China, ¿la antesala de una tormenta financiera en 2016?

La debilidad del yuan y la caída de la Bolsa china marcaron el inicio del año: Roberto A. Ruarte; para este 2016 se espera fuerte volatilidad en monedas, en ‘commodities’ y Bolsas mundiales.
china mercados  (Foto: Especial)
Roberto A. Ruarte*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

2016 empezó movidito en los mercados financieros.

Este lunes se depreció el yuan en China, cayó su Bolsa y empezaron a tambalear muchas fichas del dominó que hacen presagiar la tormenta financiera perfecta que estamos proyectando para 2016, pero la pregunta es: ¿ya empezó o es una simple muestra de lo que se vendrá mucho más adelante?

A los amantes de las estadísticas les gusta decir que lo que hace el mercado en el primer día del año, refleja en un alto porcentaje, el resultado de lo que sucederá a lo largo del año. Esto es parte de las estadísticas de la serie histórica de Wall Street de más de 200 años.

En este caso, nuestro análisis, que no se basa en series estadísticas, sino en tratar de interpretar la psicología de masas a través de una técnica conocida como Elliott, que aplica la secuencia numérica de Fibonacci, coincide en señalar que lo observado este lunes puede ser una muestra de lo que tendremos como balance en 2016.

Fuerte volatilidad en monedas, en commoditiesen Bolsas mundiales y el año puede terminar siendo un año deflacionario, con caídas generalizadas de Bolsas, commodities y monedas de mercados emergentes.

Recomendamos: México crecerá 2.8% en 2016, prevé el Banco Mundial

Lo cierto es que lo visto el 4 de enero, primer día hábil de cotizaciones, con una caída en la Bolsa China de 7% que detuvo las cotizaciones, con un yuan que empezó a acelerar su depreciación con el dólar, contagió a todos los mercados.

Vimos caídas en Europa superiores a 4% y la Bolsa más importante del mundo, la de Estados Unidos, cedió más del 2% afectando también al mercado mexicano en su Bolsa de valores y en su moneda, el peso mexicano.

Nosotros leemos la decisión de la Fed de subir las tasas en diciembre como una señal de complacencia, reconociendo que la economía americana está mejorando lo suficiente para tener unas tasas más normales de referencia.

En realidad, se subió la tasa porque los directores del Banco Central, el más importante del mundo, ven señales positivas en el empleo americano, en el crecimiento y baja inflación de precios.

Lee: ¿Otro año sin pena ni gloria para la Bolsa Mexicana?

Pensamos que lo que hemos visto sobre las medidas de los bancos centrales tanto el europeo, que aún está en política expansiva, como la de la Fed, que está abandonando la misma, han colmado de esteroides al único mercado que se ha inflado, que son los mercados bursátiles.

Todos los commodities, algunos en 2008, como el petróleo en 147 dólares, otros metales preciosos como el oro desde 1,920 dólares en 2011, así como también metales básicos como cobre, zinc, aluminio, y alimentos desde 2012, han empezado un proceso deflacionario muy importante.

Dependiendo del commodity que tomemos en cuenta, los mismos se encuentran entre un 35 y 78% debajo de los niveles máximos de 2008. Si tomamos en cuenta el commodity más seguido por los mexicanos: el petróleo, al escribir este artículo cotiza en 34 dólares, que comparado con los máximos de 2008 de 147 dólares, significa una caída del 75%,  mientras que Wall Street aún con los niveles actuales de 2,000 puntos del S&P 500 si lo comparamos con los 1,545 del techo de 2007, es un 30% más y con el de 2008, de 1,400 puntos estamos hablando de un 40% más.

En términos relativos, el poder de compra del S&P 500 eran menos de 10 barriles en 2008, hoy es de 59 barriles; es el caso más extremo dentro de la relación entre la Bolsa y un commodity. Con otros  la diferencia es menor pero claramente se observa cómo hay un activo que se inflacionó, la Bolsa americana, y otro que se deflacionó, el petróleo, este último como la muestra más extrema de un commodity.

Esta relación debe corregirse y creemos que ello ocurrirá en 2016 y probablemente este año  nos entregue en el segundo semestre, mucho de lo que hemos visto el primer día del año: caídas bursátiles fuertes, caídas de commodities, monedas emergentes lideradas por el yuan depreciándose.

Es decir, que en 2016 puede desatarse la tormenta financiera perfecta. Esperamos equivocarnos porque nadie quiere una crisis, pero el año Fibonacci señala que 2016 puede entregarnos algo parecido al 2008.

Recodemos que en 2008 tuvimos caídas fuertes bursátiles, monedas de emergentes débiles y fuerte caída de commodities.

Sin embargo, en el corto plazo vemos mucho negativismo y el mercado sanciona consensos, por lo tanto no descartamos que los mercados sorprendan y puedan estar preparando un periodo reflacionario de bolsa y commodities, subidas fuertes aunque engañosas, previas a una muy fuerte deflación después del primer trimestre o semestre del año.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Lo del primer día del año es una muestra de lo que veremos en gran parte de este 2016. Si es así  y como un viejo amigo mío solía decir ¡Ojalá Dios nos agarre confesados!

*Roberto A. Ruarte es director/editor de Ruarte’s Reports y analista de Infosel.

Ahora ve
Estas son las últimas campanadas del emblemático Big Ben
No te pierdas
×