Los campesinos de Chiapas unidos por conservar sus bosques y selvas

Un proyecto para preservar los recursos naturales de la zona da esperanza a sus habitantes como otra manera de obtener ingresos
Ángeles Mariscal
Autor: Ángeles Mariscal | Otra fuente: CNNMéxico
CHIAPAS (CNNMéxico) -

Un grupo de agricultores consolidó un proyecto de captación y venta de resina de pino en la reserva ecológica de La Sepultura en Chiapas, en el sur de México, con el que, a cambio de ganancias económicas, contribuyen a la conservación de bosques y selvas.

Agricultores de los tres ejidos de la región: Tres Picos, California y Nueva Esperanza, participan en el proyecto, que les permitirá proteger el bosque, y al mismo tiempo obtener una ganancia equivalente a 11 salarios mínimos (59.08 pesos, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, SHCP). La extracción solo se puede realizar un día a la semana.

“Hace siete años, cuando empezamos con el proyecto de extracción de resina de pino, lo veíamos como algo que no se podía dar, porque nosotros vivimos de sembrar maíz, y si no sembrábamos no teníamos que comer. Pero comenzamos y hubo momentos en los que por ir a la capacitación y empezar a hacer las caras (cortes en los troncos de pino) para la extracción, no teníamos ni para la comida”, comentó Alicia, ejidataria del poblado California a CNNMéxico.

La reserva ecológica, que se localiza al oeste de la Sierra Madre de Chiapas y cuyos ríos alimentan la cuenca hidrológica del Grijalva, una de las más importantes de México, es una zona de paso para la migración y el comercio entre la costa y la región central de Chiapas.

Fue en 1995, cuando el gobierno federal decretó 167, 310 hectáreas como reserva ecológica. La Sepultura es una zona con grandes extensiones de selva y bosques de pino y de montaña, y la cual, tan solo en la década anterior, había perdido el 30% de su biodiversidad, de acuerdo con un estudio realizado por el organismo oficial.

Hasta 2011, el proyecto comenzó a tomar forma cuando consiguieron una empresa que comprara la resina de pino, pero fue hasta noviembre de este año que se hizo el primer embarque del producto para la empresa Alen de Monterrey, explicó Edilberto López Cruz, comisariado ejidal de Tres Picos.

Óscar Alejandro Acevedo Herrera, ingeniero de proyectos agropecuarios de la empresa Alen, que utiliza la resina para extraer el aguarrás y fabricar productos de limpieza, detalló que actualmente tiene un contrato con los campesinos para un periodo de cinco años.

A pesar del logro, los ejidatarios afirman que la paga es insuficiente, aunque también han aprendido a valorar los recursos naturales.

“La ganancia es poca, apenas 1,500 pesos mensuales les pagaron por la resina a quienes más produjeron, pero vemos que los bosques si pueden generar recursos si los cuidamos, y hasta los ríos han tenido más agua porque las laderas están conservadas”, agregó Alicia.

Paralelo al proyecto de la resina, también establecieron viveros de cycadas, una especie de palma en peligro de extinción y continúan la siembra y cosecha de maíz y frijol, de la que subsisten prioritariamente.

Alexer Vázquez, director de la reserva que se encuentra bajo la custodia de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), dijo a CNNMéxico que, además, existen otros núcleos que producen café orgánico, maíz criollo, y realizan prácticas agrícolas donde se evita la utilización de agroquímicos, lo que también detiene la contaminación de arroyos y la erosión de los terrenos.

La expectativa de instituciones como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Comisión Nacional Forestal (Conafor), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Pronatura Sur, quienes han participado en este y otros proyectos de conservación en La Sepultura, es que los productores cambien de manera paulatina, la ganadería y agricultura por actividades de conservación, al tiempo de permitirles generar ingresos económicos.

Ahora ve
No te pierdas