¿Es posible un dólar-peso en 15.60 para 2016?

El tipo de cambio se ve más cercano a 16.90-17.10 al cierre del año dice Roberto Ruarte; pero no descarta que pueda bajar a niveles de 15.50-15.60 a inicios de 2016.
El tipo de cambio del dólar frente al peso en la Ciudad de M  (Foto: Cuartoscuro/Archivo)
Roberto A. Ruarte*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El viernes pasado se conocieron los datos del empleo en Estados Unidos que de hecho fueron mejores de lo esperado y mostraron la fotografía de una economía estadounidense que sigue generando empleos y mostrando signos de robustez.

El mercado financiero interpretó de inmediato estos números, pensando que en la próxima reunión de diciembre de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed, por sus siglas de inglés), finalmente se producirá la tan anunciada subida de los tipos de interés de referencia, marcando con ello un fin de política monetaria de tasas cercanas a 0%.

Las reacciones que pudimos ver fue una caída muy importante del euro que pasó a cotizar debajo de 1.07 euros por dólar en los últimos días, la subida del dólar contra la mayoría de las monedas reflejándose en general en el dollar index que saltó a niveles de 99.50 muy cerca de sus máximos de 100.38 y en el dólar-peso mexicano que pasó de cotizar en el rango de 16.40-16.60 a alcanzar un pico de 16.918 pesos el martes en el peor momento del peso.

Ahora bien ¿la tan temida alza en los tipos de interés definitivamente cortará la subida bursátil que estamos viendo en Estados Unidos y también en México? y ¿qué sucederá con la relación dólar-peso?

En primer término creemos que la subida bursátil puede coexistir por un tiempo (entre 3 y 6 meses) con la subida de tasas y que eso empujará a los índices estadounidenses a nuevos máximos históricos para hacer su pico en algún momento entre marzo y mayo de 2016.

En segundo lugar, creemos que será con un dólar firme. En efecto, vemos al dollar index en niveles de 103-105 también hacia el primer y segundo trimestre de 2016; en contraposición vemos un euro débil buscando la paridad con el dólar para los mismos periodos.

Si nuestro análisis resulta ser correcto respecto a que tendremos una Bolsa estadounidense firme y dólar firme unos meses más, surge la siguiente interrogante: ¿A quién seguirá el dólar- peso mexicano?

No es fácil la respuesta a esta pregunta aunque nos inclinamos por pensar que seguirá a la Bolsa estadounidense, porque reflejará confianza en general y euforia.

Si este escenario prueba ser correcto, el techo del dólar-peso de 17.32 y de 17.34 vistos en agosto y septiembre no serán superados en lo que queda de 2015. Más aún, la zona de 16.90-17.10 debe contener cualquier subida del dólar como la que vimos días atrás.

El soporte del dólar ha demostrado ser fuerte en 16.30-16.40 pesos. Allí una y otra vez ha salido compra de dólares. De hecho, creemos que cuando esta zona sea perforada entraremos en una etapa de 3 a 5 meses de relajación del dólar-peso para ir debajo de los 16 pesos a objetivos de 15.60-15.50 pesos para el primer semestre de 2016.

Ahora bien, si contrariamente a lo que pensamos el súper dólar afecta a todas las monedas, más que la bonanza de Wall Street o la bonanza proyectada no se manifiesta como pensamos, habrá que cuidar la resistencia de 16.90-17.10.

Por encima de estos números, habrá riesgos de que vayamos arriba de 17.32-17.34 a la zona de 17.50-18 pesos, niveles que iremos monitoreando tanto desde reportes financieros a clientes como por este mismo medio.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Es importante vigilar los parámetros aquí mencionados pero un dólar peso en 15.50-15.60 en la primer parte de 2016 no debería de extrañarnos.

*Roberto A. Ruarte es director/editor de Ruarte’s Reports y analista de Infosel. Síguelo a través de Twitter: @RuarteReports y de facebook.com/ruartereports. Las ideas expresadas son de la exclusiva responsabilidad del autor y de ninguna manera deberían ser atribuidas a la institución para la cual trabaja ni a CNNExpansión.

Ahora ve
Lina es el auténtico automóvil del futuro por ser biodegradable
No te pierdas
×