OPINIÓN: Cuando la imagen política se ve amenazada por la realidad

Con base en la estadística de la Procuraduría General de Justicia capitalina, en 2016 la Ciudad de México registró la segunda mayor tasa de homicidios dolosos en 20 años.
La Ciudad de México vive un aumento en la delincuencia
Francisco Rivas / / Director general del Observatorio Nacional Ciudadano.

Nota del editor: Francisco Rivas es Director General del Observatorio Nacional Ciudadano, especialista en seguridad, autor de investigaciones y artículos en materia de seguridad, justicia y cultura de la legalidad. Las opiniones expresadas en el artículo son responsabilidad del autor.

(Expansión) – Desde pequeños aprendemos que la matemática no es una opinión, es decir, las matemáticas son una verdad inobjetable, y es que 2 es más que 1 y 3 es más que 2. Este sencillo hecho parece cambiar cuando crecemos, y es que si la imagen política se ve amenazada por la realidad, somos capaces de afirmar que más es menos y haremos lo posible por manipular la información en favor de satisfacer nuestro interés.

Éste es el caso de la Ciudad de México (CDMX), entidad que con base en la estadística oficial de la Procuraduría General de Justicia capitalina, en 2016 vio la segunda mayor tasa de homicidios dolosos en 20 años (10.78), y que aumentó de 854 en 2015 a 952 casos en el año mencionado; es decir, se experimentó un aumento en números absolutos de 11.48%.

Lee: En 2017, México tuvo su mes de enero más violento en 20 años

Además, fue el año con el mayor número de víctimas de homicidio doloso y casos de homicidio doloso con arma de fuego, ambos desde que existe registro. Sorprende que ante el análisis público de estos datos, la autoridad capitalina lo único que hizo fue salir ante los medios para matizar y tratar de justificar por qué "más es menos", en lugar de asumir, rendir cuentas y actuar.

El Observatorio Ciudadano de Seguridad de la CDMX, parte integrante del Observatorio Nacional Ciudadano, presentó el pasado 16 de marzo el Reporte de Delitos de Alto Impacto 2016, donde se analiza la incidencia delictiva de la Ciudad de México y de sus delegaciones.

Lee: 6 preocupaciones sobre la Ley de Seguridad Interior

La siguiente tabla sirve para mostrar los aumentos y disminuciones en tasas por cada 100,000 habitantes que la entidad tuvo entre 2015 a 2016.

De los 10 delitos reportados, aparentemente bajan 6 y suben 4 (los cuales de 2014 a 2015 ya habían aumentado). El que más molestia ocasionó a la autoridad fue, indudablemente, el homicidio.

Desde el viernes 17 de marzo, la autoridad ha salido a declarar que el análisis es equivocado, que la población flotante de la Ciudad de México aumenta durante el día, que los aproximadamente 9 millones de residentes que somos pasan en horario laboral a ser más de 16, por lo que, en realidad los delitos están bajando, ya que hay mucha más población que la estimada.

Difícil entender esta lógica, ya que la comparación se hace entre periodos distintos de la misma Ciudad de México, de tal forma que si comparamos esos mismos números, de manera absoluta, de 2014 contra los de 2015 y luego los de 2015 contra los de 2016, vemos lo siguiente:

Por otro lado, así como declaramos en el ONC, las tasas se utilizan para comparar lo comparable, ciudades entre sí, países entre sí. En todo el mundo ciudades como Los Ángeles, Nueva York, Chicago, Sao Paolo, Río de Janeiro y Bogotá -por citar algunas-, registran población flotante. La autoridad capitalina en muchas ocasiones ha comparado sus tasas de incidencia delictiva contra las de estas mismas ciudades con el fin de demostrar que el número de delitos de CDMX es menor que la de estas otras metrópolis.

De igual manera las tasas se utilizan como base de la fórmula para otorgar recursos federales en materia de seguridad para estados y municipios (Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública, FASP y Programa de Fortalecimiento para la Seguridad, FORTASEG).

Lee: 2016, el año con más homicidios dolosos en lo que va del sexenio de Peña

Negar el análisis por tasas significa que la fórmula para otorgar recursos es inequitativa y de alguna manera afirmar que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) se equivoca, lo que significaría que los recursos que la CDMX ha obtenido mediante esos subsidios no se han otorgado adecuadamente.

Sobre el tema de población flotante ¿acaso la CDMX tuvo en 2016 por primera vez población flotante? ¿La población flotante en esta ciudad no es algo que históricamente ha existido? ¿No la hubo en 2015 o en 1997? En esta misma tesitura ¿acaso el fenómeno de la población flotante no sucede en áreas metropolitanas como Monterrey, Guadalajara o León? Incluso existen ejemplos de población flotante internacional como Tijuana, Ciudad Juárez, Nuevo Laredo y Reynosa.

Por otro lado, explicar cómo se distribuye el homicidio (porcentaje de homicidios por venganzas o por riñas) no exime que en términos absolutos de 2015 a 2016 hubo más casos y víctimas de este delito. Desagregar los homicidios por categorías no lo hace menos grave, ni reduce el porcentaje de aumento de este delito. Hacerlo, en todo caso, permite deducir que la autoridad capitalina está fallando en reconstruir el tejido social y en combatir el comercio ilegal de armas.

Lee: La Auditoría ve deficiencias en la estrategia de seguridad

Además, si el argumento que busca desestimar las tasas fuese válido, la autoridad capitalina estaría obligada a explicar cómo quiere medir la población total -residente y flotante- ¿por franjas horarias? ¿Sumando los municipios conurbados de la capital en términos de número de delitos y número de personas?

No creo que ninguna de estas propuestas les convenga, la población flotante a la que la autoridad se refiere regresa a sus casas durante la noche y los fines de semana, momento en que, según la PGJ sucede la mayor parte de delitos. Sumar los delitos de una entidad puntera en violencia como el Estado de México, si acaso, hará más visible lo inseguro que es vivir en esta metrópoli.

La respuesta política sin sustento real, que proviene de servidores públicos que sí saben la realidad de lo que sucede en esta ciudad, probablemente se debe a que el actual jefe de gobierno y exprocurador capitalino, busca la candidatura para competir por Presidente de la República.

Lee: Peña admite un repunte de la delincuencia en 2016

Desafortunadamente para los ciudadanos, mientras la autoridad pierde tiempo justificando lo injustificable en vez de actuar, en días recientes se viralizaron dos videos de asaltos con arma de fuego en las colonias Condesa y Roma, ambos a mediodía, a menos de un kilómetro uno de otro. Delitos que, según esta autoridad, pudieron haberse convertido en homicidios.

Como sociedad civil seguiremos ofreciendo nuestro apoyo y levantado la voz hasta que la autoridad atienda los temas que deberían atender por obligación, porque es tarea sustantiva de sus puestos de trabajo y porque es una obligación moral, no importa cuántas cuentas falsas de Twitter echen a andar o artículos a modo hagan publicar, en el ONC seguiremos insistiendo, urge acción, rendición de cuentas y colaboración con la sociedad.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Litterati es la app que, con fotos, quiere limpiar el mundo
No te pierdas
×