La basura de la Ciudad de México, un problema que 'invade' sus calles

El cierre del Bordo Poniente cumplirá un año en diciembre y la zona metropolitana aún sufre las consecuencias con un exceso de desechos
  • A+A-
| Otra fuente: CHILANGO

A casi un año de la clausura del tiradero más grande de América Latina, el Bordo Poniente, la Ciudad de México no solo sufre una crisis de basura sino un rezago en recursos y soluciones ante el problema.

Diferentes puntos del Distrito Federal como el Hemiciclo a Juárez, la zona de Tepito, la Lagunilla y la Merced, se convirtieron en basureros tras el cierre del Bordo Poniente en diciembre del año pasado.

Para regularizar la situación, el Gobierno del Distrito Federal (GDF) propuso la distribución de las 12,600 toneladas de desechos que se recopilan diariamente hacia cuatro puntos de su vecino, el Estado de México: dos en Ixtapaluca al oriente de la ciudad, uno más en Cuautitlán Izcalli al norte y otro en Xonacatlán al poniente.

Estos traslados cuestan cada año 3,000 millones de pesos al gobierno de la ciudad, sin embargo, los camiones recolectores no alcanzan a realizar todas las rutas, además, los trabajadores necesitan hasta dos horas para separar los desperdicios.

Para ayudar a aliviar la situación, la Secretaría de Obras y Servicios del GDF implementó el proyecto de islas de reciclaje. El plan, impulsado por la iniciativa privada, propone colocar contenedores para clasificar la basura. Estas islas contarán con personal capacitado para orientar a las personas sobre cómo usarlas. Hacia el final del 2012 se espera que haya 400 islas con empleados de apoyo las 24 horas.  

Horacio Santiago, líder de la Sección 1 del Sindicato de Limpia del DF, dice que “hay una iniciativa de privatizar los servicios. Nosotros hemos dado los resultados de que podemos, sólo pedimos herramientas, equipo y recursos humanos”.

Según Rodrigo Atilano, director de Servicios Públicos del GDF, se pretende que la ciudad controle sus residuos. “El tema de fondo es que el manejo de los residuos deje de costarle gradualmente a la ciudad y que la comercialización de los materiales reciclables represente un ahorro cada vez mayor por su aprovechamiento”, explicó.

El sector privado también participa en operaciones de barrido nocturno, en supervisión de barrido manual y mecánico, mantenimiento de áreas verdes urbanas y limpia de vías primarias como Periférico.

La última parada de la basura son las dos plantas de selección donde los desechos son separados en cartón, aluminio, vidrio, hueso, trapo, papel o tetrapack. Los materiales que no se pueden recuperar son enviados a un relleno sanitario.  

Actualmente el Bordo Poniente se encuentra bajo licitación. Proactiva Medio Ambiente México, Ges Constructores de México y Sistemas de Energía Internacional son algunas de las empresas que concursan por la concesión para la explotación de gas metano con el fin de producir combustible y energía eléctrica. 

Este es un fragmento de un artículo publicado en la edición de noviembre de 2012 de la revista Chilango, que es parte de Grupo Expansión, una empresa de Time Inc. La firma edita en México 17 revistas y siete sitios de internet, entre ellos CNNMéxico.com.

Ahora ve