados Unidos.

(CNN) — Cuando Donald Trump inició su histórica búsqueda por la candidatura republicana a la presidencia, dijo: "¿Cuándo venceremos a México en la frontera? Se ríen de nosotros, de nuestra estupidez. Ahora nos están derrotando económicamente. No son nuestros amigos, créanme… Cuando México envía a su gente, no envían a los mejores. No los envían a ustedes. Envían a gente que tiene muchos problemas y traen esos problemas consigo. Traen drogas. Traen delincuencia. Son violadores. Asumo que algunos son buenas personas".

La mayoría de los personajes más prominentes de la política se rió del discurso severo del bravucón y apenas notaron la humillación que sufrieron los mexicoestadounidenses y sus hermanos latinos en el escenario mundial. A pesar de todos los "acercamientos" y las reformas que pregona el Partido Republicano, los latinos solo necesitaron unos segundos para volver a ser el saco de boxeo favorito del Partido Republicano.

Lee: "Mi papá no se droga ni es criminal", la respuesta de una mexicana a Trump

¿Dónde quedó la reacción del presidente del Comité Nacional Republicano, de los candidatos republicanos a la presidencia o de los líderes estatales? Se avergonzó a los 54 millones de latinos que viven en Estados Unidos, pero al parecer, ni la dirigencia del Partido Republicano ni los medios estadounidenses entendieron a cabalidad la profundidad del insulto, pero quedó marcado indeleblemente en la consciencia de los latinos de Estados Unidos y en la de nuestros "buenos" vecinos al sur de la frontera. Se ha hecho un daño irreparable.

Al observar el anuncio de Trump sobre su postulación como candidato a la presidencia de Estados Unidos, la creciente reacción de los latinos a su difamación generalizada empezó a bullir en internet y en las redes sociales. Las acusaciones repugnantes de Trump se escucharon fuertes y claras y los electores latinos se indignaron por su audacia y por las mentiras. Pero la comunidad latina también se siente profundamente frustrada no solo por el alcance del insulto, sino por la interpretación inadecuada que los medios hicieron de los comentarios de Trump.

Los latinos que consideran que México es su patria ancestral llegaron a una encrucijada y ya no aceptarán ser un chivo expiatorio de todos los males de Estados Unidos. Univision entendió la dinámica latina y reconoció que tenía la obligación moral de responder como empresa estadounidense al defender el honor y los derechos de sus televidentes. La empresa anunció que no transmitiría el concurso Miss USA, que es propiedad de Trump en parte. La decisión de Univision es ejemplo de liderazgo en el tema de los derechos civiles en la era digital.

Univision no permitirá que Trump segregue a los latinos. Univision no debería permitir que Trump obtenga ganancias de la comunidad latina. Univision no permitirá que su público leal sufra una falta de respeto una vez más con los dichos denigrantes de un falso profeta. Los latinos han recibido impulso con la traicionera letanía de Trump sobre los supuestos pecados de los latinos. El panorama es sombrío para las instituciones que no se deslinden de él.

Algunos artistas latinos, de todas las nacionalidades, también retiraron su participación en el concurso Miss USA 2015. Entre ellos se cuentan J Balvin, Cristian De La Fuente, Roselyn Sanchez y Zuleyka Rivera. Los latinos de todas las nacionalidades se unieron para exigir tolerancia cero a las instituciones que se hagan de la vista gorda y sigan teniendo relaciones empresariales o políticas con personas como Trump, quien de forma irresponsable ha manchado la reputación nacional de los latinos solo para obtener poder y ganancias.

¿Acaso el Partido Republicano no ha aprendido nada de las elecciones presidenciales de 2012, cuando Mitt Romney pidió que se implementara la autodeportación, lo que tuvo como consecuencia un éxodo masivo de latinos de las filas republicanas? El Partido Republicano ha acabado con su credibilidad y el que no rechace a Donald Trump y exija que abandone la carrera presidencial es prueba tajante de que nada ha cambiado sustancialmente, solo las apariencias.

Lee: "No me voy a disculpar de lo que dije de México": Donald Trump

La Agenda de Liderazgo Nacional Hispano (NHLA, por sus siglas en inglés), de la que la Fundación Nacional Hispana para las Artes forma parte, representa a 39 de las organizaciones de latinos más prominentes del país. La NHLA llamó a NBCUniversal a seguir el ejemplo de Univision y a retirarse de la transmisión de Miss USA, así como a poner fin a su relación económica con Donald Trump. Este lunes se confirmó que cortaban los lazos con el empresario, al igual que la cadena Televisa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Si el Partido Republicano ignora esta circunstancia o siguen trabajando con una persona que pregona tal fanatismo, la comunidad latina ciertamente manifestará su descontento y ejercerá su poder, no solo a través de los índices de audiencia de televisión, sino en las urnas.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Felix Sanchez.

Ahora ve
El primer discurso de Trump sobre la violencia en Charlottesville, Virginia
No te pierdas
×