El referendo de Bolivia, ¿proceso de consulta ejemplar?

Los ciudadanos en ese país sudamericano decidirán si el presidente puede reelegirse dos veces; el ejercicio hasta ahora ha cumplido con los estándares internacionales sobre votaciones populares.
Evo Morales campaña sí  El presidente Evo Morales ha hecho campaña a favor de la reforma que lo beneficiaría con extender su mandato. /  (Foto: Reuters)
Yuri Beltrán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El próximo 21 de febrero se llevará a cabo un referendo constitucional en Bolivia, donde se decidirá si se modifica la Constitución para que cualquier presidente o presidenta pueda reelegirse por dos veces de manera continua. Esto se debe a que en el país andino, cualquier reforma parcial a la Constitución necesita ser aprobada por referendo.

De ganar el sí a la propuesta, el actual mandatario, Evo Morales, podría reelegirse para el periodo presidencial de 2020-2025, ya que el resultado es vinculatorio y debe ser acatado obligatoriamente por los órganos de gobierno.

El ejercicio tendrá validez sólo si participa el 50% más uno de los electores habilitados en el padrón y si, además, los votos válidos (por el sí y por el no) suman más que el conjunto de votos en blanco y nulos.

En América, existen varios países que permiten la reelección de un periodo, pero prohíben la reelección indefinida como es el caso de Estados Unidos, Argentina o Brasil.

De manera opuesta, en Venezuela y Ecuador la reelección indefinida es posible. Si gana el sí a la propuesta de modificación constitucional, Bolivia quedaría en medio de ambas posibilidades al permitir dos periodos de reelección presidencial de manera consecutiva.

El presidente Morales ha gobernado Bolivia desde 2006, se reeligió en 2010 y volvió a hacerlo en 2015. La posibilidad de reelegirse en 2020 surge debido a que el Tribunal Constitucional resolvió que el periodo presidencial de Morales de 2006-2010 no contaba por ser anterior a la refundación del país como Estado plurinacional.

Se ha discutido mucho sobre si la reelección de Morales beneficia o perjudica a la democracia boliviana, sin embargo, poco se ha subrayado si el ejercicio consultivo acata estándares internacionales de buenas prácticas electorales.

El “Código de Buenas Prácticas sobre Referendos” de la Comisión de Venecia establece diferentes criterios que deben ser considerados en este tipo de procesos consultivos.

Entre otras cosas, se señala la importancia de considerar: 1) el reconocimiento del derecho a votar de los ciudadanos que residen en el extranjero; 2) la garantía de igualdad de oportunidades para los simpatizantes y opositores de la propuesta sujeta a votación; 3) el papel de la autoridad pública, que si bien no debe prohibirse su intervención, debe evitarse el uso de fondos públicos y una campaña excesiva o imparcial que influya en el voto; 4) la pregunta puesta a votación no debe sugerir una respuesta y debe responderse con un sí o un no, o con un voto blanco, y 5) la necesaria presencia de observadores nacionales e internacionales para el proceso consultivo.

Veamos brevemente cada uno de estos rubros.

1) Respecto al voto de los bolivianos que viven en el extranjero, en el referendo podrán votar aquellos mayores de 18 años inscritos en el padrón electoral que residan en el país o en alguna de las 73 ciudades de los 33 países donde el Estado boliviano tiene oficinas consulares. Esto muestra que se permitirá a los bolivianos que residen fuera del país sufragar en este ejercicio.

2) Las campañas a favor y en contra de la reelección de Morales iniciaron el 6 de noviembre y concluirán el 17 de febrero. Distintos medios de comunicación señalan que la discusión en el país andino se ha incrementado. Los opositores al oficialismo destacan que el discurso de Morales está buscando la polarización, mientras que el mandatario se queja de que la oposición está generando una guerra sucia en su contra. Si bien esto puede facilitar que las dos posturas, la del sí y la del no, tengan oportunidades de ser difundidas de manera igualitaria, no debe olvidarse que la postura del sí es más fácil de identificar, pues es encabezada por el oficialismo, mientras que la del no carece de esa visibilidad. Actualmente, las encuestas muestran un posible resultado muy cerrado.

3) Respecto al uso indebido de recursos y la necesidad de evitar una campaña excesiva por parte de la autoridad pública, existen denuncias mediáticas de una campaña muy activa en los medios de comunicación estatales a favor de la postura presidencial. Dichas denuncias tienen que ser evaluadas en el contexto amplio de una campaña polarizada, así como de una posible cancha inclinada, dado que el gobierno tiene recursos de los que carece la oposición.

4) La pregunta puesta a votación señala lo siguiente: “¿Usted está de acuerdo con la reforma del artículo 168 de la Constitución Política del Estado para que la presidenta o presidente y la vicepresidenta o vicepresidente del Estado puedan ser reelectas o reelectos por dos veces de manera continua?” La posibles respuestas son “Sí” o “No”, o se puede dejar la boleta en blanco.De hecho, en la boleta también aparecerá la leyenda que aclara que por “Disposición Transitoria de la Ley de Reforma Parcial de la Constitución Política del Estado, se considera como primera reelección al periodo 2015-2020 y la segunda reelección el 2020-2025”. El cuestionamiento formulado pareciera cumplir con la normativa de Venecia al no sugerir una respuesta en la pregunta y permitir el sufragio por la opción preferida e incluso la posibilidad de dejar en blanco la boleta.

5) Cumpliendo con lo señalado por la Comisión de Venecia, el referendo contará con la presencia de organismos internacionales que observarán el proceso electoral, entre ellas la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Organización de las Naciones Unidas (ONU) —a través de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (Oacnudh). Asimismo, el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia invitó a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y a la Unión Europea (UE) para que sigan el proceso consultivo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En suma, este referendo marcará el futuro de la democracia boliviana, que se encuentra en manos de los ciudadanos. Su organización parece cumplir con estándares internacionales. Habrá que estar pendientes, sin embargo, de las recomendaciones que emitan las misiones que ya están radicadas en Bolivia y de la libertad con que los ciudadanos se puedan expresar.

* Yuri Beltrán es consejero electoral del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF).

Ahora ve
Este recorrido muestra la historia de la magia de Harry Potter
No te pierdas
×