Nacimiento de tigres blancos en México alienta preservación de esa especie

Cinco cachorros de esa especie, que se encuentra en peligro de extinción, nacieron en el zoológico de León, en Guanajuato
Autor: Esmeralda A. Vázquez Tapia | Otra fuente: CNNMéxico

El nacimiento de cinco cachorros de tigre blanco en el zoológico de León, en el estado de Guanajuato, representa una esperanza para una especie que se encuentra en peligro de extinción, de acuerdo con el Libro Rojo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Al ser una especie de "alto riesgo", el lugar donde se desenvuelven estos animales es primordial para su cuidado y reproducción, explicó a CNNMéxico Carlos Guillén López, biólogo y director operativo del zoológico.

"Tratamos de tener un suelo natural para que los cojinetes de sus patas se sientan cómodas, la vegetación es indispensable, mantener un número mínimo por exhibidor es también importante para que el espacio sea suficiente. También debemos construir ciertos sitios en los que se puedan refugiar y se sientan cómodos de ser vistos o simplemente para permanecer ocultos", explicó.

Los cachorros, que nacieron el 14 de septiembre, son crías de Légola y Valentina, felinos que llegaron al zoológico de León procedentes del zoológico de Guadalajara, Jalisco, en 2007.

El proceso de reproducción ocurrrió sin contratiempos, explicó Guillén.

"Los últimos días de gestación, ellos comienzan a dormir más y dejan de comer. (Además) la hembra comienza la limpieza de sus glándulas mamarias lo que indica que sus crías están próximas a nacer", añadió.

En promedio, los cachorros pesaron un kilogramo: tres de ellos son machos y dos hembras. La hembra solo cuida a tres felinos, ya que los últimos dos se encuentran bajo el cuidado de personal del zoológico.

Una hembra y un macho reciben lo que se denomina una "crianza a mano", debido a que tienen un peso inferior al deseado, además de que su cuidado resultaría complicado para Valentina.

Los cachorros a cargo del personal del zoológico no podrán reencontrarse con su madre porque no serían reconocidos por ella, por lo que su desarrollo se llevará a cabo de manera independiente y separados de su familia biológica.

"Con los felinos es muy complicada la reintroducción de los ejemplares con sus padres, y lo natural es que los vean como extraños y los ataquen, por lo que serán puestos en otro sitio y tal vez cuando sean adultos puedan reencontrarse", dijo Guillén.

El periodo crítico de supervivencia para los cachorros de tigre blanco son las primeras cuatro semanas de vida. El constante cambio de alimentación puede provocar que tengan reacciones desfavorables para adaptarse, sobre todo cuando empiezan a comer carne, en la tercera semana.  

Los tigres blancos tienen la capacidad de reiniciar su cortejo de reproducción inmediatamente, por lo que decidieron mantener seprados a Valentina y Légola hasta que termine la fase crítica de cuidados de parte de la hembra hacia las crías.

Los zoológicos de Guadalajara, Culiacán, Morelia y Aguascalientes son algunos de los recintos que mantienen en cautiverio a la especie de tigre blanco en México. 

En estado salvaje, generalmente, se encuentra al sureste de Asia, en el centro y sur de la India.

Ahora ve
No te pierdas