EU ofrece un millón de dólares a cambio de traficantes de marfil

La recompensa pretende mitigar el problema del comercio ilegal y acabar con las organizaciones criminales que dominan ese negocio
elefantes animales  elefantes
/
(Reuters) -

El mensaje es simple: detengamos el tráfico de fauna.

Para enfatizarlo, Estados Unidos destruirá toneladas de marfil de elefantes que ha confiscado con el tiempo y pagará un millón de dólares para asegurarse de que no vuelva a suceder.

Este jueves, unas horas antes de exterminar las reservas de marfil en Colorado, el secretario de Estado de EU, John Kerry, anunció el monto de la recompensa para quien ayude a desmantelar los grupos de traficantes de elefantes y rinocerontes.

Es la primera vez que Estados Unidos ofrece una recompensa de esa magnitud, dijo.

Kerry explicó que se persigue a la red Xaysavang, una organización ilegal con sede en Laos que tiene filiales en Sudáfrica, Mozambique, Tailandia, Malasia, Vietnam y China.

"La participación de conjuntos criminales internacionales especializados en el tráfico de fauna perpetúa la corrupción, amenaza el Estado de derecho y la seguridad de las fronteras en regiones frágiles; desestabiliza comunidades que dependen de la fauna por la biodiversidad y el ecoturismo", señaló Kerry en un comunicado.

"Con la destrucción de casi seis toneladas de colmillos y suvenires de marfil de contrabando incautados por EU, el Gobierno envió hoy un fuerte mensaje al resto del mundo: que no tolerará la absurda masacre de los elefantes. El siguiente paso debe ser una moratoria comercial de marfil y sus productos en este país", dijo este jueves en un comunicado Carter Roberts, CEO del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés). 

Roberts instó al Congreso para declarar una moratoria en el comercio de marfil y sus productos en EU, hasta que la población de elefantes se haya recuperado, e invitó a otros países como Gabón, Kenya y Filipinas a unirse en la destrucción del marfil ilegal y adoptar una postura en contra del crimen organizado que está detrás de esta cruel matanza.

El tráfico de especies arroja ganancias anuales de entre 8,000 y 10,000 millones de dólares (entre 104,000 y 130,000 millones de pesos), que en gran parte son usados para financiar narcóticos y el tráfico de personas, de acuerdo con Kerry.

La comercialización de marfil está prohibida en Estados Unidos desde 1989. En ese país fueron destruidas seis toneladas de marfil de elefantes que permanecían cerca de Denver; es la primera vez que eliminan una cantidad tan grande.

El marfil fue confiscado y asegurado como prueba hasta que terminaran los procesos judiciales. Una vez que los casos concluyeron, una parte fue destinada al entrenamiento de los oficiales de las fuerzas de seguridad.

"Durante los últimos 25 años, hemos acumulado más marfil de elefantes del que podemos usar con estos fines y decidimos destruir este material para demostrar que estamos comprometidos con el combate al tráfico de fauna", señaló el Servicio de Peces y Fauna de Estados Unidos.

"Queremos dejar en claro que Estados Unidos no tolerará el tráfico de marfil y sus efectos adversos en la población de elefantes, particularmente en África".

El problema se ha duplicado en todo el mundo desde 2007 y Estados Unidos es el segundo mercado de marfil ilegal, después de China.

El contrabando de cuernos de rinoceronte también es un negocio lucrativo. Gran parte del botín es vendido a la gente influyente de Asia, en donde algunas personas creen que los cuernos curan una serie de enfermedades como el cáncer, alivia las resacas y potencia la virilidad.

Tan solo el año pasado murieron unos 745 rinocerontes en toda África, la mayor cantidad en dos décadas. Algunas subespecies de rinocerontes fueron declaradas extintas.

Los grupos de conservación señalan que el reciente auge en el tráfico ilegal de marfil ha dado como resultado la muerte de 30,000 elefantes africanos al año en los últimos años.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Otros países, como Filipinas, Kenya y Gabón, destruyeron grandes cantidades de marfil en los últimos años.

Faith Karimi, de CNN, contribuyó con este reporte. 

Ahora ve
El primer robot de videojuegos del mundo tiene forma de araña
No te pierdas
×