OPINIÓN: Del ahorro informal a la inversión en la Bolsa Mexicana de Valores

Uno puede encontrar poco más de 570 ETFs o fondos indizados, en los cuales hay instrumentos que se dedican a replicar los movimientos en los precios de metales en mercados internacionales.
Dentro del mercado de capitales existen instrumentos que tratan de mitigar los riesgos o limitantes que estas inversiones pudieran traer a un inversionista individual.
Opciones  Dentro del mercado de capitales existen instrumentos que tratan de mitigar los riesgos o limitantes que estas inversiones pudieran traer a un inversionista individual.  (Foto: Reuters/Archivo)
Iván Barona González / / Director de GBMhomebroker

Nota del editor: Iván Barona González estudió Administración y Finanzas en la Universidad Panamericana. Comenzó su carrera en GBM Grupo Bursátil Mexicano en 2004 como analista de vivienda y luego se enfocó en la cobertura del sector de infraestructura. Desde 2012 ocupa el cargo de Director de GBMhomebroker. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) – La Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2015 reportó que dentro de un universo de 76 millones de mexicanos de entre 18 y 70 años, el 77% ahorra. Esto significa que aproximadamente 58 millones de personas están buscando generar un patrimonio, salvaguardarlo e incluso acrecentarlo.

Ahora bien, aproximadamente 25 millones de esta población reconoce que este ahorro lo realiza a través de vías informales, lo cual representa ciertos riesgos como el de la seguridad y resta eficiencia, pues el tiempo erosiona el valor de nuestro patrimonio.

Por ejemplo, alrededor de 15 millones de personas “ahorran” a través de tandas que, si bien es una forma de amasar recursos, dista de ser una forma de ahorro eficiente.

OPINIÓN: Valuaciones, tasas y múltiplos

En una tanda, un grupo de conocidos o colegas (generalmente 12) aportan un monto mensual. Cada mes, algún miembro podrá disponer de este monto grupal. Para el primer afortunado, la tanda podrá ser vista como un crédito personal tasa cero, mientras que el último lo verá como un ahorro con tasa de rendimiento anual negativa en proporción a la inflación. Esto sin contar con el riesgo de impago por parte de uno o algunos de los participantes, además de limitar la disponibilidad a una vez por año.

Ahora bien, no todo está perdido, un veterano participante de tandas cuenta con uno de los elementos más importantes para garantizar la generación de patrimonio: la disciplina del ahorro.

Si este individuo persiguiera un desempeño superior al de la tanda, y asumiendo que no tiene una necesidad de disponer en el corto plazo del mismo, podría acceder a algún instrumento de renta fija con mediana disponibilidad, como un fondo de inversión, a través de una operadora de fondos o una casa de bolsa, por ejemplo.

Entrando al universo de otro ahorrador informal, hay quienes han optado por comprar metales preciosos, y guardarlos en sus residencias, a través de oro y plata, ya sea en piezas de joyería, onzas troy, centenarios, etcétera.

OPINIÓN: El 'tabú' que robustecería las estrategias de inversionistas

Recordemos que esta estrategia, además de poder sufrir un riesgo de robo también es un riesgo de liquidez. Es decir que, al momento de querer disponer de este ahorro, uno tenga que vender por debajo del precio de referencia por falta de contrapartes y castigar la plusvalía obtenida.

Dentro del Sistema Internacional de Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores, uno puede encontrar poco más de 570 ETFs o fondos indizados, dentro de los cuales existen instrumentos que se dedican a replicar los movimientos en los precios de metales en mercados internacionales.

De esta forma, un inversionista puede comprar y/o vender estos instrumentos conservando la exposición y matizando estos riesgos. Uno puede acceder a estos instrumentos a través de las diferentes casas de bolsa en México.

Por último, existen también ahorradores que buscan obtener rendimientos al invertir en bienes inmuebles. Esto puede ser porque buscan beneficiarse de la apreciación en el precio de los mismos u obtener un flujo por la renta de estos.

Si alguien quisiera comprar un local para rentarlo, probablemente el desembolso inicial sería elevado, además de los costos administrativos por su gestión, buscar y mantener a un locatario—ya que en caso de que este se vaya, uno dejaría de percibir ingresos por el periodo que el inmueble se mantuviera vacante. En caso de querer retirar este ahorro, se vería en la necesidad de venderlo, corriendo con el riesgo de liquidez, así como los gastos de transferencia de un inmueble, entre otros.

OPINIÓN: El análisis en la creación de estrategias de inversión

De igual manera, dentro del mercado de capitales existen instrumentos que tratan de mitigar los riesgos o limitantes que estas inversiones pudieran traer a un inversionista individual. Esto a través las FIBRAs (Fideicomisos de Inversión y Bienes Raíces) donde uno puede participar en diferentes industrias o bien en fondos de inversión que tengan títulos de las mismas como subyacentes.

Como verán, algunos de los instrumentos más utilizados por ahorradores en el mercado informal existen también dentro de la Bolsa Mexicana de Valores, contando con diferentes ventajas al brindar liquidez, diversificación, profesionalización, seguridad y menores costos.

Hoy en día estos instrumentos, además de acciones del mercado local e internacional, y fondos de inversión están disponibles en las diferentes casas de bolsa en México.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Ed Parker sorprende por su forma de jugar tenis a los 90 años
No te pierdas
×