OPINIÓN: Sin mérito no hay puesto

En aras de conseguir un cargo como el de miembro de la Junta de Gobierno del INEGI, no se debe manipular la información ni tratar de evadir requisitos mediante la exageración de una trayectoria.
El Senado ratificó la semana pasada el nombramiento de la maestra como vicepresidenta del INEGI.
Merodio  El Senado ratificó la semana pasada el nombramiento de la maestra como vicepresidenta del INEGI.  (Foto: Senado de la República/Cortesía)
Armando Ríos Piter / / / Senador de la República

Nota del editor: Armando Ríos Piter es senador independiente de la República por el estado de Guerrero. Actualmente preside la Comisión de Población y Desarrollo del Senado. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(Expansión) — El pasado 6 de abril, en el Senado de la República ocurrió un hecho que no debería repetirse en bien de todo el andamiaje institucional del Estado mexicano. A pesar de que se comprobó que Paloma Merodio no cumplía con los requisitos para ser elegida como parte de la Junta de Gobierno del INEGI, se impuso la visión oficialista, el sistema de partidos trabajando de la manera más arcaica, y fue electa.

En la Comisión de Población y Desarrollo que me honra presidir, realizamos mediante el ejercicio de parlamento abierto, una investigación profunda sobre el tema. Le dimos voz a todas las organizaciones que quisieran opinar, casi en su totalidad lo hicieron en contra, pero con argumentos en la mano.

Lee: Los pros y contras de la llegada de Paloma Merodio al INEGI

Nos dimos a la tarea de transparentar y publicar toda la información que nos hicieron llegar organizaciones de la sociedad civil, como el Centro de Estudios Espinosa Yglesias, Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, CEES, CEESP, CIEP, Colectivo Peso, Ethos Laboratorio de Políticas Públicas, GSOC, Instituto de Políticas Públicas para el Transporte y el Desarrollo, Mexicanos contra la Corrupción, México ¿Cómo Vamos?, México Evalúa, OXFAM, entre otras.

Todas señalaron la poca veracidad en la trayectoria que presentó Merodio al Senado. Sobretodo, criticaron que no cumplía con los requisitos plasmados en la Ley del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica. Dicho reglamento establece que la designación de los miembros de la Junta deberá recaer en personas que hubieran ocupado, por lo menos durante cinco años, algún cargo de alto nivel en los sectores público o privado, o ser un académico de reconocido prestigio en las materias mencionadas.

OPINIÓN: Si los censos del INEGI cantaran…

Sin embargo, el proceso de investigación nos dejó dudas respecto al currículum que presentó, el cual mostraba una serie de imprecisiones y actividades sobredimensionadas.

Derivado del proceso de revisión de su trayectoria, la cual incluyó su comparecencia, salieron a la luz significativas incongruencias. La maestra Merodio, no cumplía con los cinco años de experiencia en puestos de alto nivel y no alcanzaba el rango institucional de investigadora. Tampoco ha publicado en revistas internacionales o nacionales, sobre temas demográficos o de estadística.

Señala la aspirante haber sido investigadora del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Sin embargo, no se presentó constancia que avalara esta actividad en alguno de los centros de investigación de aquella institución. Ella aseguraba tener un rol sobresaliente impartiendo clases en Macroeconomía Avanzada en la Universidad de Harvard, sin embargo, la tarea que realmente tenía era ser asistente de curso.

También argumentó haber ocupado un nivel de alta jerarquía en el Grupo de Economistas y Asociados; pero fue la propia empresa que aclaró que solo hay dos niveles: socio o gerente. Merodio ocupó el segundo cargo, el cual por su naturaleza, depende de la mayor jerarquía.

Pero, ¿por qué es importante cuidar al INEGI?

Debemos tener presente que el INEGI goza de la más amplia reputación y credibilidad tanto a nivel nacional como internacional.

Nuestra obligación como garantes del pacto federal, es velar y salvaguardar la autonomía de este organismo, con miras a proteger su credibilidad, ya que sus estadísticas permiten al Estado implementar políticas públicas de calidad.

Además, este instituto genera las estadísticas que definen la inflación en el país, y de la inflación depende la calificación de la deuda. La importancia del INEGI es trasversal. Por tanto, tener confianza en quienes participan en la Junta de Gobierno, es crucial para garantizar que esos números, de los cuales dependemos en términos económicos, sean sólidos, contundentes y no se pongan en tela de juicio.

OPINIÓN: Un peligroso 'maquillaje' para el INEGI y su poder de la información

Ante un diagnóstico erróneo, nos veríamos ante el riesgo de una pérdida de confianza para hacer y atraer negocios, debilitaríamos la estabilidad macroeconómica, o erraríamos en la guía al gobierno para distribuir y generar programas.

¿Por qué razón no habrá cifras oficiales de pobreza 2015 en México?

La inteligencia y uso que hagamos de la información que genera, nos puede definir una ruta de país. En este contexto, votar a un integrante de la Junta de Gobierno del INEGI no era cosa menor.

Si el país ya tiene sus propios problemas y retos, no debemos abonar a la crisis institucional que ya permea, y que mostró su rostro nuevamente, con la imposición institucional de la maestra Merodio.

Lee: Estas serán las funciones de Paloma Merodio en el INEGI

No descalifico la carrera que hasta el momento ha desarrollado Paloma Merodio. Lo que no debe suceder es que en aras de conseguir un cargo, se manipule información y se trate de evadir requisitos mediante la exageración de una trayectoria. Es por el bien de las propias instituciones, a las cuales debemos proteger.

Quiero celebrar el trabajo que hizo la Comisión de Población y Desarrollo. Transparentar todo el proceso debería ser una guía establecida para todos los órganos que tiene el encargo de elegir funcionarios. Se alcanzó a oxigenar y dar visión al debate.

En el mismo sentido, debería ser permanente la participación activa y contundente de la sociedad civil organizada. Ellos marcaron el debate, y gracias a la presión que ejercieron, pusieron en el foco nacional este nombramiento. Así que estoy convencido, que poco a poco, se romperá el ciclo de las imposiciones, ya que el costo social y político cada vez será mayor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Esta feria funeraria en Ámsterdam mostró ataúdes “a la moda”
No te pierdas
×