Los ataques de tiburón registran la tasa global más baja desde 2009

Según la Universidad de Florida, el año pasado disminuyeron los incidentes con estos animales, pero hubo encuentros más letales
tiburón
tiburón animales  tiburón
Autor: Ed Payne
(Reuters) -

La cifra de ataques de tiburón del año pasado fue la menor registrada en cuatro años, aunque fueron más letales, según un reporte de la Universidad de Florida.

El año pasado murieron 10 personas en todo el mundo por 72 ataques de tiburón. Eso supera el promedio de 6.3 muertes reportadas a lo largo de los últimos 10 años, de acuerdo con George Burgess, quien dirige las investigaciones sobre tiburones en la Universidad de Florida.

La última vez que registraron tan pocos ataques fue en 2009: hubo 67. Desde 2001 no habían sido reportados más ataques letales salvo en 2011, año en el que hubo 13.

Los sitios más peligrosos son el occidente de Australia, con seis muertes en los últimos cuatro años, y la isla de la Reunión al suroeste del océano Índico, con cinco muertes en tres años.

Durante el siglo pasado aumentaron los ataques de tiburón ya que cada vez más humanos se aventuraron a zambullirse en las aguas, de acuerdo con Burgess.

"Cuando se dan incrementos repentinos en los ataques de tiburón, usualmente intervienen factores humanos que promueven la interacción entre estos animales y las personas", dijo. Como hay más gente en el océano, entonces incrementan este tipo de encuentros.

En Estados Unidos hubo 47 ataques de tiburón el año pasado, un decremento respecto a los 54 ataques del año anterior. Casi la mitad ocurrió en Florida. La única muerte registrada en Estados Unidos fue la de un hombre que pescaba en un kayak en las costas de Hawaii. Columpiaba sus piernas en el agua cuando un tiburón lo mordió.

"Los tiburones tienen más que temer de nosotros que nosotros de ellos", dijo Burgess. "Estadísticamente, los ataques de tiburón son extremadamente inusuales, especialmente si consideramos la cantidad de humanos que entran al agua cada año".

Burgess advirtió que entrar al océano es una "experiencia del mundo salvaje" al igual que caminar en el bosque, en donde podrían vivir osos o pumas.

"Frente a frente, en el océano, el tiburón tiene la ventaja", dijo. "Pero, al entender mejor en dónde y cuándo es más seguro nadar en el océano, podemos evitar mejor esos encuentros".

Ahora ve
La PGR cita a Emilio Lozoya para declarar sobre el caso de sobornos de Odebrecht
No te pierdas
×