OPINIÓN: Lo que pase dependerá de la gente de Manchester, como ocurrió en Boston

El atentado en Manchester evoca momentos del atentado en el maratón de 2013 en la ciudad estadounidense… y la solidaridad que surgió en la comunidad.
Rumbo  Analistas aseguran que los acontecimientos trágicos, como los registrados en Boston y en Manchester, pueden apartar a la gente o pueden unirla.  (Foto: EFE)
Dan Kennedy

Nota del editor: Dan Kennedy es profesor asociado de Periodismo en la Universidad Northeastern y autor del blog Media Nation. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — Nunca me he visto personalmente afectado por un atentado terrorista, así que no pretendo dar consejos a la gente de Manchester después de ese día terrible. Pero como vivo en la zona metropolitana de Boston (y soy uno de los miles de personas que apoyó a nuestra ciudad tras los atentados en el maratón de Boston en 2013), tengo algunas ideas respecto a cómo una comunidad puede unirse tras una tragedia como esta.

Aunque al igual que Boston, Manchester estaría infinitamente mejor si estos malévolos actos nunca hubieran ocurrido (cosa incomprensible también para los que ahora resultaron afectados), puedo decir con conocimiento de causa que también pueden dejar algo bueno.

OPINIÓN: No hay que encerrar a las jóvenes valientes

Hace poco más de cuatro años, cientos de miles de personas bordeaban la ruta del maratón de Boston. El día del maratón es día festivo, ya que coincide con el Día de los Patriotas, celebración de las batallas de Lexington y Concord.

En ese día perfecto de primavera, mientras chicos y grandes animaban a unos 30,000 corredores, dos hermanos que habían caído en las garras de la ideología terrorista hicieron estallar bombas deliberadamente diseñadas para mutilar y asesinar.

OPINIÓN: Más personas mueren en bañeras que por terrorismo

Tres personas murieron: Krystle Campbell, Lu Lingzi y Martin Richard, de ocho años, quien vive eternamente en una desoladora fotografía en la que se lo ve sosteniendo un letrero que había hecho un año antes, en el que se lee: "Basta de lastimar a la gente". Hubo cientos de heridos y muchas personas perdieron extremidades. Sean Collier, un policía del Tecnológico de Massachusetts, murió a manos de los atacantes mientras intentaban escapar.

Los hechos del atentado en el maratón se parecen mucho a lo que sabemos hasta ahora del atentado en Manchester: varias familias y niños murieron o resultaron heridos al final de un concierto de Ariana Grande.

Stephen Jones, el hombre sin hogar que corrió a ayudar tras ataque en Manchester

Mientras escribo este artículo, parece que murieron 22 personas y hubo muchos heridos más. La policía señaló a Salman Abedi, de 22 años, como el sospechoso del atentado. El Estado Islámico se adjudicó el ataque.

Lo que pase después dependerá de la adaptabilidad y la unidad del pueblo de Manchester, justo como ocurrió en Boston hace cuatro años. En nuestro caso, la ciudad se unió como no había visto en mi vida. Hubo una sensación palpable de interés por los demás, de entrar en contacto con nuestra creciente y dinámica comunidad musulmana para hacerles saber que estaban a salvo y que los valorábamos, de pensar lo que significa convivir en una zona urbana diversa.

Lo curioso fue que una estrella de los deportes fue quien hizo cristalizar esa determinación. Varios días después del atentado, miles de valientes aficionados al béisbol se dieron cita en el Fenway Park para ver el partido entre los Medias Rojas y los Reales de Kansas City. La máxima estrella de los Medias Rojas, David Ortiz, quien es inmigrante, tomó el micrófono durante la ceremonia previa al partido. "Esta es nuestra ******da ciudad", dijo. "Nadie va a dictar nuestra libertad. Manténganse fuertes".

Poco después del ataque del lunes 22 de mayo, Dic Donohue, un sargento de policía retirado que resultó muy malherido en el tiroteo en el que arrestaron a los dos perpetradores del atentado en el maratón, dejó bien clara la relación entre lo ocurrido en Manchester y lo de Boston. Donohue escribió en Twitter: "De verdad hay muy (pocas) cosas más cobardes que atacar a jovencitas en un concierto de Ariana Grande. #Manchester".

Los acontecimientos trágicos pueden apartar a la gente o pueden unirla. En nuestro caso, honestamente creo que la forma en la que reaccionamos a los atentados en el maratón nos sirvió para ser una ciudad más amable y más amorosa. Ese es el verdadero legado de Martin Richard.

OPINIÓN: El ataque de Manchester es la pesadilla de todos los padres

Ojalá que a la gente de Manchester (la comunidad y particularmente sus niños, quienes conocieron un nuevo horror) viva esa misma clase de sanación.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Escultores del hielo alistan sus piezas en mercado de Edimburgo
No te pierdas
×