OPINIÓN: Ser padre es mucho más que solo pagar las cuentas

El papá tradicional, que se iba a trabajar todo el día y que solo era responsable de proveer el ingreso familiar, está cambiando a un ritmo acelerado.
Creador de momentos  Además de ser un superhéroe, un paño de lágrimas y un maestro, un papá se transforma con el paso del tiempo en un creador de momentos que sus hijos podrán revivir.  (Foto: iStock)
Ivette de Jacobis

Nota del editor: Ivette de Jacobis es experta en resultados con Bienestar Personal. Síguela en su cuenta de Facebook ivettedejacobisv y Twitter @IvettedeJV. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(Expansión) — Este mes festejamos para dar reconocimiento a todos aquellos hombres que de alguna u otra forma, tienen el privilegio de ser papás.

Puedes estar tradicionalmente casado, divorciado, ser papá soltero, adoptivo, viudo, padrastro, ser el proveedor principal o el que se queda en casa; de cualquier forma, lo importante es que tus hijos necesitan un papá amoroso e involucrado. El papá tradicional, que se iba a trabajar todo el día y que solo era responsable de proveer el ingreso familiar, está cambiando a un ritmo acelerado.

No olvides que como papá eres un superhéroe, un paño de lágrimas, un maestro y, por supuesto, un apoyo incondicional; y la suma de todo esto con el paso del tiempo te transforma en un creador de momentos que tus hijos podrán revivir.

Lee: Día del Padre, recuerdos que no mueren incluso cuando el papá ya no está

Como hija, celebro el tiempo que mi papá nos dedicó, porque hoy que ya no está, esos momentos que pasamos juntos son recuerdos y sensaciones que puedo revivir y sentir nuevamente, particularmente aquéllos que creo que forjaron nuestra relación. Como en los veranos que me iba a trabajar con él y antes de llegar siempre pasábamos a comprar mi dulce favorito, cuando preparábamos pizzas, los juegos de mesa los fines de semana en familia, los campamentos y como caminábamos agarrados del dedo meñique.

Papá, el mejor legado que puedes darle a tus hijos es un poco de tu tiempo cada día, entiendo que a veces puede ser complicado, por eso la conveniente frase de que más vale calidad que cantidad. Sin embargo, considero que para que pueda ser de calidad, requerirá también de cantidad.
Aprovecha cualquier oportunidad para crear momentos con tus hijos, pueden ser planeados y que se vuelvan un ritual o simplemente aprovecha una oportunidad para convivir.

Para crear esos momentos:

Métete a su mundo


  • Para lograr entender en qué están, escúchalos. Es fundamental que sepas qué piensan de todo lo que pasa a su alrededor, qué les preocupa, cuál es el siguiente evento que los tiene interesados, preocupados o al que no pueden faltar; quiénes son sus amigos, qué piensan de ellos, qué videojuegos están jugando, qué música escuchan, qué nuevas apps utilizan, etc.
  • Poca intervención en el momento que tus hijos estén hablando. Cualquiera que sea el tema, déjalo fluir, sin dar tu opinión o punto de vista, de esta forma sentirán confianza y poco a poco estarán más cómodos compartiendo y con apertura para debatir temas contigo.
  • Respeta su individualidad: Ellos no son una extensión tuya, son personas auténticas a las que tienes que ir descubriendo para entender cómo ven al mundo desde su perspectiva; y bajo ninguna circunstancia descartes o demerites sus puntos de vista y gustos.

Crea el momento


  • El espacio para hacerlo, está en todos lados, solo pon atención, aprovéchalo o provócalo.
  • Vean YouTube, realicen algún mandado juntos, vean televisión, cenando, camino a la escuela, etc.
  • También puedes planear momentos que después se vuelvan rituales que compartan juntos.

Lee: 10 regalos verdaderamente útiles para papá

Conexión emocional

Una vez que hiciste lo anterior, por automático esas vivencias crearán la conexión emocional que recordarán tus hijos toda la vida.

Esto es lo que debes saber del Día del Padre

Varias cosas que valorar y apreciar de los papás:

  • Son un modelo a seguir, las niñas buscaremos una pareja con características similares a las de nuestro papá y para los niños es un ejemplo de cómo ser en pareja, padre y guardián de la familia.
  • Las pláticas de los papás tienen más ¿qués?, ¿cómos?, ¿dóndes? que estimulan el pensamiento de los niños y les enseña otro estilo de comunicación.
  • Nos enseñan el “hágalo usted mismo”, ya sea colgar un cuadro, cambiar un foco o reparar el auto.
  • Nos contagian el gusto por probar nuevas experiencias como subirnos a las montañas rusas.
  • Deportistas por naturaleza, nos comparten el gusto por la actividad física.
  • Nos introducen el gusto por la música, pop, country, marimba, rock, leyendas musicales o creaciones propias, siempre están dispuestos a compartir diferentes estilos musicales.
  • Agregan humor a nuestra vida con sus chistes, humor negro, actuaciones o formas de bailar.
  • Nos enseñan a manejar desde el coche hasta nuestras finanzas.
Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Felicidades a todos los papás, incluyendo mi esposo, que a través de su amor dan tanto, y no dejemos pasar este momento para reconocerles su importante contribución.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Aston Martin quiere llevar el lujo de sus autos al sector inmobiliario
No te pierdas
×