China toma medidas para encarar nueva crisis de contaminación en Beijing

Se espera que la nube de contaminación se aleje de la capital de China hasta el miércoles, cuando se presentarían vientos
/
(Reuters) -

Beijing adoptó este lunes medidas de emergencia, como la reducción de las emisiones fabriles y de la circulación de vehículos oficiales, en el tercer día de extrema contaminación en la capital china, que ha multiplicado los casos de problemas cardiacos y respiratorios en los hospitales.

La contaminación sobrepasaba los 300 microgramos de partículas menores de 2.5 micras (PM2.5) por metro cúbico, muy por encima de los niveles de 25 microgramos por metro cúbico que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera aceptables.

El sábado, el peor día de contaminación, los niveles llegaron a alcanzar los 993 microgramos.

La OMS advierte de que la exposición prolongada a una concentración excesiva de estas partículas aumenta el riesgo de enfermedades respiratorias y cardiovasculares. Las partículas PM2.5 tienen un tamaño tan reducido que pueden alojarse en los pulmones o incluso la corriente sanguínea.

Ante el peligroso grado de contaminación, el peor que muchos veteranos residentes de la ciudad recuerdan haber vivido, las autoridades municipales han puesto en marcha un plan de emergencia, que incluye la cancelación de las obras de construcción en más de una veintena de lugares.

Según la Oficina de Protección Medioambiental de la capital china, 54 empresas han reducido en un 30 por ciento sus emisiones de carbono y ha quedado prohibido que las escuelas desarrollen prácticas deportivas al aire libre.

Los vehículos oficiales han dejado de circular por las calles, mientras que se ha lanzado un llamamiento a los residentes para que utilicen el transporte público y dejen sus coches en casa para combatir la espesa nube de smog.

La contaminación extrema ha afectado también a la salud de los residentes y varios hospitales, como el de Chaoyang, han revelado que en los últimos días han tratado a muchos más pacientes con enfermedades respiratorias o cardiacas de lo habitual.

El Hospital Infantil de Beijing ya había indicado que a lo largo de la semana pasada, cuando comenzaron a subir los niveles de contaminación, recibió 7,000 pacientes diarios con enfermedades respiratorias debido a la mala calidad del aire.

Entre los pocos beneficiados por la situación se encuentran las empresas fabricantes de mascarillas respiratorias, cuyas ventas se han multiplicado por diez desde el viernes, según los portales taobao.com y tmall.com, dos de los sitios de ventas por Internet más populares en China.

La preocupación por la mala calidad del aire se ha convertido en el tema más recurrente en los foros chinos como Weibo (el twitter chino), donde se registraron alrededor de 7,68 millones de comentarios de internautas que exigen un mayor control de la contaminación del aire y se plantean el crecimiento económico chino y la calidad de vida actual.

El Servicio Nacional del Clima informó de que junto a Beijing, la ciudad de Tianjin y las provincias de Hebei (norte), Henan (centro) y Shandong (este) continuarán este lunes con una visibilidad inferior a los mil metros, con algunas áreas dónde sólo será de 200 metros.

La falta de visibilidad ha obligado este lunes a la cancelación de una veintena de vuelos en Beijing, que se suma a la treintena que hubo de suspender el domingo.

No se espera que la situación se resuelva hasta el miércoles, cuando están previstos vientos que arrastren las partículas contaminantes.

La segunda economía mundial descuidó durante décadas el medioambiente en aras de un rápido desarrollo industrial, lo que ha producido una grave degradación de su atmósfera, sus ríos y lagos.

Según Greenpeace, sólo en 2012 los altos niveles de contaminación del aire causaron unas 8,500 muertes prematuras en Beijing, Shanghái, Cantón y Xian.

Ahora ve
No te pierdas