La energía renovable en México, ¿perdió su atractivo?

El sexenio pasado fue una prioridad, pero ahora la meta del país de reducir sus emisiones contaminantes corre peligro
parque eólico oaxaca energía renovable  parque eolico
| Otra fuente: OBRAS

Durante la administración de Felipe Calderón, las energías renovables eran prioritarias, pero ahora Enrique Peña Nieto se enfoca en los hidrocarburos y ha puesto en riesgo la meta del país en relación con la reducción de emisiones.

México se encuentra entre la espada y la pared: debe reducir la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) en 30% para el año 2020 y en 50% para 2050, según la Ley de Cambio Climático publicada en junio de 2012 en el Diario Oficial de la Federación (DOF), y así cumplir con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Protocolo de Kioto.

El gobierno federal se autoimpuso reducir el uso de combustibles fósiles en la generación de electricidad en 65% para 2024, 60% para 2035 y 50% para 2050, lo que está suscrito en la Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética.

Sin embargo, luego de que el gobierno de Felipe Calderón posicionara las energías renovables como prioridad, en la administración de Peña Nieto se han quedado de lado. La reforma energética del gobierno federal actual se concentra en las energías fósiles, en especial los hidrocarburos.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) asegura que "en 2012 México estuvo muy cerca de cumplir su meta (...) pero reducir las emisiones de efecto invernadero todavía es un reto mayúsculo. El escenario ocurrido en 2009 afirmó que, sin medidas adicionales de política pública, las emisiones totales crecerán en 70% para 2050, en comparación con 2000".

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), a través del Reporte Global de las Energías Renovables, establece que México invirtió 2,500 millones de dólares, lo equivalente a 1% de la inversión mundial total, siendo el país del G-20 con las menores inversiones, a pesar de contar con un potencial de 70% en el nivel de insolación, alta intensidad de vientos, capacidad para instalar plantas minihidráulicas y ocupar el cuarto lugar a nivel internacional para campos geotérmicos, según el Centro de Investigación para el Desarrollo A.C. (CIDAC).

Para la industria y los productores, la política representa un obstáculo para la transición de México hacia las energías limpias. Parece que las reformas hacendaria y energética, "solo buscan obtener ingresos a corto plazo, conservar los monopolios y obstaculizar la transición energética", señala Daniel Chacón Anaya, líder en México de la fundación Iniciativa Climática Regional para América Latina.

Luis Sierra, investigador del CIDAC, añade que "es necesario eliminar los subsidios ineficientes y perversos de las fuentes fósiles, para evitar la competencia desigual con las energías renovables, ya que solo se crea incertidumbre para invertir en el país".

Además piensa que la forma de generar incentivos que permitan la expansión de las energías renovables es que a través de la reforma energética sea desintegrado el monopsonio y monopolio vertical de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para que deje de tener la exclusividad en el despacho, la transmisión, la distribución y la comercialización de la electricidad, y así los privados tengan una mayor participación.

"Aunque se libere el sector eléctrico y se creen otros incentivos como programas de financiamiento y difusión de la energía limpia, parece complicado que México logre la meta de usar 35% de energías renovables en 2024", sostiene. Por lo que promueve el desarrollo de las energías fotovoltaica, biomasa y geotérmica.

A nivel mundial, el uso de las energías renovables representaron 20.3% del total de generación de energía eléctrica y una inversión de 257,000 millones de dólares en 2012 (17% más que en 2011), según la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Red de Política de Energías Renovables del siglo 21.

Este es un fragmento de un artículo publicado en la edición de diciembre de 2013 de la revista Obras, que es parte de Grupo Expansión, una empresa de Time Inc. La firma edita en México 17 revistas y 11 sitios de internet, entre ellos CNNMéxico.

Ahora ve
El cambio climático está afectando los lugares más bonitos del mundo
No te pierdas
×