OPINIÓN: Una renegociación del TLCAN en un momento complejo para México

Los actores económicos en México deben aprovechar esta coyuntura para posicionar al país frente al nuevo contexto global, acompañados del fortalecimiento de las políticas estructurales.
Ecommerce global  Estados Unidos, China y Japón, son los mercados en los que más compran los internautas mexicanos.  (Foto: iStock)
Francisco Bautista

Nota del editor: Francisco Bautista es socio de EY México, Global Trade & Investment, Incentives; J. Adolfo López es gerente de EY México, Global Trade & Investment, Incentives. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(Expansión) — En el marco de la próxima renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el actual contexto geopolítico tanto interno como externo y las reformas estructurales del nuevo gobierno de EU plantean importantes temas en la agenda comercial de México que marcarán el futuro de dicho acuerdo.

Existen aspectos relevantes como las presiones inflacionarias en los insumos y el salario mínimo, la depreciación del peso, el incremento en el costo de los energéticos y el contexto político frente a las elecciones presidenciales en 2018; éste último, además de ser determinante para el rumbo del país, podría ser crucial para lograr la renegociación del TLCAN antes de entrar al periodo electoral.

Lee: Negociaciones del TLCAN iniciarán en agosto, según el equipo de Trump

Los actores económicos en México deben aprovechar esta coyuntura para posicionar al país frente al nuevo contexto global, acompañados del fortalecimiento de las políticas estructurales, con visión de largo plazo y bajo siete ejes estratégicos:
a) la simplificación de impuestos y la ampliación de la base de contribuyentes;
b) el impulso a la estabilidad macroeconómica a través del manejo de las variables fundamentales del crecimiento económico por el Banco Central;
c) incentivar la disciplina fiscal y el gasto público;
d) fomentar la inversión productiva en sectores de mayor valor agregado y de efecto arrastre en la economía;
e) repensar los modelos de importación y exportación tradicionales;
f) generar políticas de fortalecimiento a la economía local e;
g) impulsar la diversificación del país en el largo plazo a través del aprovechamiento de los múltiples tratados comerciales de México con el mundo.

En perspectiva, ¿qué aspectos adicionales debería centrarse la conversación de los gobiernos involucrados?

1. El comercio electrónico como un capítulo indispensable: Desde la entrada en vigor del acuerdo ha habido importantes cambios tecnológicos como el impulso en el comercio electrónico.

En México, esta nueva industria asciende a más de 257,000 millones de pesos al año 2015 y donde tuvo un crecimiento del 59% de 2014 al 2015, según la Asociación Mexicana de Internet, por lo que es imprescindible se incluya en la mesa de renegociación del TLCAN, lo que podría significar nuevas oportunidades para diversificar el intercambio comercial, al tiempo que se impulsaría esta industria en colaboración con las otras naciones.

2. Las elecciones presidenciales en México en 2018: Tanto para el gobierno mexicano como el de EU es imprescindible dar certidumbre a la renegociación y al seguimiento de los términos establecidos durante la administración actual frente a las elecciones presidenciales de México en 2018.

De no concretar la renegociación antes de los comicios electorales, se tendrían que retomar las discusiones con posterioridad, una vez que la nueva administración tome protesta.

3. El impuesto de ajuste fronterizo: Si bien el impuesto de ajuste fronterizo (BAT, Border Adjusted-Tax por sus siglas en inglés) no se incluyó en el esbozo del Plan Fiscal de la Administración de EU, existen todavía algunos seguidores en el Congreso que buscarían impulsar esta reforma al Plan Fiscal.

Este tendría el objetivo de estimular la economía local a través de una nueva forma de tributar, fomentando el consumo de lo producido en EU. Para las empresas exportadoras mexicanas, se traduciría en mayores niveles incertidumbre en las exportaciones frente a la imposición de esta medida. Lo anterior tendría implicaciones en materia de comercio exterior entre EU y México.

Lee: Ahora Trump habla de un impuesto espejo a importaciones

Ajustes en el contenido regional de lo “hecho en EU”

Estados Unidos podría buscar modificar los requisitos de origen estipulados en el TLCAN para el sector automotriz para aumentar el contenido de los productos producidos en dicho país. Esto podría tener implicaciones en materia de comercio exterior para las armadoras de vehículos y las autopartistas que producen en la zona al buscar los beneficios y preferencias arancelarias del Tratado dado que, al aumentar el requisito de contenido regional estadounidense, podrían elevar sus costos de producción por la diferencia en precios relativos de los productos americanos.

Sin duda, México no sería el mismo sin el TLCAN, pero las ventajas competitivas que ofrece seguirán siendo pilares sólidos que continuarán haciéndolo atractivo en materia comercial.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Ante este escenario, es imprescindible que se reconozcan las potenciales implicaciones de las cambiantes condiciones de la escena global, en donde las sorpresas son la constante en la nueva forma de hacer negocios y el entendimiento del riesgo con visión de largo plazo se vuelve una práctica estratégica esencial para ganar en el mercado.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
La intención de AT&T de comprar Time Warner se discute en una Corte de EU
No te pierdas
×