El petróleo y el dilema del huevo o la gallina

¿Qué tiene que ver este dilema con el petróleo y los mercados?, Roberto Ruarte lo explica; así como si la subida del petróleo es mala o buena para Wall Street.
petroleo  (Foto: iStock by GettyImages)
Roberto A. Ruarte*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Por mucho tiempo, tanto cotidiana como científicamente, persistió una gran duda: ¿Qué  existió primero, el huevo o la gallina? Una universidad inglesa, no hace mucho tiempo, dice haber demostrado que la gallina existió antes que el huevo… ¿La explicación? Una proteína de los ovarios de las gallinas: la ovocledidina-17 (OC-17) ¿Fin del dilema entonces? Posiblemente.

¿Qué tiene esto que ver con el petróleo y los mercados financieros? Sucede que en los últimos días los analistas, los observadores y los medios consideran que la persistente caída del petróleo que no encuentra piso, es lo que explica la caída de la Bolsa estadounidense.

Algunos se animan a decir que la crisis china, no es tan importante como la caída de los precios del petróleo que empuja al sector energético de EU continuamente a nuevos mínimos y esto afecta a todo Wall Street y debido a su importancia, a todos los mercados mundiales.

China es uno de los principales consumidores de petróleo del mundo y si esta economía está en problemas,  la demanda tiende a caerse y la oferta se ha mantenido o ha crecido, según lo que muestran los inventarios de petróleo publicados durante las últimas semanas.

Se cae China, esto implica problemas en China, incertidumbre hacia el consumo del petróleo, esto hace caer el petróleo y por ende presiona a Wall Street que ha tenido el peor comienzo de su historia.

Lee: Casi la mitad de las acciones de EU, en mercado bajista

Siempre remarcamos que el ser humano al ser racional busca razones en donde hay emociones, si no cómo se explica que la gran subida del petróleo de 2007-2008 fue indicada como uno de los motivos de la caída de 2007-2008 en la Bolsa estadounidense y ahora la situación inversa también es usada para justificar la caída de Wall Street. En ese caso, la caída del petróleo afecta al mercado americano y entonces surge el interrogante: ¿la subida del petróleo es mala o buena para Wall Street?

Aquí es donde se presenta el dilema del huevo o la gallina. ¿El petróleo debe recuperarse para que la Bolsa estadounidense recupere su tendencia alcista desde  2008-2009, o el petróleo necesita que se recupere Wall Street y China para poder recuperar sus alicaídos valores de 29.93 dólares alcanzados al inicio de esta semana?

Nosotros creemos que la gallina es la Bolsa estadounidense. Consideramos que si bien el petróleo alcanzó en 29.93 dólares ciertos objetivos importantes, está muy sobrevendido y con todas las características técnicas para un rebote a 38 y posiblemente a 50.92 dólares, el rebote no vendrá con una caída en picada de Wall Street.

En 2008 tuvimos una prueba de ello: la severa caída de la Bolsa terminó generando una de las caídas más importantes de la historia en el petróleo pasando de 147 dólares a niveles de 32 dólares en solo cuatro meses, algo que muchos operadores y  traders  aún recuerdan con asombro.

Es decir, si bien petróleo y Wall Street  se han retroalimentado en los últimos días con nuevos mínimos, creemos que la gallina es la Bolsa estadounidense que debe encontrar freno y no espiralizar su caída. Si ello ocurre, será posible un gran rebote del petróleo que limpiará la gran sobreventa existente.

Lee: 10 dólares por barril, ¿el piso para el petróleo?

Si la Bolsa de Estados Unidos logra consolidar un piso en niveles cercanos a los actuales y lateralizar el petróleo, sería todo lo que necesita para un gran rebote. Un movimiento del petróleo por encima de 32.25 dólares podría ser indicativo que el rebote está en fuerza a 38.50 y potencialmente a 50.92 dólares. Pero si la caída de Wall Street se espiraliza y se acentúa tipo pánico, el petróleo continuará con su mercado bajista a los objetivos de 25 dólares que habíamos proyectado para 2016.

El escenario ideal sigue siendo los pisos cercanos y rebotes tanto para la Bolsa estadounidense como petróleo de tres  meses, para luego de esa  engañosa recuperación, unirse ambos en tandem a la caída hacia la segunda parte de  2016 con una deflación generalizada como la observada en  2008.

2016 es un año Fibonacci  que creemos  finalizará como comenzó: monedas emergentes débiles, bolsas débiles, commodities débiles y deflación por doquier. Sólo resta saber si tendremos un respiro o un veranito antes de seguir con la tendencia deflacionaria o si la misma se acentúa.

Aquí la gallina, que claramente es Wall Street, debe poner su huevo y bien negro para que nazca el rebote del petróleo.  ¡Muerta la gallina,  lamentablemente el huevo nunca dará a luz!

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

*El autor es director/editor de Ruarte’s Reports y analista de Infosel.

Twitter: @RuarteReports

Ahora ve
Momentos de terror y caos tras ataque terrorista en Barcelona
No te pierdas
×