La caza ilegal de rinocerontes rompe récord en Sudáfrica

En el país africano la protección de esta especie de paquidermos se ha convertido en una causa nacional
rino  rino
/
(Reuters) -

En lo que va del año, 1,020 rinocerontes han muerto a manos de los cazadores, indicó el Ministerio de Medio Ambiente de Sudáfrica. Esta cifra supera a la de 2013, cuando se registraron 1,004 animales cazados.  

Pese a las medidas que se tomaron para detener su caza, el órgano gubernamental sudafricano teme por la supervivencia de la especie, por lo que ha trasladado a parte de estos animales a reservas.

La caza furtiva de rinocerontes aumenta cada año, debido a que su cuerno es sumamente codiciado en algunas regiones de Asia, sobre todo en Vietnam, donde se le atribuyen virtudes medicinales o es utilizado en coctelería.

Sudáfrica alberga aproximadamente a 20,000 de estos paquidermos, un 75% de la población total en el mundo. Sin embargo, debido a la lenta tasa de reproducción de los animales—las hembras tienen una cría cada dos o tres años—, así como al alza constante de la caza, se teme una reducción en el número de ejemplares.

“Bien sea este mes, o el siguiente o a principios de 2015, estamos llegando al punto en que las proyecciones señalan que la mortalidad va a superar los nacimientos”, explicó Cathy Dean, directora de la organización civil Save The Rhino a AFP.

Además, explicó que la población de la especie suele aumentar un 5% cada año, aunque el ritmo de reproducción depende también de factores como el estrés.

En 2010, las autoridades sudafricanas contabilizaron 333 rinocerontes cazados, 448 en 2011, 668 en 2012 y 1,004 en 2013.  

"La masacre actual de rinocerontes (...) forma parte de un tráfico mundial de fauna salvaje que supone miles de millones de dólares, y no es sencillo enfrentarse a esa plaga", indicó el ministerio sudafricano. 

Contra la caza furtiva

El portavoz de la agencia de los parques nacionales SANParks, Isaac Phaahla, calificó las cifras publicadas por el Ministerio de Medio Ambiente de Sudáfrica como “horripilantes”.

“Podría haber sido mucho peor sin nuestras intervenciones contra la caza furtiva”, consideró, tras asegurar que se continuarán los esfuerzos para evitar la caza furtiva.

Lee: Un bebé elefante se defiende del ataque de una manada de leones

En el parque nacional Kruger, ubicado al noreste del país, en la frontera con Mozambique, se encuentran desplegados soldados para evitar el paso de los cazadores de rinocerontes.

Dos tercios de los animales asesinados provienen de este parque que, de acuerdo con el último conteo, alberga a 9,000 rinocerontes. El Ministerio de Medio Ambiente evacuó a varios centenares de ellos hacia reservas menos expuestas.

Los cazadores furtivos provienen, en su mayoría, de Mozambique, y para evitar ser encontrados, utilizan anestésicos para inmovilizar a los animales y arrancarles el cuerno con un hacha mientras siguen vivos. Posteriormente, el animal muere como consecuencia de su herida.

En Sudáfrica, la protección de los rinocerontes se convirtió en una causa nacional.

Varios concesionarios de automóviles donan dinero a SANParks por cada vehículo comprado, mientras que una viticultora lanzó una cosecha llamada “Lágrimas de rinoceronte”, cuyos beneficios se destinan a combatir la caza furtiva.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

En Pretoria, capital de Sudáfrica, se busca legalizar el comercio de cuernos para desalentar a los traficantes. Con esto, se busca que los propietarios corten y vendan los cuernos—que vuelven a crecer, como las uñas—, en vez de que los animales sean cazados.

En Namibia, país vecino, las autoridades decidieron quitar los cuernos a los rinocerontes de forma preventiva. 

Ahora ve
¿Por qué estos gatos se han vuelto guardianes de una tumba en Colombia?
No te pierdas
×