OPINIÓN: Un primer tiempo a favor de México frente a EU

Tanto en el indicador de la Bolsa mexicana como la relación dólar-peso, 2017 no ha sido un año tan malo como se esperaba con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, opina Eduardo Yglesias
Resultados alentadores  Si medimos el comportamiento del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) en dólares el índice y el peso mexicano, han tenido un extraordinario primer semestre.  (Foto: Cuartoscuro)
Eduardo Yglesias

Nota del editor: Eduardo Yglesias es Licenciado en Administración de Empresas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y actualmente es Gerente Comercial de GBMfondos. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(Expansión) — Este 2017 arrancó con un gran nerviosismo y escepticismo sobre la evolución económica de nuestro país. Lo anterior se debió principalmente a la victoria del republicano Donald Trump por la presidencia de los Estados Unidos, quien como candidato amenazó con renegociar o, en su caso, hasta finalizar con el tratado comercial existente desde 1994 entre ambas naciones y Canadá.

Tales comentarios junto con su agresiva propuesta fiscal para otorgar ciertos beneficios a toda empresa que invirtiera en Estados Unidos y la construcción del famoso muro fronterizo, entre otras más propuestas, comprometían la entrada de flujos a nuestro país y por lo tanto su desarrollo económico.

La toma de protesta por la presidencia estadounidense ocurrió el 20 de enero de este año y a tan solo 161 días después, es decir, al término del primer semestre del año, la perspectiva es totalmente contraria o a favor de México, tan solo basta con observar los principales referentes en materia de inversiones.

En el caso del mercado accionario nacional, medido a través de su principal índice, IPC, observamos durante el primer semestre del año un crecimiento aproximado de 9.2%. Con tan solo seis meses superó a sus resultados anuales de 2013, 2014, 2015 y 2016, con -2.2%, 1.0%, -0.4% y 6.2% respectivamente. De igual manera, en este periodo el IPC alcanzó su máximo histórico con 49,939.47 unidades el 9 de mayo, mismo que nuevamente ha sido superado en este segundo semestre del año.

Lee: La Bolsa mexicana rompe el techo de los 50,000 puntos

Si medimos el comportamiento del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) en dólares, el resultado es aún más alentador gracias a que ambas variables, el índice y el peso mexicano, han tenido un extraordinario primer semestre. El mercado accionario nacional en dólares pagó aproximadamente 25%.

A diferencia del IPC, la relación dólar-peso vio su peor actuar en el mismo periodo con un -12.5% en comparación con los últimos cinco años finalizados, es decir, esta primera mitad del año fue mucho más negativa para el comportamiento del dólar versus los años 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016 con resultados por año de -7.1%, 0.9%, 12.7%, 17.9% y 19.7% respectivamente. Sin embargo, estos resultados mencionados han sido principalmente en perjuicio de nuestra moneda, ya que en los últimos cinco años mencionados el peso se devaluó frente al dólar aproximadamente un 49%.

Hoy, una vez finalizada la primera mitad del año, vemos con gusto que nuestra moneda ha tenido un gran desempeño y así como se mencionó que en este periodo el dólar se depreció un 12.5%, viéndolo desde la perspectiva del peso, es el peso el que ha ganado esta depreciación del dólar, es decir, nuestra moneda se ha apreciado un 12.5% (siguiendo con la relación dólar-peso), lo cual se traduce a menos pesos por un dólar. La mejor victoria para el peso en comparación con los años citados (2012, 2013, 2014, 2015 y 2016).

OPINIÓN: México vuelve a los niveles previos a la elección en EU

El mercado de deuda tampoco se salva de este buen inicio de año. Sí, los incrementos en la política monetaria nacional han ocasionado que el principal instrumento de deuda o, dicho de otra manera, el principal referente de este mercado, el CETE a 28 días, tenga un mejor desempeño. El primer semestre del año finalizó con una tasa objetivo por parte de Banxico de 7% y con ello los cetes a 28 días se subastaron a una tasa de descuento de 6.96%.

Al igual que el IPC y el peso mexicano, los CETES a 28 días han ofrecido un mejor retorno anualizado en los primeros seis meses de este 2017 en comparación con los últimos años concluidos. Tal es el caso de los años 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016, donde el resultado anualizado neto aproximado de los CETES a 28 días fue de 3.6%, 3.2% 2.4%, 2.4% y 3.6%.

La tasa anualizada neta del CETE a 28 días en este semestre fue de 5.74%, un 59% más que lo pagado en 2016. Otro buen resultado para esta primera mitad del año en materia de inversiones.

Si bien las inversiones están sujetas al comportamiento de la economía del país en cuestión y todos los agentes que lo componen, de acuerdo a lo mencionado este 2017, no ha sido tan malo como se esperaba o, mejor dicho, ha sido bastante bueno. Esperemos que la racha continúe y con ello nuestras inversiones.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Científicos europeos descubren un exoplaneta que podría albergar vida
No te pierdas
×