El oro, ¿ganador de la devaluación china?

Días después del anuncio de la devaluación, el precio del oro creció 3%, explica Roberto A. Ruarte; la situación primordial del oro es ideal para una gran recuperación, opina el analista.
oro lingotes  (Foto: iStock by Getty)
Roberto A. Ruarte*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

China ha devaluado su moneda 4% en los últimos días, lo que generó un verdadero temblor en los mercados financieros.

El lunes y martes de esta semana, tuvimos fuertes caídas bursátiles que se observaron inmediatamente después del anuncio de la medida.

Si la idea es buscar ganadores y perdedores luego de este evento, podemos afirmar que el oro salió beneficiado. El metal saltó en sus cotizaciones desde niveles de 1,080-1,090 dólares por onza desde niveles de 1,120-1,125 dólares, que registraba antes del anuncio de China.

El gigante asiático espera ganar competitividad con esta decisión. Algunos analistas proyectan que la devaluación podría continuar para extenderse quizás en 10% de su moneda. El gobierno buscará recuperar sus exportaciones, generar mayor actividad y también adecuarse a la tendencia mundial de depreciación de monedas respecto del dólar.

Algunos se preguntan si esta medida sería el comienzo de la guerra de monedas, como algunos predicen.

A río revuelto ganancia de pescadores. En esta coyuntura, el oro parece haber recuperado su brillo y en dos días ganó prácticamente 3%, pasando a cotizar cerca de 1,125 dólares la onza.

Este metal ganó popularidad en 2011, alcanzó su pico en el mes de noviembre de ese año con valores de 1,920 dólares la onza. Pero su imagen fue cayendo en desgracia y en descrédito en la comunidad financiera.

De hecho, los años siguientes, 2012-2014, han sido años muy malos para el oro. Este año también comenzó mal para el metal dorado, con titulares muy negativos augurando una caída debajo de 1,000 dólares la onza.

Nuestra visión para el oro es positiva, lo ha sido durante todo 2015. Creemos que es posible que el 24 de julio el oro haya encontrado un importante piso en los niveles de 1,077 dólares la onza.

La situación del oro es ideal para un importante piso y una gran recuperación. El indicador COT, que mide la composición de las posiciones en el mercado de futuros, nos indica que la mayoría de los especuladores que tenían posiciones récord compradas en el año 2011 y que son seguidores de tendencia, se han convertido en vendedores netos por primera vez. Del mismo modo, los comerciantes que tienen el producto han pasado a ser compradores netos.

Cuando esto ocurre decimos que es síntoma que la tendencia está muy madura. De hecho, en 2011, los especuladores saturaron la tendencia alcista y ahora estaría sucediendo lo contrario, es decir saturando la tendencia bajista.

Los indicadores de consenso o sentimiento también registraron niveles muy bajos de optimismo y muy altos de pesimismo, evidencia de esto era la gran cantidad de pequeños especuladores del lado corto del mercado.

En general los pequeños especuladores cuando se vuelcan masivamente a una tendencia, lo hacen en los segmentos terminales de la misma. No estamos diciendo que un pequeño especulador se equivoque siempre, sino que cuando la mayoría está comprada es síntoma de pico y cuando está vendido o corto es síntoma de piso.

Así lo dijo Warren Buffet: “Cuando la mayoría se pone codicioso yo me vuelvo temeroso, y cuando la mayoría está temeroso yo me pongo codicioso".

George Soros también nos dice que ” el dinero está hecho para descartar lo obvio y apostar a lo inesperado”.

A partir de estos sabios consejos podemos apreciar que la mayoría está corto o vendido en oro, y temeroso, apostando por lo obvio, que es la baja del oro.

Consideramos que el mercado tiene la posición técnica perfecta para aplicar opinión en contraria y los especuladores pueden verse sorprendidos por una subida del oro, que obligue a cerrar posiciones cortas a los especuladores, lo que potenciaría aún más la subida.

Nuestro análisis sugiere que el oro podría regresar a la zona de 1,308 dólares la onza, aunque no descartamos un rally mayor a los 1,400-1,500 dólares la onza este año.

Las preguntas surgen: ¿será la supuesta guerra de monedas la excusa perfecta? ¿Habrá dado la devaluación del yuan la orden de partida para la subida del oro?

Es posible, mientras el oro no perfore 1,025-1,075 dólares la onza.

De todos modos, creemos más probable que se genere un rally o fuerte subida al menos a los 1,308 y los 1,500 dólares por onza. Las resistencias intermedias están claras encontrándose en 1,130-1,145 y en 1,210-1,230. Si se superan ambas confirmará que vamos a 1,308 y potencialmente a los 1,400-1,500.

Basándonos en términos de Elliott, podemos afirmar que desde 1920, la caída a los 1,075-1,140 dólares podría haber terminado un segmento bajista y el mercado estaría listo para recortar el menos 50% de las pérdidas desde los techos del 2011 a los pisos del 2014-2015.

Efectivamente, es esto lo que nos llevaría a la zona de 1,400-1,500 dólares la onza y al regreso del brillo de los metales preciosos.

Creemos que en los próximos meses hay buenas posibilidades, siempre y cuando los soportes mencionados de 1,075-1,025 no sean perforados. Lo que hemos observado estos primeros días podría ser el comienzo de una importante recuperación.

 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

*Roberto A. Ruarte es director/editor de Ruarte’s Reports y analista de Infosel.

Síguelo a través de Twitter: @RuarteReports y de facebook.com/ruartereports

Ahora ve
Los campos eólicos en La Ventosa, Oaxaca, dividen opiniones
No te pierdas
×