EU y China se usan de pretexto para no combatir el cambio climático: ONG

Organizaciones ecologistas denunciaron el fracaso de las negociaciones contra el calentamiento global por pretextos de esos dos países
Greenpeace en Tianjin
Protestas en Tianjin Greenpeace  Greenpeace en Tianjin
/
TIANJIN, China (Reuters) -

Estados Unidos y China, los mayores emisores mundiales de dióxido de carbono, siguen usándose mutuamente como excusa para no avanzar en las negociaciones para lograr un acuerdo en la lucha contra el cambio climático que se celebran en Tianjin, denunciaron observadores de las negociaciones.

Según representantes de Organizaciones No Gubernamentales ecologistas como Greenpeace o Friends of the Earth, las negociaciones siguen paralizadas en muchos aspectos debido a la tendencia de esos gobiernos a esperar a que sea el otro el que ceda primero.

"Ambos viven en una cultura de oposición mutua", señaló en rueda de prensa Wendel Trio, jefe de la delegación de Greenpeace en las negociaciones: "Estados Unidos no está dispuesta a avanzar si China no aumenta su transparencia, mientras que ésta no lo hace si Washington no aumenta su compromiso".

Trio, director de política climática de la organización ecologista, añadió que Estados Unidos "debería centrarse más en las negociaciones y menos en los medios de comunicación", ya que parece más preocupada por su imagen en la prensa que por el curso real de las conversaciones.

En términos más duros contra Washington se expresó la india Meena Raman, de Friends of the Earth, quien criticó duramente la postura del jefe negociador estadounidense en Tianjin, Jonathan Pershing.

Éste aseguró en la ciudad china -vecina de Pekín- que cualquier nuevo acuerdo debe partir del pacto de mínimos alcanzado el pasado año en la Cumbre de Copenhague.

"Aquel acuerdo se firmó sin el control de las Naciones Unidas, de forma no democrática, por lo que mina las negociaciones y fulmina por completo el Protocolo de Kyoto", señaló la representante de la ONG, una de las que asiste como observadora a las conferencias.

Raman también criticó a Naciones Unidas, que según ella "es cómplice de que Estados Unidos esté paralizando las negociaciones", al no conseguir que en Washington prosperen las iniciativas de una legislación para la lucha contra el cambio climático.

"Si Estados Unidos tiene problemas internos, debe mantenerse al margen y permitir que los otros países avancen, porque estamos al borde de un desastre climático", señaló la representante india de la organización ecologista.

Para Trio de Greenpeace, China también debe asumir mayores responsabilidades en la lucha contra el cambio climático, pese a que sus promesas de mejora de la eficiencia energética de 2009 fueran bien recibidas por la comunidad internacional.

"Todavía hay una inmensa inversión de China en carbón", fuente de energía que mueve el 70% de la economía nacional y altamente contaminante, dijo el representante de Greenpeace.

En resumen, añadió, "debe abandonarse la cultura de la confrontación y de acusarse mutuamente. Hay que tomar decisiones no porque otros países lo hagan, sino por el planeta".

Las principales delegaciones en las negociaciones (China, EU, Naciones Unidas y la Unión Europea) informarán de su visión de las negociaciones de Tianjin tras su clausura mañana, sábado.

La reunión de Tianjin ultima documentos e intenta buscar puntos de consenso para que la Cumbre de Cancún que inicia el 29 de noviembre dé mayores frutos que la del pasado año en Copenhague, resuelta con un acuerdo de mínimos alcanzado en el último momento.

Estados Unidos condiciona su prometida reducción de emisiones del 17% -que de todos modos es insuficiente, según otras delegaciones- a que países como China den información detallada y abierta sobre sus programas de eficiencia energética, algo que Pekín sólo aceptaría si se llevaran a cabo con fondos de los países desarrollados.

Ahora ve
Estatuas de la Confederación, los símbolos de la discordia
No te pierdas
×