OPINIÓN: Cómo dominar la diversificación al invertir

Incurrir en riesgo no es malo, siempre y cuando no sea algo que te tome por sorpresa.
La tolerancia al riesgo es uno de los puntos clave que tenemos que resolver antes de invertir nuestro capital en la Bolsa.
Inversión  La tolerancia al riesgo es uno de los puntos clave que tenemos que resolver antes de invertir nuestro capital en la Bolsa.  (Foto: Cortesía)
Luis C. Gutiérrez /

Nota del editor: Luis C. Gutiérrez es gerente de Operaciones y Estrategia de Marca de GBMhomebroker. Licenciado en Administración Financiera del ITESM Campus Ciudad de México, comenzó su carrera en GBM Grupo Bursátil Mexicano en 2013 con la misión de empoderar a los mexicanos en su toma de decisiones al invertir en la Bolsa, promoviendo un lenguaje más comprensible para que nadie quede excluido, pues cree que la democratización de esta práctica es lo que podría generar un cambio en la calidad de vida de las personas. Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad de su autor.

(Expansión) — Desde que tengo memoria, muchas personas me han dicho diferentes frases para expresar que el riesgo es algo inherente en la vida y que la mejor manera de hacerle frente es por medio de “no poner todos los huevos en la misma canasta”.

En las inversiones sucede exactamente lo mismo, el riesgo es algo que se da por hecho y el poco entendimiento de esto logra que al momento de invertir no cumplamos con nuestras expectativas tanto de obtener el rendimiento que estamos esperando, o asumir el riesgo con el que nos sentimos cómodos.

Lee: ¿De qué manera se puede invertir el dinero con el menor riesgo?

La manera más mundana de poder entender la diversificación en una cartera de inversión es imaginar que tienes dos vehículos en los que te puedes transportar: uno de ellos es un automóvil sedan de cuatro ruedas y por otra parte está un trailer de 16 ruedas. De entrada nos podemos dar cuenta numéricamente que el segundo vehículo cuenta con cuatro veces más llantas que el primer vehículo, razón por la cual podemos inferir que en el caso de sufrir una ponchadura, el trailer tiene un menor riesgo de volcadura o incurrir en un accidente importante que el auto, ya que éste último tiene menos puntos de soporte con el suelo.

Si extrapolamos este ejemplo a un portafolio de inversiones, imagina que las ruedas las tendrías que reemplazar por emisoras y a medida de que cuentes con más emisoras, tendrás una mayor solidez ante cualquier eventualidad en el mercado y viceversa. Cuando tienes menos emisoras, eres más propenso a que tu capital sea erosionado en el caso de que éstas presenten un ajuste o caída.

OPINIÓN: ¿Cuál es la mejor forma de invertir tu dinero?

Basándonos en simple estadística, es mucho más improbable que se caigan 10 emisoras en un día, que tres emisoras, ya que en una base más amplia es mucho menos probable que todas las emisoras tengan el mismo comportamiento y en este caso, que se caigan todas al mismo tiempo.

Una vez que entendemos la relación de la diversificación con las ruedas de los vehículos, supongamos que tenemos ahora una motocicleta y un sedan de cuatro ruedas; de entrada sabemos que la motocicleta es más ágil, veloz y cuenta con dos ruedas, por otra parte el sedán tiene cuatro ruedas y aunque no sea tan ágil, su mayor número de neumáticos le otorga mucha más estabilidad.

A lo que alude esta metáfora es que es mucho más estable tener un portafolio con cuatro o más ruedas, ya que nos permitirá llegar a nuestro objetivo de rendimiento de una manera más estable. En cuanto a la motocicleta, podría llegar más rápido que el auto, sin embargo, es más propensa a riesgos y será menos estable, es decir, que un menor número de ruedas en condiciones desfavorables podrán estresar y poner en riesgo al conductor, que en este caso es el inversionista.

La diversificación de riesgo no es una regla de dedo, la mejor opción siempre será acoplarse a un nivel de volatilidad en el mercado con la que nos sintamos cómodos; no servirá de nada querer llegar a nuestra meta de rendimiento de manera rápida si no podemos tolerar las fluctuaciones del mercado.

La tolerancia al riesgo es uno de los puntos clave que tenemos que resolver antes de invertir nuestro capital en la Bolsa. Cuando tenemos una estrategia hecha a nuestra medida, nunca estaremos inquietos ante los movimientos espontáneos que da el mercado de valores.

Lee: El ‘brexit’ y otros 5 riesgos para México y el mundo

Para concluir, incurrir en riesgo no es malo, siempre y cuando no sea algo que te tome por sorpresa y lo más importante es saber que mientras más riesgo quieras asumir, más rendimiento podrás obtener, pero también estarías expuesto a un ajuste más importante por parte de las emisoras que tengas en tu portafolio, es simple y sencillamente una decisión que debes de tomar para dominar al mercado.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Conductor atravesó la vitrina de una pizzería en París y mató a una niña
No te pierdas
×