La inflación rebotará aritméticamente en enero

La inflación se encamina a terminar el año más cerca de 2% que del objetivo de 3%, dice Coutiño; sin embargo, 2016 demostrará que la baja inflación fue insostenible, apunta el autor.
inflacion  (Foto: Getty)
Alfredo Coutiño*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Por primera vez en la historia inflacionaria del último medio siglo, 2015 es el primer año, en poco más de dos décadas de independencia monetaria, en que el objetivo de inflación se rebasa en la mayor parte del año, excepto en los primeros cuatro meses.

Sin embargo, la fiesta desinflacionaria llegará a su fin a partir de enero, cuando solo por rebote estadístico la inflación se acercará a su objetivo de 3% para mantenerse al alza a lo largo del año.

Diversos factores ayudaron a la desinflación de precios de 2015. Entre ellos se encuentran la alta base de comparación de 2014 cuando los precios aumentaron por la reforma fiscal, el ajuste a la baja de las tarifas telefónicas y de servicios relacionados, la moderación en las tarifas públicas y precios regulados, la baja en precios agropecuarios, y por supuesto la reducción artificial de las tasas de interés. Así, la inflación cayó desde 4.1% a finales de 2014 a casi 2% en 2015.

Recomendamos: Inflación en México hila siete meses en mínimos históricos

Algunos de estos factores ya no estarán presentes en 2016 y otros ya se habrán ajustado, por lo que su efecto positivo sobre los precios será mucho menor o incluso nulo. Sin embargo, los dos factores más importantes que le darán fin a la desinflación serán el efecto aritmético negativo de la base de comparación y la realineación de precios que va a ocasionar la persistente depreciación cambiaria.

De hecho solo por efecto aritmético, la inflación de enero saltará desde casi 2% en diciembre para acercarse a 3%. Si a esto se le agrega el inicio de la materialización de incrementos de precios rezagados ante la depreciación del peso, entonces la inflación de enero bien podría sorprender con una tasa por encima de 3%. Hay que recordar que muchos precios privados se mantuvieron reprimidos durante 2015, no obstante la depreciación cambiaria, pero que en muchos casos esta contención ya es insostenible.

Lee: Inflación baja, ¿cuánto tiempo más?

Así, aun considerando que los precios al consumidor retoman su trayectoria de crecimientos normal pero moderada, la inflación en 2016 podría terminar cerca de 4%. Si el traspaso cambiario se da bajo condiciones normales, entonces la inflación podría rebasar el 4%. Así, el escenario de una inflación de 3% para finales de 2016 se ve difícil.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Todo parece indicar que la desinflación de 2015 podría quedar como un hecho fortuito y que no volverá a repetirse en 2016. Así, la baja inflación de 2015 pronto demostrará que fue insostenible.

*Alfredo Coutiño es director para América Latina en Moody’s Analytics.

Ahora ve
Estados Unidos designa a Corea del Norte ‘patrocinador del terrorismo’
No te pierdas
×