OPINIÓN: Un hombre trágicamente inadecuado para la presidencia de Estados Unidos

Cuando Donald Trump reveló que no sabe por qué hubo una Guerra Civil en EU, dejó ver al hombre que aparentemente no puede aprender ni concentrarse en nada de importancia.
Es un presidente que se niega a revisar documentos políticos extensos, prefiere la televisión a la palabra escrita y prefiere Twitter que pensar, opina McWhorter.
Trump  Es un presidente que se niega a revisar documentos políticos extensos, prefiere la televisión a la palabra escrita y prefiere Twitter que pensar, opina McWhorter.  (Foto: AFP)
John McWhorter

Nota del editor: John McWhorter da clases de Lingüística, Estudios Estadounidenses, Filosofía e Historia de la Música en la Universidad de Columbia; es autor del libro Words on the Move. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(CNN) — Cuando Donald Trump, presidente de Estados Unidos, reveló que no sabe por qué hubo una Guerra Civil o que cuando menos cree que se podría haber evitado con una negociación como las que supuestamente él domina, fue un momento revelador más allá de lo evidente.

La ignorancia es, como siempre, algo increíble cuando se trata de un personaje público. "La gente no se hace esa pregunta, pero ¿por qué hubo una Guerra Civil?", pregunta Trump retóricamente, lo que equivale a decir que nadie se ha molestado en estudiar anatomía o física.

Sin embargo, esta clase de cosa de este hombre ya no debería sorprendernos. No lee y carece de curiosidad, pero eso no es raro entre los seres humanos. Un maestro universitario amigo mío me hizo notar el otro día que ninguno de sus alumnos le pudo decir quién era presidente de Estados Unidos en la década de 1980 y que cuando les dijo quién era, nadie supo a qué partido político pertenecía. Esta clase de personas no desarrolla misteriosamente un interés cívico después de la universidad y a veces llegan a la presidencia.

Lee: Pensé que ser presidente sería más fácil, dice Donald Trump

Luego tenemos la pregunta de Trump: "¿Por qué no habría funcionado?". Claro que esto implica que el norte debería haber llegado a más acuerdos con el sur para que siguieran esclavizando a los negros. Pero Trump o 1) no sabe lo suficiente sobre la Guerra Civil para saber eso; o 2) no cree que el problema de la esclavitud haya sido prioridad.

Siendo así, tenemos dos opciones más. Una es que Trump ha leído libros que indican que la esclavitud en Estados Unidos habría desaparecido sola por razones económicas. Sin embargo, eso significa que Trump no "capta" las cuestiones de raza.

Su opinión sobre la Guerra Civil nos recuerda la alegre conjetura que Trent Lolly hizo durante un evento conmemorativo de Strom Thurmond: dijo que había sido una lástima que "el viejo Strom" nunca hubiera sido presidente. Lott, sin saber que el país escucharía lo que dijo, puso en evidencia que las nimiedades como el movimiento por los derechos civiles no eran prioridad. Trump es parecido, pero eso ya lo sabíamos y no va a cambiar.

OPINIÓN: Donald Trump no está aprendiendo de sus errores

La perspectiva infantil de Trump sobre la Guerra Civil revela más que la falta de cultura o de interés de Trump en "los afroestadounidenses". El que Trump ignore algo tan fundamental de la historia de Estados Unidos como la Guerra Civil indica que hay una desconexión profunda de todo lo que no sea su trivial ser. Esto es lo que lo hace quedar como un hombre trágicamente inadecuado para su cargo.

Es probable que afirme que le interesa la historia, pero solo como admiración por las pintorescas aventuras de un exsoldado y macho alfa como Andrew Jackson. Esto a final de cuentas es la continuación del gusto de un niño por personajes como Davy Crockett (es niño bien pudo haber sido Trump). Trump no está consciente, por ejemplo, de que es probable que Jackson lo hubiera despreciado por su origen, su riqueza y su conducta.

De igual forma, la falta de interés de Trump en las versiones más básicas de los sucesos del pasado muestra que está desconectado de toda información que no sea casual e inmediata. Este es un presidente que se niega a revisar documentos políticos extensos, que prefiere la televisión a la palabra escrita y que prefiere Twitter que pensar.

OPINIÓN: La faceta más peligrosa de Donald Trump

Como podemos apreciar gracias a su airada indignación por las constantes preguntas de un entrevistador de la televisora estadounidense CBS sobre sus afirmaciones de que intervinieron sus comunicaciones, entre otras cosas, Trump no domina la argumentación secuencial y extendida, es decir, la concentración. La gente que no puede concentrarse no debería estar a cargo de un país.

El desempeño de Donald Trump en 60 segundos

Idealmente, un líder no debería ser un ñoño total: gobernar no deja tiempo para satisfacer la obsesión por el conocimiento. Sin embargo, un líder efectivo debe poder concentrarse hasta cierto punto en algún tema, debe tener ciertos intereses. Incluso el discreto George Bush padre, carente de "eso de la visión", tenía interés en el arte de gobernar. A su hijo le interesaba servir a su Dios. A Bill Clinton le interesaba el servicio público al estilo Kennedy. A Obama le interesaba sanar y comprometerse para salir adelante.

Lee: 'Obamacare' es más popular que Trump, asegura Barack Obama

Todos esos temas requieren concentración y planificación. Pero Trump no se ha concentrado en nada más que en enriquecerse. Mira y comenta ávidamente la burda procesión de eventos y lugares comunes en su televisor, pero no muestra interés por nada. No tiene inquietudes fuera de que cree que Estados Unidos es un macrocosmos para sí y que por lo tanto debe defenderlo a toda costa. Pero sabe muy poco sobre cualquier cosa que sirva para entender que Estados Unidos es infinitamente más complejo que él.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Esto no debió haber pasado. Se dice que es una arrogancia hacer hincapié en esta clase de cosas, lo que indica que el análisis está mal de alguna forma. Pero uno se pregunta cuál es la prueba de que Trump es capaz de concentrarse. Supongo que tendríamos que recordar que en lo que respecta a la cuestión de la raza en el siglo XIX, al menos Trump reconoció las grandes cosas que ha estado haciendo el magníficamente longevo Frederick Douglass.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Cinco presuntos terroristas fueron abatidos en Cambrils, Cataluña
No te pierdas
×