OPINIÓN: ¿Trump podría cambiar las reglas de la ciudadanía por nacimiento?

Si el empresario llegara a la presidencia de EU podría reformar las leyes de ciudadanía a través de un procedimiento legislativo
donald trump  donald trump
Autor: Danny Cevallos | Otra fuente: 1

Nota del editor: Danny Cevallos es analista legal de CNN y abogado penalista; ejerce en Pennsylvania y en las Islas Vírgenes estadounidenses. Síguelo en Twitter: @CevallosLaw.

(CNN) — Donald Trump, el aspirante republicano favorito a la candidatura republicana a la presidencia de Estados Unidos, dijo hace poco que derogaría una ley que otorga la ciudadanía estadounidense a las personas que nazcan en territorio de ese país.

Es una declaración que dejó a mucha gente pensando si puede hacerlo.

Ojalá tuviéramos una respuesta sencilla, pero como ocurre con muchas cuestiones legales, la respuesta es más complicada de lo que parece a simple vista y estas son las razones:

Muchas personas asumen que el derecho de ciudadanía que se confiere automáticamente a las personas nacidas en Estados Unidos siempre ha sido un derecho constitucional y, por ende, inmutable. Algunas personas señalan que no es así.

Por un lado, quienes están a favor del derecho a la ciudadanía por nacimiento argumentan que se estableció en la 14va Enmienda a la Constitución de Estados Unidos y que la Suprema Corte lo consolidó en 1898, cuando determinó que los niños nacidos en Estados Unidos eran ciudadanos estadounidenses, de acuerdo con esa enmienda, aunque los padres no fueran candidatos a recibir la ciudadanía.

La misma redacción de la 14va Enmienda no parece ambigua: "Todas las personas nacidas o naturalizadas en Estados Unidos, que por ende están sujetas a su jurisdicción, son ciudadanos de Estados Unidos y del estado en el que residan".

Pero analicemos esa cláusula: "Cualquiera (que haya nacido aquí)" más "por ende estén sujetas a su jurisdicción". La parte de "haya nacido aquí" queda clara, pero ¿qué tal el requisito adicional de "estar sujeto a la jurisdicción (de Estados Unidos)"?

Lee: Los bebés con derecho de nacimiento no son ciudadanos de EU: Donald Trump

Ese requisito jurisdiccional de la cláusula de ciudadanía es algo que podrías pasar por alto, probablemente porque captaste lo esencial en la parte de la cláusula que dice "nacidos" y dejaste de leer. Pero está allí.

¿Cuál era exactamente el significado de la cláusula de jurisdicción en 1868, cuando se ratificó la 14va Enmienda?

¿Significa simplemente que el bebé debe nacer en un lugar "sujeto a jurisdicción federal"? Si así fuera, ¿no se cumple ese requisito… en la parte que habla de haber nacido en Estados Unidos?

¿Significa en cambio que el bebé está sujeto a la jurisdicción federal en el sentido de que el bebé debe obedecer las leyes federales, como las que prohíben el fraude postal o el robo de bancos? Decir en voz alta que los bebés deben obedecer las leyes federales parece un tanto innecesario… o disparatado.

Muchos eruditos señalan que la parte de la cláusula que habla de la "jurisdicción", junto con su historia y la ley contemporánea, son prueba de que la ciudadanía no es un derecho constitucional de nacimiento, sino algo que el gobierno puede otorgar o quitar.

Ken Klukowski, analista legal, compara la redacción de la Declaración de Derechos Civiles de 1866 con el de la 14va Enmienda, que se redactó ese mismo año. Los estadounidenses de entonces otorgaron la ciudadanía a todas las personas nacidas en Estados Unidos que no fueran "súbditos de ninguna potencia extranjera". Klukowski argumenta que esta es la prueba de que la intención de la 14va Enmienda no solo era exigir que nacieras aquí, sino que tus padres también fueran ciudadanos. Interpretar la intención legislativa de hace cientos de años siempre es complicado, pero esta postura tiene ciertas bases modernas.

Por ejemplo: las reglas que rigen actualmente la inmigración establecen que el hijo de un diplomático extranjero, nacido en Estados Unidos, no es ciudadano estadounidense porque el bebé no está "sujeto a la jurisdicción" de Estados Unidos. Podrías pensar que una Constitución que garantiza incondicionalmente el derecho a la ciudadanía por nacimiento cancela automáticamente esa clase de leyes.

En cuanto a los fallos con los que la Suprema Corte ha reconocido el derecho a la ciudadanía por nacimiento, las decisiones del alto tribunal son ley suprema en el país hasta que un acto legislativo o una enmienda constitucional las revoque. Este es el procedimiento que Trump tendría que iniciar si quisiera abolir la 14va Enmienda.

Hay otro detalle interesante: es probable que muchos ciudadanos no se den cuenta de que su ciudadanía no está contemplada en la Constitución, sino en una ley federal. Actualmente, las personas nacidas en los territorios estadounidenses no tienen el derecho a la ciudadanía por nacimiento gracias a la Constitución, sino por ley… o no lo tienen, como es el caso de la Samoa Americana. Es interesante que, de acuerdo con Neil Weare, abogado especialista en el derecho de los territorios, estamos hablando de un candidato que se opone al derecho a la ciudadanía por nacimiento cuando incluso el gobierno de Obama está oponiéndose al derecho a la ciudadanía por nacimiento de los samoanos en un tribunal federal de apelaciones.

Aquí entra mi caso.

Yo nací en Japón. Mis padres son estadounidenses. La Armada envió a mi padre; mi madre se fue con él, probablemente para conocer un país nuevo en el que pudiera quejarse de la comida. Como nací en el extranjero, de padres estadounidenses, adquirí la ciudadanía por nacimiento, pero no de acuerdo con la Constitución, sino de acuerdo al artículo 301(c) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad. Eso significa que en el caso de las personas como yo, e incluso como Ted Cruz, nuestra ciudadanía emana de una ley federal que puede abrogarse.

Resulta que nuestra mentalidad racional no está de acuerdo con el derecho a la ciudadanía por nacimiento, principio que muchos de nosotros ni siquiera habíamos tomado en cuenta hasta esta campaña presidencial. El tema no solo abarca a los hijos de los inmigrantes, sino a todos los ciudadanos cuya ciudadanía es producto de una ley federal, no de la Constitución.

Entonces ¿podría Trump abolir el derecho a la ciudadanía por nacimiento si llega a la presidencia? Eso depende del significado real de la 14va Enmienda y de si el presidente puede convencer al Congreso.

Pero el presidente y el Congreso ciertamente pueden intentarlo con base en el alcance limitado de la Constitución actual o incluso a través de una enmienda. Incluso las enmiendas pueden enmendarse (¿recuerdan que las bebidas alcohólicas eran legales, luego no y luego lo fueron otra vez?).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

No crean que la Constitución no puede cambiar; ha cambiado antes. Tal vez el derecho a la ciudadanía por nacimiento es un derecho garantizado por la Constitución… hasta que deje de serlo.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Danny Cevallos.

Ahora ve
Elon Musk presume Roadster, el auto deportivo eléctrico de Tesla
No te pierdas
×