De Quintana Roo a Chiapas, la nueva 'ruta de vida' de las guacamayas rojas

Un programa de reproducción busca rescatar a la especie y reinsertarlas en su hábitat natural en la selvas del sureste de México
Autor: Ángeles Mariscal | Otra fuente: CNNMéxico

Salvar de la extinción a la guacamaya roja, Ara macao, es la meta de un grupo de biólogos de Quintana Roo y Chiapas, en el sureste de México, que buscan incrementar el número de ejemplares de esa especie en vida silvestre.

Un grupo de 27 ejemplares fueron trasladados del parque ecológico Xcaret, en Quintana Roo, al de Aluxes, en Chiapas, donde se intentará que se adapten a las condiciones de su ecosistema natural, en la selva del Parque Nacional de Palenque.

Las guacamayas son ejemplares sanos nacidos y criados como parte del programa de reproducción que opera desde 1994 en el Parque Ecológico de Xcaret, explicó Rodolfo Raigoza Figueras, gerente de Fauna Silvestre del lugar.

Los ejemplares comenzaron una etapa de preparación para su liberación definitiva en la Selva Lacandona en marzo de 2013.

El objetivo, dijo, es consolidar un proyecto que lleva 18 años en funcionamiento y con el que se pretende contribuir a la preservación de esta especie representativa de la fauna silvestre mexicana.

Raigoza explicó que durante muchos años la guacamaya ha sido objeto de captura y comercialización ilícita, al grado de ponerla al borde de la extinción.

Actualmente, unos 1,000 ejemplares de la especie se encuentran en el parque de Xcaret, mientras que la población en su hábitat natural, en el sureste de México y parte de Centroamérica, no es superior a los 400, según las estimaciones del parque.

El programa de reproducción de guacamayas rojas implementado en Xcaret es financiado por la organización Acajungla y tiene la asesoría técnica del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Alejandro Estrada, investigador de dicho instituto y coordinador del programa de liberación de guacamayas en Chiapas, dijo que se realizaron estudios para identificar la compatibilidad genética entre la población de guacamaya roja en cautiverio y la que crece de forma natural.

Para ello se tomaron muestras de las poblaciones de polluelos del programa de Xcaret y de algunas guacamayas adultas de Aluxes y de la Biósfera Montes Azules, en la Selva Lacandona.

El resultado de este estudio corroboró que la población de Xcaret pertenece a la subespecie Ara macao cyanoptera, dijo Estrada.

A partir de su llegada a Palenque, las 27 guacamayas enfrentarán un proceso de adaptación al entorno, así como actividades tendientes a reconocer su alimento en vida silvestre, identificar depredadores naturales, conocer espacios de albergue entre los árboles y aprender a volar en libertad.

Este grupo de 27 guacamayas precede a dos más que arribarán a Chiapas durante 2013 para completar un grupo de 60 ejemplares que vivirán en 50 hectáreas del parque Aluxes y casi 1,800 hectáreas que comprenden el Parque Nacional de Palenque.

Hasta el momento, solo en Costa Rica y Honduras se ha logrado la reproducción en cautiverio y la reinserción de la guacamaya roja a su hábitat natural.

Ahora ve
No te pierdas