OPINIÓN: ¿Se terminó la coalición Obama?

Lo más inquietante del día de la elección es que más de 59 millones de personas se sintieron lo suficientemente cómodas con la abierta intolerancia de Trump para llevarlo a la Casa Blanca.
Cuando terminó la noche del martes 8 de noviembre, día de la elección presidencial, quedó claro que otros miembros de otras porciones de la coalición Obama decidieron abstenerse o votar por Donald Trump.
Decisión final  Cuando terminó la noche del martes 8 de noviembre, día de la elección presidencial, quedó claro que otros miembros de otras porciones de la coalición Obama decidieron abstenerse o votar por Donald Trump.  (Foto: AFP)
Por: ISAAC BAILEY

Nota del editor: Issac Bailey ha sido periodista en Carolina del Sur por dos décadas y recientemente fue el principal columnista de The Sun News en la ciudad de Myrtle Beach. Fue becario Harvard University Nieman en 2014. Síguelo en twitter: @ijbailey. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) – Durante la temporada de las primarias comenzaron a dejarse ver pequeñas fracturas en la coalición demócrata, ilustradas en la Convención Demócrata, por ejemplo, en el rostro inexpresivo de la actriz Susan Sarandon, una incondicional progresista y destacada partidaria de Barack Obama en 2008 y de Bernie Sanders en este ciclo electoral.

ESPECIAL. 2016, EU elige nuevo presidente

Las fracturas se mostraron en toda plenitud cuando Colin Kaepernick, mariscal de campo de los 49ers de San Francisco y activista de #BlackLivesMatter, anunció que probablemente no votaría porque Donald Trump y Hillary Clinton no eran de fiar.

Pero la historia principal de estas elecciones es que hubo suficientes votantes blancos en Estados Unidos que fueron sobradamente tolerantes con la propia intolerancia y la misoginia de Donald Trump como para convertirlo en nuestro próximo presidente, mientras que una abrumadora mayoría de gente de color lo rechazó.

OPINIÓN: ¿Por qué tantos estadounidenses odian a Hillary Clinton?

Y no se trató solo o principalmente de la citada angustia económica. Clinton ganó el voto entre los que ganan menos de 50,000 dólares, mientras que Trump sacó mejor resultado donde la tasa de desempleo ha mejorado más desde 2009. (Trump ganó a los votantes blancos en general, con un margen de 20 puntos porcentuales, ricos y pobres).

Dado que Clinton recibió el porcentaje habitual del voto demócrata para el candidato del partido, Sarandon y Kaepernick probablemente representaban lo que estaba sucediendo en los bordes de ese tejido que es la coalición Obama.

El legado de Barack Obama entre sombras y luces

En una contienda que fue más cerrada de lo esperado, donde Clinton se llevó la pequeña victoria del voto popular pero perdió el más importante Colegio electoral, cualquier desgaste o fragmentación en el tejido reviste la suficiente importancia como para cambiar el curso de la historia, impidiendo que la batuta pase del primer presidente negro de la nación a su primera presidenta mujer.

En cambio, la batuta pasó al hombre que se catapultó a la política nacional a golpe de intolerancia y birtherism (sembrando dudas sobre la nacionalidad de Obama). Esa fragmentación contribuyó en gran medida a la incapacidad de Clinton de igualar los 66 millones de votos que obtuvo Obama en 2012 -la denominada "coalición Obama "- por un margen que bastó para perder la carrera hacia la Casa Blanca.

OPINIÓN: El mensaje que le dio el triunfo a Trump

Por mucho tiempo he creído que, a medida que nos adentramos en el siglo XXI, el Partido Demócrata, al igual que el Partido Republicano, tienen mucho trabajo por hacer para mantener una coalición ganadora. Pensé que la nominación de Trump obligaría a que los republicanos se replantearan el camino, tomaran conciencia en una especie de juicio final, permitiendo a los demócratas posponer su propio ajuste de cuentas al menos por otro ciclo.

Pero lo que ocurrió fue lo contrario. Las votaciones adelantadas mostraron la urgencia de los votantes latinos en lugares como Nevada y Florida para llegar a las urnas temprano, y cortar potencialmente cualquier camino que tuviera Trump a los 270 votos del Colegio Electoral. Pero para cuando terminó la noche del martes, quedó claro que otros miembros de otras porciones de la coalición Obama decidieron abstenerse o votar por Trump.

OPINIÓN: Lo único que sabemos es que Trump está en tierra desconocida

De acuerdo con los datos de las encuestas de salida, Trump ganó por 6 puntos porcentuales entre los votantes blancos de 18 a 29 años, lo que destaca los datos del Pew que indicaban que las opiniones de los jóvenes blancos estadounidenses sobre muchos temas se parecían a las de sus padres más que las de sus jóvenes pares de color, un factor poco tratado dentro de la coalición Obama.

Y no sólo eso, sino que Trump casi se dividió el voto de las mujeres blancas educadas con Clinton (a pesar de la grabación de Billy Bush, a pesar de las repetidas acusaciones de agresión sexual), las que le dieron a Clinton gran parte de la diferencia entre géneros fueron las mujeres negras y latinas. Y quizás lo más importante, Trump recibió casi un tercio de los votos masculinos latinos y 13% de los votos masculinos negros, lo que plantea la pregunta: ¿qué papel desempeñó el sesgo de género en estas elecciones?

OPINIÓN: Trump ya es presidente de EU. Y ahora, ¿qué?

Y aun cuando conviene señalar los defectos de Clinton (la incomprensible e imprudente decisión de establecer un servidor privado, los discursos pagados de Wall Street durante una era de populismo), la decisión del Director del FBI James Comey de reinsertarse en la elección a la penúltima hora, junto con una semana de goteo en goteo de WikiLeaks (posiblemente de un hacker conectado con Rusia), quizás bastaron para despojar a Clinton del entusiasmo necesario dentro de su base. La muerte política por 1,000 pequeños cortes.

Incluso con todos esos factores y todas las fracturas dentro de la coalición Obama, lo más inquietante que sucedió el martes por la noche es que más de 59 millones de personas se sintieron lo suficientemente cómodas con la abierta intolerancia de Trump para llevarlo a la Casa Blanca en el siglo XXI. Como tuiteó el analista del New York Times Nate Cohn, aún si los demócratas hubieran tenido la participación perfecta, Clinton solo habría obtenido la victoria por los pelos.

OPINIÓN: Trump rompió todas las reglas

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Quienes votaron por Trump enviaron un mensaje, alto y claro, que cuando llegue el momento de tomar una decisión difícil, la intolerancia y el maltrato a las mujeres pueden admitirse bajo las circunstancias adecuadas. Si la coalición Obama no puede encontrar una manera de contrarrestar eso, no seguirá siendo una coalición que valga la pena salvar.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Ed Parker sorprende por su forma de jugar tenis a los 90 años
No te pierdas
×