¿Wall Street va en caída libre?

La Bolsa tiene varios índices que pueden adelantar qué pasará con los mercados: Roberto A. Ruarte; El Dow Jones y el Nasdaq mantienen la posibilidad de una recuperación en el mercado.
operador wall street  (Foto: CNN)
Roberto A. Ruarte*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En nuestro artículo anterior para este espacio, hablábamos del huevo y la gallina para demostrar la relación entre el petróleo y la Bolsa estadounidense.

El concepto básico es que ambos caen en tándem (unión de dos personas o dos grupos) y ambos se recuperarán en forma conjunta. No vemos un piso para el petróleo mientras la Bolsa no consiga el suyo, ni otro piso para Wall Street mientras el petróleo no edifique uno sólido. De hecho, ambos se retroalimentan en la caída y lo harán si viene una recuperación.

En esta oportunidad, nos ocuparemos de la Bolsa estadounidense y analizaremos varios índices bursátiles importantes: el más tradicional de todos los indicadores es el Dow Jones Industrial, que aglutina a las 30 empresas más importantes de Estados Unidos. Sin embargo, es una muestra pequeña de lo que significa Wall Street. Debido a esto es que en los últimos años el S&P 500 (las 500 empresas más importantes de EU) ha cobrado gran valor entre los operadores, más aún los que operan mercados de derivados.

El otro índice que sigue en importancia es el Nasdaq Compuesto y el que operan los derivados, el Nasdaq 100, que agrupan al sector tecnológico estadounidense. Sin embargo, existen muchos otros indicadores tradicionales que dan una idea más acabada de lo que están haciendo en promedio todas las acciones de Wall Street.

Por ejemplo el Value Line Arithmetic Index, que aglutina el promedio del comportamiento de 1,675 acciones, el Russell 3000 que tiene con sus 3,000 acciones aproximadamente el 98% de las empresas mayormente capitalizadas de EU, el Russell 2000 que tiene las de pequeña capitalización más importantes y otros índices tradicionales como el NYSE Composite que tiene más de 2,000 acciones entre locales y foráneas.

De todos estos índices, sólo el Dow y el Nasdaq no han perforado los mínimos valores del denominado Black Monday del 24 de agosto; es decir los mínimos valores de 2015, tanto S&P 500, NYSE, Russell 2000, Russell 3000 y el Value Line Arithmetic Index lo han hecho, conformando un cambio de tendencia de alcista a bajista.

Según la teoría de Charles Dow, un mercado que no puede superar los máximos previos y perfora mínimos anteriores,  conforma una nueva tendencia bajista con picos menores y pisos menores y esto es lo que han confirmado estos cinco índices bursátiles.

Adicionalmente y aquí lo preocupante, es que muchos de estos índices han conformado patrones de reversión de tendencia muy importantes denominados Cabeza y Hombros. Esta figura ha aparecido en muchos índices en la crisis de 2011, en la crisis de 2007-2008, en la de 1972-1974 y la más importante: de 1930-1932 que anticiparon grandes caídas posteriores.

Estas figuras que son mostradas a continuación sugieren que la caída observada en este 2016 puede agudizarse para llevar los precios a objetivos que pueden estar entre 15 y 20% debajo de los actuales precios.

cnnexpansion

 

 

cnnexpansion

 

 

 

cnnexpansion

 

 

cnnexpansion

 

 

cnnexpansion

Estos objetivos de las figuras son mínimos ya que en la década del 30, la caída fue varias veces mayor al objetivo, lo mismo sucedió en la de 2007-2008. Cabe aclarar que solamente en 1972-1974 y en 2011 el mercado respetó los objetivos.

Si esto ocurriera, el escenario de 2008 puede volver a repetirse,  más aún siendo 2016 un año Fibonacci, en el que se cumplen cinco años de la crisis europea, ocho años de la crisis de Lehman, 13 años de la crisis de la guerra de Irak, 21 años de la crisis del Tequila, 34 años de la crisis más importante de México y el peor momento de la Bolsa estadounidense  ajustada por inflación. Es decir: 5, 8, 13, 21, 34 años en armonía de importantes crisis previas sugieren la actual crisis.

2008 fue un año Fibonacci al cumplirse cinco años de la crisis de Irak, 8 años del techo histórico de las tecnológicas, 13 años del Tequila, 21 años del Crash de 1987 y 34 años del piso nominal de Wall Street en 1974.

La figura de Cabezas y Hombros así como también la perforación de los mínimos de 2015, sugieren que hemos entrado en mercado bajista en Wall Street y que independientemente de los rebotes de todo mercado en caída, que suelen ser rápidos y fuertes,  precios sustancialmente más deprimidos pueden darse en 2016. Es un espiral deflacionario que incluye caídas bursátiles, de commodities y de monedas emergentes en tándem.

La histórica sobreventa y el gran negativismo existente en la actualidad, sin embargo, son condimentos que hacen pensar que una recuperación puede estar a la vuelta de la esquina, pero ya lo decía un veterano trader que vivió grandes crisis en el mercado: cuando el mercado está sobrevendido, muy negativo y no es capaz de oficiar un buen rebote es que debemos prepararnos para lo peor.

El Dow y el Nasdaq se mantienen arriba de los mínimos de agosto de 2014 y mantienen la posibilidad de una recuperación en los índices pero quebrados los mínimos de agosto, serán los últimos que confirmarán el cambio de tendencia de alcista a bajista desde 2008-2009, algo que están mostrando los índices que representan a la mayoría de las acciones americanas.

Todo cae en tándem y si rebota, lo hará en conjunto. Veremos entonces si el pánico que se está apoderando de los operadores toma un respiro. Si ello ocurre, sería una oportunidad para aliviar posiciones de riesgo ya que creemos que el balance del año Fibonacci será negativo y lo observado en las primeras dos semanas sirve como muestra de lo que puede caracterizar este 2016: volatilidad y deflación por doquier.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

*El autor es director/editor de Ruarte’s Reports y analista de Infosel.

Twitter: @RuarteReports

Ahora ve
La NASA subasta la primera imagen de la Tierra desde el espacio y otras fotos
No te pierdas
×