OPINIÓN: Gestionar la innovación, imprescindible en las estrategias de negocio

La innovación se presenta como un elemento clave en la generación de valor en el entorno de negocios en México.
Como objetivo estratégico, la innovación debe contar con un líder o un equipo de líderes responsables de su gestión.
Innovación  Como objetivo estratégico, la innovación debe contar con un líder o un equipo de líderes responsables de su gestión.  (Foto: Cortesía)
Por: MARTÍN JORGE DEL CASTILLO Y CASTILLO

Nota del editor: Martín Jorge del Castillo y Castillo es presidente del Comité Técnico Nacional de Dirección Estratégica del IMEF. Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad del autor.

(Expansión) — Desarrollar la estrategia de negocios requiere un proceso de planeación cuidadoso en el que deben considerarse factores como el cumplimiento de la misión o razón de existir del negocio; la visión, entendida como el estado que desea alcanzar en el futuro definido; el análisis del entorno exterior, constituido por las condiciones políticas, económicas, sociales, tecnológicas y de cumplimiento legal; así como el análisis interior de las fuerzas, oportunidades, debilidades y amenazas.

El resultado es el plan estratégico, documento que contiene los objetivos a alcanzar para que el negocio asegure el cumplimiento de la propuesta de valor, que le retribuirá la preferencia de sus clientes así como el incremento de valor sostenido a través del tiempo.

En el mismo ámbito, innovar —expresado como un objetivo de negocio— es detectar oportunidades para generar valor en diferentes formas, mediante la aplicación tangible del conocimiento, la creatividad, y el diseño en el producto o servicio o en los procesos clave del negocio, considerando las necesidades y preferencias del cliente así como las características del mercado.

Lee: Empresas, con más hambre por innovar

Para que la innovación forme parte de la estrategia, debe ser considerada un objetivo definido en el mapa estratégico, que deberá contribuir en una o varias formas a la generación de valor, como valor financiero, valor entregado al cliente, valor en la ejecución de los procesos clave, o valor creado por el trabajo que realizan las personas.

Como objetivo estratégico, la innovación debe contar con un líder o un equipo de líderes responsables de su gestión y la definición de las metas, indicadores de medición de cumplimiento, y la definición y evaluación de las iniciativas estratégicas de innovación.

Se logra mayor potencial de ejecución de la innovación cuando existen iniciativas estratégicas asociadas, que cuentan con planes de desarrollo en tiempo, alcances y costos. Debe existir un presupuesto asignado que forme parte del plan de gastos e inversiones estratégicos del negocio.

Al enfocar la innovación de productos o servicios al cliente (“innovación hacia afuera”), el tema central es cómo la innovación del producto o servicio contribuirá a incrementar la propuesta de valor al cliente. Las propuestas de “innovación hacia afuera” deben demostrar razonablemente un retorno de inversión con base en las características del cliente y del mercado.

En el caso de la innovación en los procesos del negocio, (“innovación hacia dentro”), es posible enfocar diferentes objetivos, como reducción de costos, reducción de tiempos, incremento de eficiencia, nuevas funcionalidades en el proceso, mejor calidad en el producto o sub-producto que resulta de su ejecución, o nuevas tecnologías utilizadas para procesar.

Lee: Las tendencias tecnológicas harán estallar a los negocios

La innovación en el trabajo que ejecutan las personas tiene que ver con las habilidades y competencias para realizar el trabajo en nuevas formas que agregan valor al desarrollo mismo del entorno laboral y percibido por terceros, clientes y proveedores, en aspectos como calidez, servicio, productividad y eficiencia.

Como objetivo estratégico, la innovación debe ser monitoreada en las reuniones mensuales de análisis estratégico, y asegurar que se están tomando las decisiones y acciones para cumplir las iniciativas de innovación y alcanzar las metas establecidas.


Emprendedor, así se arma un pitch ganador
Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Es importante identificar y medir la correlación alcanzada entre el objetivo estratégico de innovación y el valor generado al cliente y al negocio. Los sistemas de gestión de desempeño mediante tableros de indicadores, constituyen una herramienta muy útil en la medición y seguimiento en el proceso estratégico.

En conclusión, la innovación tiene un campo de aplicación muy amplio en la empresa, y su desarrollo se impulsa cuando se constituye en un objetivo estratégico, que será gestionado con mayor eficiencia a través del sistema de gestión de la estrategia.

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×