Un hotel pone el ejemplo de cómo cuidar la ecología en Quintana Roo

Hacienda Tres Ríos es uno de los hoteles más reconocidos como protector del medio ambiente y promotor del turismo 'verde' en México.
hotel-turismo-verde  hotel
Claudia López y Marcos Betanzos
Autor: Claudia López y Marcos Betanzos | Otra fuente: OBRAS
(Obras) -

Un hotel del Caribe mexicano está poniendo el ejemplo de que su negocio no está peleado con el cuidado de la ecología.

Ubicado entre Cancún y Playa del Carmen, en Quintana Roo, la Hacienda Tres Ríos Resort, Spa & Nature Park estableció criterios ambientales para guiar su diseño arquitectónico y de ingeniería con el fin de tener una armónica convivencia con el hábitat de la zona.

La infraestructura hotelera se ubicó en las áreas de menor valor ambiental o en las ya afectadas naturalmente para tener el menor impacto en los ecosistemas de la zona.

Las áreas de dunas se rehabilitaron y reforestaron y la construcción se hizo a una distancia de 20 metros para no afectar los cenotes y las cavernas.

Todos los edificios se cimentaron sobre una construcción de más de 780 postes elevados que se colocaron a profundidades de 5 a 30 metros para asegurar los flujos superficiales de agua en el manglar.

La obra se realizó sobre una base de roca permeable, lo que permite mantener el edificio sin problemas de humedad y se eleva a casi tres metros sobre el nivel del mar, lo que asegura que el agua fluya libremente debajo de la construcción.

Además, debajo de todos los caminos se colocó una tubería de drenaje, que permite el flujo natural de agua, sus nutrientes  y la fauna.

El canal que está en medio del hotel aprovecha los flujos naturales de agua de los ríos subterráneos de la propiedad y evitan la necesidad de un sistema hidráulico de alimentación.

Para reducir el impacto de los trabajos de construcción, como la contaminación por polvo o residuos, se utilizaron elementos prefabricados fuera de la obra para solo ir ensamblando.

Antes de construir el conjunto fue necesario someter el proyecto a dos años de estudios de impacto ambiental, explica Gabriel Santoyo, director de Desarrollo Sustentable del hotel.

La inversión para el proyecto fue de aproximadamente 84 millones de dólares.

El desarrollo cuenta con un sistema de intercambiadores de calor que solo necesita 30% de la cantidad de combustible que se necesita para calentar el agua de un hotel.

En prácticamente todo el edificio se utilizan focos de bajo consumo y en las habitaciones se automatizaron los equipos de luces y aire acondicionado con sensores de movimiento para apagarse automáticamente.

Además, hay vidrios dobles para reducir la pérdida de energía y, gracias al agua fría que se extrae de pozos profundos y el calor que se genera del sistema para calentar el agua, se ahorra el 38% de energía en aire acondicionado.

Toda el agua potable viene del mar y es tratada con una planta desalinizadora y potabilizadora, lo que evita el uso del agua dulce de los mantos acuíferos y reduce 40% el consumo.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Además se ha especificado el uso de productos 100% biodegradables, además del reciclaje de todos los desechos sólidos, aseguró Diego Arroyo, director de Proyectos y Desarrollo de Sunset World, empresa propietaria de la Hacienda Tres Rios.

El desarrollo, donde coexisten 120 especies de plantas y 90 de animales, obtuvo por segundo año consecutivo el certificado Green Globe, por sus prácticas a favor del turismo sustentable y de protección al medio ambiente.

Ahora ve
Qué hacer si rentabas una vivienda y lo perdiste todo tras el sismo
No te pierdas
×