OPINIÓN: 5 recomendaciones para cuidar el dinero cuando rentes con alguien

Poner reglas te ayudará a mantener al dinero en su justa dimensión y evitará que afecte lo realmente importante que es la amistad y la experiencia de vivir juntos.
En México, seis de cada 10 jóvenes comparten o han compartido departamento en su vida y el principal motivo es acercarse a su lugar de trabajo y al mismo tiempo ahorrar algo de dinero.
Dato  En México, seis de cada 10 jóvenes comparten o han compartido departamento en su vida y el principal motivo es acercarse a su lugar de trabajo y al mismo tiempo ahorrar algo de dinero.  (Foto: Shutterstock/CNNMoney)
Ilse Santa Rita

Nota del editor: Ilse Santa Rita es periodista de finanzas y negocios con siete años de experiencia. Trabajó en el periódico El Economista, en El Financiero-Bloomberg y en Grupo Expansión, donde fue –en diferentes etapas- reportera de finanzas personales y de empresas. Actualmente encabeza el área de contenido de www.piggo.mx, de GBM Grupo Bursátil Mexicano. Escríbele a su correo ilse@piggo.mx. Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad del autor.

(Expansión) – “Nuestra primera regla será amar y compartir”, me dijo una de mis roomates (compañera de departamento) cuando empezamos a vivir juntas.

La primera vez que la vi llevaba lentes de pasta negra y llegó montada en su bicicleta a mi antiguo departamento. Yo la recibí en pijama y le ofrecí tomarnos un té.

Lee: 6 errores que podrían arruinar tus finanzas

- ¿De cuánto es tu presupuesto?, le pregunté con la taza caliente entre manos.

En esos tiempos las rentas no estaban tan caras y su presupuesto se ajustaba perfecto al mío para que pudiéramos alquilar un departamento en la colonia hipster que nos gustaba.

Ella amaba el café y yo el té. Ella era vegetariana y a mí me gustan los tacos de bistec. Pero a las dos nos gustaba despertar con canciones de Soda Estéreo y odiábamos ponerle cortinas a la casa. Todo estaba de maravilla. Hasta que un día no estuvo.

Lee: 5 ideas sencillas para empezar a ahorrar

Muchas veces compartir gustos y tener cosas en común no son son suficientes para mantener una buena convivencia debido a muchos factores, entre ellos, los malos entendidos por dinero. Que si alguien pagó más que otro, que si me prestas para la renta y luego te pago, que si me debes y ya no te acuerdas, que si un día me quiero cobrar de tu cambio porque me la debes, en fin, cosas de humanos.

En México, seis de cada 10 jóvenes comparten o han compartido departamento en su vida y el principal motivo es acercarse a su lugar de trabajo y al mismo tiempo ahorrar algo de dinero al dividir la renta y servicios entre varias personas, de acuerdo con una encuesta hecha por la plataforma de renta de renta de viviendas Dada Room.

Por eso hablar de dinero cuando te mudas con alguien importa. No porque ese sea el factor más importarte, sino porque poner reglas te ayudará a mantener al dinero en su justa dimensión y evitará que afecte lo realmente importante que es la amistad y la experiencia de vivir juntos.

Lee: ¿Qué es la renta vitalicia para el retiro y cómo funciona?

Si tú estás por irte a vivir solo o ya vives con alguien, aquí te van algunos puntos que debes aclarar con tu compañeros para que las cuestiones de dinero no les arruinen la amistad.

1. Fechas de pagos

Así como el casero te establece una fecha máxima para pagar la renta, tú también establece con tu compañero una fecha de pago. Si tu roommate se atrasa frecuentemente, te obligará a desembolsar más de la cuenta y estarás más limitado en tu presupuesto. Si no lo hablan desde el principio, eso afectará el ánimo entre los dos. Si tú eres el que se atrasa, no seas gandalla y sé puntual en tus pagos.

2. Para los muebles, cada quien lo suyo

Si van a amueblar la casa, lo ideal es que cada uno compre muebles y electrodomésticos de manera separada y por un monto equivalente. Si uno compra la lavadora, que otro compre otro(s) artículos para la casa por un monto similar. Otra ventaja de comprar muebles de forma separada es que si alguno de los dos decide irse, se lleva su mueble y listo.

3. No todos los servicios van a partes iguales

Hay servicios como el gas y la luz que normalmente se dividen en partes iguales, pero hay servicios por lo que una persona podría pagar más que otra como la contratación de televisión por cable o uso del lugar del lugar de estacionamiento. Asegúrate de que esos detalles queden claros desde el principio.

4. Pizarrón con gastos pendientes

La memoria siempre falla y tener un pizarrón en un lugar visible ayuda mucho a tener presentes pagos pendientes o recados importantes. Si alguno de los dos compró el gas, apúntenlo en ese pizarrón y será un recordatorio más amistoso que tocarle la puerta a las 11 de la noche para cobrarle.

5. ¿Y la regla de amar y compartir?

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Amar y compartir siempre será un buen consejo. Sé flexible. Si tu compañero se come una rebanada del jamón con el que te haces tu desayuno Godínez o tomó un poco de tu cátsup, no pasa nada. No pasa nada siempre que el compartir sea recíproco.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Cuatro islas privadas ideales para rentar en Airbnb
Ahora ve
Tiroteo en hospital de Guatemala deja seis muertos
No te pierdas
×