OPINIÓN: La subida de la tasa terminará rompiendo la burbuja de Wall Street

Muchos economistas monetaristas hablan de la importancia de la política restrictiva con subida de la tasa de interés para contener procesos inflacionarios o en las antípodas.
Desde 2016 la tasa viene subiendo desde 1.38 a 2.62, encontrándose actualmente en 2.40; todavía no se ha producido ninguna crisis, pero es el preludio de la que vendrá, aseguran analistas.
¿Repetirá comportamiento?  Desde 2016 la tasa viene subiendo desde 1.38 a 2.62, encontrándose actualmente en 2.40; todavía no se ha producido ninguna crisis, pero es el preludio de la que vendrá, aseguran analistas.  (Foto: iStock)
Roberto Ruarte / / / Director y editor de Ruarte Reports

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) – La mayoría de los inversores y operadores se fija con detenimiento las políticas restrictivas o expansivas que determina la FED mes a mes para hacer proyecciones de lo que podría suceder en los mercados de acciones, materias primas y monedas.

Desde nuestro punto de vista, es mucho más importante la tasa de interés que surge por el libre albedrío del mercado, esto es la tasa de interés que los inversores le piden al gobierno de Estados Unidos para prestarle tanto a 10 como a 30 años.

OPINIÓN: Algunas guías para entender los mercados financieros

Muchos economistas monetaristas hablan de la importancia de la política restrictiva con subida de la tasa de interés para contener procesos inflacionarios o en las antípodas, una política expansiva con bajas tasas para tratar de hacer recuperar a una economía fría que ha caído en recesión.

En 1981 la tasa de interés que los inversores llegaron a exigirle al gobierno estadounidense para prestarle a 30 años llegó a ser superior al 15%. La década del '70 fue una época inflacionaria y las tasas de referencia, como las que el mercado pedía, crecían porque la inflación creciente exigía mayores tasas para tener algún rendimiento real.

Desde 1981 tuvimos 34 años de caída en la tasa de interés desde los máximos superiores al 15% para la tasa de 30 años a niveles cercanos al 2% en 2017, 34 años de Fibonacci marcaron, desde nuestro punto de vista, el fin de una política de caída en la tasa de interés y en la decisión de los inversores de prestarle cada vez a tasas más bajas al gobierno de los Estados Unidos.

OPINIÓN: Desaceleramiento de tasas, oportunidad de un 'rally' dorado

Entre 1981 y 2017, si bien la tendencia de la tasa de interés como inversa de los precios de bonos de 10 y de 30 años, ha venido en una clara caída; se destacan periodos de rebotes de tasas e importante caída de bonos.

Si bien la tendencia ha sido bajista y este ha sido el principal motor para el gran bull market de la Bolsa de Estados Unidos, recordemos que en 1981 el Dow valía 750 puntos y en 2017 vale 21,500 puntos, con una subida de casi 30 veces en su valor. Todos los rebotes que vimos en los niveles de tasas generaron crisis que tuvieron su nombre propio. La subida actual desde 2016 todavía no le ha generado una, pero creemos que será el detonante de la próxima crisis que se encuentra cerca en tiempos y en precios.

Cuando todavía retumban en los oídos de los inversores la palabra de la directora de la FED, en el sentido que no viviremos ninguna crisis en nuestras vidas, la historia del comportamiento de las tasas parecen indicar justamente lo contrario: todo rebote importante de tasas generó crisis y ni hablar si la tendencia bajista desde 1981 terminó en el año Fibonacci 2016 y empezó un nuevo ciclo de subidas de tasas como tuvimos desde 1947 a 1981, donde la tasa subió del 2 al 15%.

Lee: Yellen prevé más alzas de tasas al destacar la salud económica de EU

Examinemos los hechos: el rebote de la tasa de 1986 y 1987 generaron el crash del Dow entre agosto y octubre de 1987, cuando sus cotizaciones cayeron un 40 % en solo 4 meses. La subida de tasas de 1993-1994 generó la caída de los mercados emergentes liderados por México conocido como efecto tequila.

El rebote de la tasa de 1996-1997 se llevó a los tigres asiáticos conocido como efecto arroz y luego vino el efecto vodka con la caída de Rusia. Todos cayeron en término de dólares entre 70% y 90% de su valor con devaluación depreciación de sus monedas y caídas bursátiles.

La subida de 1998-1999 terminó quebrando la burbuja del Nasdaq que desde el 2000 a 2002 descendió un 80%, produciéndose la crisis de las punto.com, junto con el efecto caipirinha en Brasil y tango en Argentina.
La subida entre 2004 y 2007 de la tasa generó la caída de 2007 a 2009 en Wall Street que significó una caída en tándem de todas las Bolsas mundiales.

Lee: El peso toca mejor nivel del año tras comentarios de Yellen

El rebote de 2009 a 2011 generó la caída de Europa de 2011 y 2012. La subida de la tasa de 2013 marcó el techo y descenso de México en dólares un 45% de su valor y de Brasil un 80% en dólares.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Desde 2016 la tasa viene subiendo desde 1.38 a 2.62, encontrándose actualmente en 2.40. Todavía no se ha producido ninguna crisis, pero es el preludio de la que vendrá, si el comportamiento se repite tal como pensamos. Creemos que esta vez la víctima, al igual que en 1987, en 2000 y en 2007 será la propia bolsa de Estados Unidos con un efecto tándem afectando todas las otras Bolsas mundiales.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Estatuas de la Confederación, los símbolos de la discordia
No te pierdas
×