OPINIÓN: Ataque en San Petersburgo, un odio visto en dos posibles frentes

La centenaria lucha contra los chechenos y la amenaza de ISIS podrían estar detrás de este atentado terrorista ocurrido en el metro de la ciudad rusa.
El lunes 3 de abril murieron al menos 10 personas en una explosión en el metro de San Petersburgo.
Terror  El lunes 3 de abril murieron al menos 10 personas en una explosión en el metro de San Petersburgo.  (Foto: EFE)
Peter Bergen y David Sterman

Nota del editor: Peter Bergen es analista de seguridad nacional de CNN, vicepresidente de New America y profesor de la Universidad Estatal de Arizona. Escribió el libro United States of Jihad: Investigating America's Homegrown Terrorists. David Sterman es analista de políticas del Programa de Seguridad Internacional de New America. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de sus autores.

(CNN) — Aunque no está claro quién perpetró el ataque letal en el metro de San Petersburgo, hay dos grupos que tienen tanto la capacidad como la intención de perpetrar atentados terroristas a gran escala en ciudades rusas.

Primero están los separatistas chechenos que han orquestado una amplia variedad de atentados terroristas en Rusia. Los rusos han estado peleando contra los separatistas desde el siglo XIX.

León Tolstoi sirvió en un regimiento de artillería en el Cáucaso y relató su experiencia en Los cosacos. Sobre los chechenos, escribió: "Nadie hablaba del odio contra los rusos. Lo que los chechenos sentían, jóvenes y viejos por igual, era más fuerte que el odio".

Ese odio perdura. En 2002, unos militantes chechenos atacaron un teatro en Moscú, tomaron cientos de rehenes y mataron a 130 personas. Dos años más tarde, unos militantes chechenos hicieron estallar bombas en una estación del metro de Moscú. Murieron 39 personas. En 2004, unos militantes chechenos tomaron a cientos de estudiantes y otras personas como rehenes en una escuela en Beslán. Esto llevó a un sitio de varios días, que Rusia rompió con tanques y que dejó más de 300 muertos.

Lee: Lo que sabemos acerca del atentado en San Petersburgo

Los militantes siguieron perpetrando ataques parecidos a finales de la década de 2000. Se reportó que en 2009, unos militantes dirigidos por el Emirato del Cáucaso, un grupo islamista a cargo del caudillo checheno Coku Umarov, mató a 28 personas en un atentado suicida en el tren de alta velocidad que va de San Petersburgo a Moscú. El grupo de Umarov también se adjudicó un ataque en el aeropuerto Domodedovo de Moscú en 2011, en el que murieron 37 personas.

Pero hace poco, ISIS perpetró una serie de atentados y conspiraciones terroristas contra Rusia. ISIS desprecia al gobierno ruso porque apoya al dictador de Siria, Bachar al Asad, así que no sorprende que ISIS empezara a atacar a Rusia en 2015, casi en el momento en el que Rusia comenzó a intervenir en la guerra civil de Siria. También ha abarcado buena parte del movimiento militante checheno que ya estaba tomando un rumbo más islamista.

Lee: ¿Qué dijo Putin sobre el asesinato del embajador en Turquía?

De hecho, los ciudadanos de Rusia (muchos provienen del Cáucaso ruso, mayormente musulmán; muchos de ellos son chechenos) son el principal grupo de soldados procedentes de un país no musulmán.

ISIS anunció en junio de 2015 la fundación de una "provincia" en el Cáucaso ruso. Como el conflicto en el Cáucaso se ha vuelto más compacto en años recientes, el anuncio despertó inquietudes sobre posibles atentados terroristas. De hecho, ISIS empezó a operar rápidamente en el Cáucaso. Se adjudicó su primer ataque en septiembre de 2015, contra un cuartel militar ruso en el sur de Daguestán.

Tres meses después, ISIS perpetró otro ataque: un pistolero mató a una persona e hirió a 11 más en la ciudadela de Derbent, sitio patrimonio de la humanidad de la Unesco en Daguestán.

Luego, en febrero de 2016, la Provincia Caucásica de ISIS orquestó un ataque suicida contra un punto de revisión policial en Daguestán, seguido por dos ataques más contra soldados rusos un mes más tarde, también en Daguestán.

ISIS también dejó bien claro que planeaba llevar a cabo ataques fuera del Cáucaso y llevar su supuesta guerra santa a San Petersburgo y Moscú, ciudades rusas clave.

Lee: ISIS amenaza con realizar una yihad en Rusia

El 31 de octubre de 2015, ISIS detonó una bomba en un avión comercial ruso que llevaba vacacionistas de Sinaí, Egipto, a San Petersburgo. Murieron 224 personas. ISIS celebró el ataque tanto en su revista en inglés, Sabiq, como en su revista rusa, Istok. En agosto de 2016, ISIS se adjudicó su primer ataque en Rusia fuera del Cáucaso. Dos hombres, supuestamente de ascendencia chechena, atacaron en las cercanías de Moscú. La policía mató a los hombres, pero ISIS publicó un video de los atacantes jurando lealtad a Abu Bakr al Baghdadi, líder de ISIS.

Luego, en noviembre, las autoridades rusas arrestaron a cinco sospechosos de tener lazos con ISIS, quienes habían conseguido armas de fuego y explosivos. Los acusaron de planear los ataques en Moscú.

Explosión deja heridos y muertos en una estación del metro en San Petersburgo

Estos atentados y conspiraciones terroristas en Rusia se agravan porque Rusia ha aportado más combatientes a ISIS que cualquier otro país no musulmán, incluso más que Francia, la principal fuente en Europa de combatientes para ISIS.

En 2016, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, estimó que la cantidad de combatientes que habían salido de Siria e Iraq para dirigirse a Rusia y a las antiguas repúblicas soviéticas era de entre 5,000 y 7,000.

Conforme ISIS pierde terreno en Iraq y Siria, los contingentes de combatientes rusos que sobreviven pueden intentar regresar a casa para fomentar el terrorismo en suelo ruso. Debe impedírseles la entrada.

Además de seguir con la campaña agresiva contra ISIS en Iraq y Siria, que comenzó con Barack Obama y que se ha intensificado con Donald Trump, la comunidad internacional debe hacer del conocimiento de la Interpol los nombres de la mayor cantidad posible de "combatientes extranjeros", incluido el nombre de los miles de reclutas rusos de ISIS, con el fin de arrestar a los combatientes extranjeros del grupo que se dispersaron desde las zonas de guerra en Iraq y Siria cuando intenten salir de la región.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En vista de que se estima que ISIS ha logrado reclutar a 30,000 combatientes extranjeros, Rusia y la comunidad internacional ciertamente tienen las manos llenas.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Así crece la bebé panda gigante que nació en el zoológico de Tokio
No te pierdas
×