Científicos advierten sobre posibles cambios "sorpresa" en el clima

Investigadores estadoundienses pidieron crear un sistema de alerta temprana que advierta sobre cambios inminentes en el ambiente
El humano, principal culpable del cambio climático
Matt Smith
Autor: Matt Smith
(Reuters) -

El largo y lento proceso del cambio climático podría causar cambios "sorpresa" que pueden amenazar a la humanidad en años o décadas, advirtieron investigadores de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

En un reporte de 200 páginas, los científicos pidieron un sistema de alerta temprana que vigile referentes como los acuíferos del Medio Oeste, las capas de hielo en el Antártico y los arrecifes de coral tropicales, esto con el fin de saber si se está a punto de llegar a "un punto de inflexión".

Los cambios acelerados en el medio ambiente pueden actualmente verse en la pérdida de hielo en el Ártico y los cada vez más grandes incendios forestales desde 1980, según los autores del estudio.

"Muchas de esas cosas requieren no solo de monitorear lo que está pasando en el mundo natural, sino también de monitorear lo que se hace en el medio ambiente construido por los humanos también, qué tanta cantidad en dólares hay un riesgo", afirmó Jim White, que lideró el comité que produjo el reporte, publicado este martes.

El comité no calculó los costos de establecer una red de alerta temprana del clima. Pero aun con presupuestos ajustados, según White, el costo sería "trivial comparado con el costo de los activos en riesgo".

"Tenemos billones de dólares en infraestructura tan solo en ciudades a lo largo de la costa", afirmó White, un geoquímico y paleoclimatólogo de la Universidad de Colorado. Cuando un banco quiere proteger el dinero en sus bóvedas, “no regateas sobre cuánto costarían las cámaras", afirmó.

Pero, agregó, "en una época cuando debemos de entender más y observar más sobre nuestro ambiente, actualmente estamos observando menos".

La idea de un cambio climático a largo plazo está basada principalmente por el uso de combustibles fósiles, que emiten dióxido de carbono a la atmósfera, algo que es controversial políticamente, pero aceptado como un hecho por la mayoría de los investigadores.

La concentración de dióxido de carbono que atrapa el calor alcanzó niveles no vistos desde tiempos prehistóricos en el observatorio Mauna Loa en mayo, y los científicos reportaron en 2012 que las capas de hielo que cubren Groenlandia y la Antártica están perdiendo masa a una velocidad acelerada.

El reporte de este martes establece que hay un alto riesgo de un incremento en las extinciones de vida terrestre y marina, y la desaparición de la capa de hielo ártica en los veranos durante el próximo siglo.

Hay un riesgo moderado de olas de calor más fuerte, un declive en los niveles de oxígeno de los océanos y cambios rápidos en los ecosistemas que podrían amenazar las provisiones de comida y agua, según los científicos.

El vigilar esos síntomas podría darle a las comunidades que dependen de esos ecosistemas la habilidad de adaptarse, según White.

 

Y también hay un riesgo "probablemente bajo" pero hasta ahora desconocido de que el aumento de los mares cálidos termine con el hielo que cubre el oeste de la Antártica, lo que elevaría los niveles del mar más rápido que el metro que se estima se elevará para el año 2100. Esto podría hacer más complicado que ciudades como Miami, que actualmente es una de las más vulnerables a los cambios climáticos, tuvieran tiempo para adaptarse.

"El agua cálida, como uno bien puede imaginarse, es el enemigo del hielo, y no monitoreamos las corrientes marinas y temperaturas oceánicas cerca de la capa de hielo tanto como deberíamos", afirmó White.

Otros efectos —como la liberación de grandes volúmenes de metano por la descongelación de la tundra ártica y la interrupción de las corrientes del Atlántico que pueden llevar más agua cálida a latitudes más al norte— recibieron una baja probabilidad de que ocurran de forma acelerada. Esto no significa que no vaya a ocurrir, sino que hay una probabilidad más grande de que pase gradualmente, según White.

Las temperaturas globales aumentaron 0.8 grados centígrados desde 1880, según la NASA. Las Naciones Unidas han intentado que sus países miembros reduzcan las emisiones de carbono para limitar el calentamiento a dos grados centígrados.

Pero en un documento publicado el mismo día en que fue publicado el reporte de la Academia Nacional, quien fuera el principal científico del clima de la NASA advirtió que un incremento de dos grados centígrados podría causar un daño "irreparable" para las futuras generaciones.

"Esos crecientes impactos climáticos, mucho más rápido de los anticipados y ocurriendo cuando el calentamiento global es de menos de un grado centígrado, implica que la sociedad debe de reevaluar qué constituye un 'nivel peligroso' en el calentamiento global, afirmó James Hansen, quien ahora dirige el programa de ciencia del clima en la Universidad de Columbia, en Nueva York, según un artículo publicado en la revista científica PLOS One.

El seguir quemando combustibles fósiles a los niveles actuales "sería un acto extraordinariamente inconsciente de injusticia intergeneracional", según Hansen y sus colegas.

Ahora ve
Arqueólogos israelíes descubren una parte oculta del Muro de los Lamentos
No te pierdas
×