El ABC del proyecto BEPS para evitar la doble tributación

El plan busca limitar la erosión fiscal a través de deducción de intereses, explica Alma Gutiérrez; busca además prevenir abusos en tratados y fortalecer reglas de empresas extranjeras controladas.
IMPUESTOS  (Foto: iStock by Getty Images.)
Alma Gutiérrez*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es un foro donde los gobiernos de diferentes países, incluido México, intercambian experiencias, aportaciones y puntos de vista sobre temas como el desarrollo económico, estabilidad financiera, comercio, inversión, tecnología, tributación y precios de transferencia, así como cooperación para el desarrollo, entre otros.

El caso particular de las iniciativas fiscales implementadas por la OCDE ha abierto el camino a tratados fiscales en todo el mundo.

Ante este contexto, el pasado 5 de octubre la OCDE emitió los documentos finales del proyecto Plan de Acción contra la Erosión de la Base y Traslado de Beneficios (Base Erosion and Profit Shifting), mejor conocido como BEPS por sus siglas en inglés, lanzado en julio de 2013, y que establece los siguientes objetivos, entre otros:

  1. Atender retos fiscales de la economía digital
  2. Neutralizar inconsistencias en acuerdos híbridos
  3. Fortalecer reglas de las empresas extranjeras controladas (Controlled Foreign Corporation)
  4. Limitar erosión a través de deducción de intereses y otros pagos financieros
  5. Atacar prácticas fiscales nocivas
  6. Prevenir abuso de tratados
  7. Prevenir evasión artificial de la caracterización de establecimiento permanente
  8. Asegurar que los precios de transferencia están en línea con la creación de valor: Activos Intangibles, Riesgos y capital y otras transacciones de alto riesgo.
  9. Establecer metodologías para recabar y analizar información relevante para BEPS
  10. Requerir la revelación de arreglos de planeación fiscal agresiva
  11. Re-evaluar la documentación de precios de transferencia (CbC report)
  12. Mejorar efectividad de mecanismos para resolución de disputas
  13. Desarrollar un instrumento multilateral para acciones anti-BEPS

De manera general, el objetivo del Plan de Acción BEPS es que las utilidades fiscales sean gravadas donde se llevan a cabo las actividades que generan dichas utilidades y donde el valor es creado.

Estas medidas se pretenden implementar a través de modificaciones para evitar la doble tributación, en perspectiva con las Directrices de Precios de Transferencia de la OCDE para Empresas Multinacionales y Administraciones Tributarias (Directrices) y las leyes domésticas, entre otras.

México y su perspectiva para combatir la evasión fiscal  

El 8 de septiembre de 2015 el Ejecutivo federal presentó ante el Congreso de la Unión el Paquete Económico para 2016, donde entre otros temas, propone un nuevo artículo (el 76-A) en la Ley de Impuesto sobre la Renta, que establece la obligación a los contribuyentes señalados en el artículo 32-H fracciones I, II, III y IV del Código Fiscal de la Federación (aquellos con responsabilidad para presentar declaración informativa sobre situación fiscal), que celebren operaciones con partes relacionadas, entregar tres declaraciones informativas relacionadas con la acción 13 del Plan de Acción BEPS: archivo maestro (master file), archivo local (local file) y reporte país por país (country by country report, CbC). 

El archivo maestro debe detallar información relevante sobre el negocio de las Empresas Multinacionales (EMN), las políticas de precios de transferencia y los acuerdos con las autoridades fiscales. Por su parte, el archivo local solicita información sobre el negocio local, incluyendo los pagos a partes relacionadas, esto es lo que conocemos como estudio de precios de transferencia.

En lo que respecta a la declaración país por país, el Paquete Económico 2016 establece que este reporte se presentará cuando los contribuyentes se ubiquen en alguno de los siguientes supuestos: 

  1. Personas morales controladoras multinacionales, entendiéndose como tales aquellas que reúnan los requisitos establecidos en la disposición de referencia, y
  2. Sean personas morales residentes en territorio nacional o residentes en el extranjero con establecimiento permanente en el país, que hayan sido designadas por la persona moral controladora del grupo empresarial multinacional residente en el extranjero como responsables de proporcionar la declaración informativa país por país

Cabe señalar que con la aprobación del  artículo 76-A como parte de la reforma fiscal 2016 México se ubica como uno de los primeros países en incluir en su legislación doméstica el nuevo enfoque estandarizado de documentación señalado en la Acción 13 del Plan de Acción BEPS.

También resulta importante mencionar que no se trata de la primera iniciativa de este tipo implementada en nuestro país, también destaca el formato 76 publicado en 2014 y que es obligatorio durante 2015, el cual establece que los contribuyentes reporten de manera trimestral sus operaciones relevantes en ciertos temas, como pueden ser los ajustes de precios de transferencia.

Cómo prepararnos ante el nuevo entorno fiscal

Con independencia de la incorporación de este enfoque de documentación a través de las tres declaraciones informativas, los contribuyentes deben prepararse para operar en este nuevo entorno, pues los requerimientos de revelación de documentación para determinar si las utilidades fiscales están siendo gravadas donde se llevan a cabo las utilidades y el valor es creado, van a ser una constante en todo el mundo.

En este nuevo escenario, identificamos tres etapas clave para que las empresas puedan cumplir con lo establecido por la autoridad fiscal: preparación, implementación y reporte sustentable.

  1. Preparación: Es necesario identificar cuáles, de todas las declaraciones informativas establecidas, son aplicables a cada uno de los contribuyentes, así como empezar a consolidar la información considerada como parte del master file, del local file y CbC report. En esta etapa también es clave evaluar las necesidades reales, tanto en sistemas como en mapeo de datos para estar en posibilidad de emitir la información necesaria para el llenado de las declaraciones informativas.
  2. Implementación: En esta fase se da paso al diseño de las soluciones tecnológicas para concentrar la información y recolectar los datos, se preparan los análisis y se emiten los reportes.
  3. Reporteo sustentable: Esta etapa, que se considera necesaria, se basa en validar la consistencia entre los diferentes formatos, declaraciones informativas y reportes a presentar.

Para el caso de México estas medidas serán una realidad para el ejercicio 2016 (información que deberá ser revelada en 2017).

En lo que respecta a las subsidiarias mexicanas, éstas deben comunicar a sus corporativos extranjeros que el archivo maestro va a requerir que las subsidiarias presenten información ante las autoridades mexicanas.

Estas medidas son parte de un tema global no exclusivo de México; el hecho de que nuestro país esté de manera proactiva implementando estos nuevos requerimientos, permitirá a las autoridades fiscales mexicanas desarrollar una evaluación de riesgos para evitar la erosión de la base gravable a través del traslado de utilidades, lo que se traduce en un mayor fortalecimiento del sistema fiscal del país.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

*Alma Gutiérrez es socia de Precios de Transferencia de EY.  Cuenta con más de 15 años de experiencia en impuestos y precios de transferencia, así como en servicios de planeación para operaciones domésticas e internacionales en México y Centroamérica para industrias como la automotriz, de servicios, tecnología, retail, maquiladoras y farmacéutica, entre otras.

 

Ahora ve
Cinco presuntos terroristas fueron abatidos en Cambrils, Cataluña
No te pierdas
×