OPINIÓN: Hacer reír a EU otra vez… un logro de Trump

Parece que la edad de oro de la comedia política ha vuelto con el presidente estadounidense, aunque esta vez como un alivio catártico del estrés que está causando en aquel país.
Trump  En vista de lo que ha ocurrido en los primeros 50 días de la administración de Trump, no parece que pronto deje de haber tuits, controversias ni comedia mordaz inspirada en Trump.  (Foto: EFE)
Dean Obeidallah

Nota del editor: Dean Obeidallah fue abogado; conduce el programa The Dean Obeidallah Show, que se transmite diariamente por la estación estadounidense SiriusXM, además de que es columnista del sitio The Daily Beast. Síguelo en Twitter como @deanofcomedy. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(CNN) — Sin importar lo que opinen sobre el impacto de Donald Trump en Estados Unidos, nadie puede negar que ha logrado que uno de los sectores de Estados Unidos vuelva a ser grande: la comedia política.

Tan solo hay que ver el gran aumento en los índices de audiencia de varios programas nocturnos de variedades gracias a sus ataques cómicos contra la administración de Trump. Los ejemplos más evidentes son los programas Saturday Night Live (SNL) y The Late Show de Stephen Colbert. Los índices de audiencia de ambos han alcanzado niveles que nadie hubiera podido predecir hace un año.

OPINIÓN: ¿Saturday Night Live puede derrocar al gobierno de Trump?

Digan lo que quieran del presidente, pero Trump está logrando que Estados Unidos ría otra vez.

Para ser honestos, durante la presidencia de Obama hubo una caída en la cantidad (e incluso podría decirse que en la calidad) de la comedia política. Después de todo, Obama fue sucesor de George W. Bush, a quien algunas personas consideran el mayor regalo a la comedia desde el cojín de aire. Bush no solo inspiró chistes y sketches en SNL, sino que a sus costillas se desarrolló toda una industria de libros cómicos, papel higiénico y un calendario de bushismos para todos los días.

Parece que la edad de oro de la comedia política ha vuelto con el presidente Trump. Pero hay una enorme diferencia entre el ocupante más reciente de la Casa Blanca y el antiguo blanco de los programas de comedia, George W. Bush. Mientras se consideraba que el 43er presidente de Estados Unidos era un tipo torpe al que le costaba lidiar con las cosas cotidianas (tales como comer pretzels y hablar inglés), Trump es alguien a quien la gente teme genuinamente. El líder y sus políticas han causado graves preocupaciones en varios sectores, tales como las mujeres, los musulmanes, los latinos, los LGBT y los discapacitados.

Lee: Las promesas de Trump se están volviendo realidad

Ese miedo es probablemente la razón por la que muchos sienten la necesidad de reírse de Trump. Es un alivio catártico del estrés que está causando a tanta gente… ¡entre ellos, yo!

Eso podría explicar por qué SNL está teniendo sus mejores índices de audiencia en 20 años. Sin embargo, SNL también ha mejorado su comedia. Es impresionante que el programa no solo ofrezca material cómico sobre Trump, sino que a menudo cubre temas políticos que los medios principales no han cubierto o que no cubrieron en detalle.

Por ejemplo: en el episodio del sábado 11 de marzo, se transmitió una parodia de un comercial de Ivanka Trump, con el que dieron en el clavo cómicamente al decir que ella es "cómplice" del sexismo y la intolerancia de su padre. Ese es un tema que los principales medios de comunicación han evitado.

Scarlett Johansson imita a Ivanka Trump en ‘Saturday Night Live’

La semana anterior, mientras los principales medios hablaban de los tuits infundados de Trump sobre que Obama había intervenido sus oficinas, SNL no se distrajo de los problemas reales. Iniciaron el programa con un sketch sobre el fiscal general, Jeff Sessions, declarando bajo juramento ante el Senado estadounidense. Más adelante, se tocó la cuestión del conflicto de intereses de Eric y Donald Trump por su plan de inaugurar más hoteles Trump en Dubái y Canadá, tema que los medios prácticamente han ignorado.

Sin embargo, SNL no es el único que se ha beneficiado con Trump. Bill Maher tuvo los índices más altos de audiencia para un estreno de temporada el mismo día en el que Trump rindió protesta como el 45º presidente de Estados Unidos. El estreno de la temporada del programa de Samantha Bee, quien ha aplastado a Trump cómicamente, registró un asombroso incremento del 175% en los índices totales de audiencia (¡sí, el 175%!) respecto al estreno de la temporada 2016.

OPINIÓN: ¿Por qué es un deber reírse de Donald Trump?

Sin embargo, el efecto más asombroso de Trump es para Stephen Colbert y Jimmy Fallon… aunque el efecto fue muy diferente en cada caso. En 2016, Fallon acabó a Colbert en los índices de audiencia. Como se señaló en un artículo que la revista The Wrap (una publicación del sector del entretenimiento) publicó en septiembre, el Late Show de Colbert no representaba amenaza alguna a Jimmy Fallon en cuanto a índices de audiencia durante su primer año en la televisora CBS.

Para darles una idea de la situación de ambos programas antes de las elecciones, Fallon atrajo, en promedio, a 3.1 millones de televidentes por cada emisión a finales de octubre de 2016, mientras que el de Colbert atrajo a 2.5 millones.

Hoy, Colbert ha superado a Fallon desde hace cinco semanas. ¿Por qué? La razón es simple: Colbert ha atacado implacablemente a Trump desde las elecciones. Uno de los mejores programas de Colbert fue el que se transmitió después del discurso de Trump ante el Congreso estadounidense. Primero, Colbert reprodujo un video de Trump afirmando que había "heredado un desastre" en la presidencia y luego atacó a Trump: "No, heredaste una fortuna… nosotros elegimos a un desastre".

Lee: La elección de Trump, el tema de la próxima serie de HBO

En el caso de Fallon, quien trabajó en SNL y que indudablemente es una de las personas más talentosas y agradables que podrías conocer, su comedia ha sido mucho menos mordaz en el sentido político. De hecho, algunas personas le han reclamado que cuando Trump estuvo en su programa, en septiembre de 2016, no lo desafió en temas políticos.

El público estadounidense es veleidoso. Quién sabe cuánto tiempo dure este efecto de Trump. Pero en vista de lo que ha ocurrido en los primeros 50 días de la administración de Trump, no parece que pronto deje de haber tuits, controversias ni comedia mordaz inspirada en Trump.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

The History of Comedy, la serie original de CNN, se transmite los jueves a las 10 de la noche.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Vecinos de la colonia Del Valle abarrotan una ferretería para ayudar en rescates
No te pierdas
×