Las lecciones que Beijing puede aprender de LA sobre la contaminación

La capital china podría aprender de algunas medidas que Los Ángeles tomó para reducir la contaminación del aire
beijing estadio nacional contaminacion
beijing estadio nacional contaminacion  beijing estadio nacional contaminacion
Jaime A. FlorCruz
Autor: Jaime A. FlorCruz | Otra fuente: 1
NULL -

Nota del editor: El director de la oficina de Beijing de CNN, Jaime FlorCruz, vive y trabaja en China desde 1971. Estudió Historia de China en la Universidad de Peking (1977-1981) y fue el corresponsal y director de oficina de Beijing de la revista TIME(1982-2000).

Beijing (CNN) — Durante años, China fue la envidia del mundo, elogiada como el gran ‘milagro económico’ gracias a su crecimiento sostenido de dos dígitos.

Sin embargo, más recientemente, el Reino Medio también se convirtió en la imagen representativa de degradación ambiental, un blanco de ridiculización para el ahora notorio “aireapocalipsis” de Beijing.

Incluso el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, no pudo resistir criticar el mal aire de Beijing. “Simplemente señalaría un ejemplo simple y es que no querrías que tus hijos crecieran en Beijing ahora, porque no podrían respirar”, dijo el presidente Obama mientras defendía su controversial regulación ambiental la semana pasada.

“Y el asunto es que esto solía ser verdad en Los Ángeles; tan reciente como 1970. Y la razón por la que cambió fue gracias a la Ley de Aire Limpio”, añadió.

Lee: ¿Aire puro en bolsas? Una realidad en China

Lecciones

Al igual que LA, Beijing está en un ‘tazón’ virtual.

Rodeada de montañas, el aire; limpio o sucio, normalmente queda atrapado cuando no sopla el viento. Con suerte, la geografía similar ofrece lecciones valiosas anticontaminación a las que Beijing puede prestar atención.

Al hablar en un foro reciente organizado en el Centro Stanford en la Universidad Peking, el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, dijo que la contaminación no es solo el resultado de mala geografía sino de “actividad humana en esa mala geografía”.

Como Beijing hoy en día, LA en el siglo pasado pasó por un aumento rápido en población y una explosión económica.

"Con esto siguieron demandas de más poder, más empleos y la clase media en ascenso que hacía cosas como comprar automóviles y manejarlos”, dijo Garcetti.

“Crecimos y estamos orgullosos de ese crecimiento, como aquí en Beijing también deben estarlo. Pero vino con un precio”.

"Nuestro primer ataque de smog vino cerca de la Segunda Guerra Mundial, y fue tan malo que algunos creyeron que era un ataque de armas químicas de las fuerzas japonesas durante la guerra”.

A medida que la población de LA creció, el smog en la década de 1950 y 1960 empeoró.

“Nuestra economía prosperó pero nuestro aire no. Al igual que Beijing hoy, hace 60 años LA estaba hecha humo por las refinerías de petróleo, plantas de energía, nuestro acero e industrias químicas”, dijo Garcetti.

“En la década de 1970 cuando crecí. Respirábamos el aire más sucio del mundo”, explicó Garcetti. “Los niños no podían jugar afuera. Las salas de emergencia estaban llenas de pacientes”.

Lee: ¿Cómo afecta la contaminación a los viajeros en China?

El plan de tres pasos para vencer la contaminación

Garcetti enumeró tres medidas efectivas para combatir el smog.

Paso 1: Enfrentar la verdad, aceptarla y reconocerla. Cuando LA estaba en negación, “utilizábamos palabras amables para describir el smog, como ‘es solo un día nebuloso’ o ‘ está nublado’”, recuerda Garcetti.

Paso 2: Construir un fuerte gobierno para su ejecución. En 1963, el gobierno aprobó su primera Ley de Aire Limpio, que obligaba a los gobiernos en niveles federales y locales a involucrarse. En 1970, aprobó su primer estándar de emisión para automóviles.

Paso 3: Involucrar al sector público y a personas ordinarias para asegurarse de que los gobiernos rindan cuentas. Los grupos privados y la sociedad civil jugaron papeles importantes como ‘soplones’ y vigilantes.

La ciudad tampoco tuvo que sacrificar el crecimiento, dijo Garcetti.

“Cuando juntas una regulación con innovación, obtienes una política procrecimiento”, dijo.

“Voltear a ver la nueva energía verde no solo mejoró el problema de contaminación de LA, generó una industria tecnológica limpia completamente nueva que atrajo nuevos negocios en nuestra ciudad y empleó decenas de miles de personas”.

“Hoy en día, soy el alcalde de una ciudad que vio a la población duplicarse al mismo tiempo que redujimos el nivel de ozono casi en dos tercios. Tenemos días soleados hermosos, con cielos despejados la mayor parte del año”.

Lee: EU y China llegan a un acuerdo climático histórico

Consolación

Podía ser una pequeña consolación para los habitantes de Beijing saber que cuando LA estaba sumida en mal aire y agua sucia, los cielos en la capital china estaban despejados.

Recuerdo afectuosamente Beijing en las décadas de 1970 y 1980, cuando los ríos estaban limpios y las personas pescaban y nadaban. Excepto por los pocos días en los que las tormentas de arena venían del desierto de Gobi y arrasaban con Beijing, el cielo de la ciudad era normalmente azul.

Por supuesto, Beijing entonces tuvo algunas industrias, la vida era espartana, el movimiento de población fue severamente restringido y la mayoría de las personas llegaban en bicicletas no en automóviles.

La noticia alentadora es que los habitantes y funcionarios en Beijing ahora concuerdan en que China necesita limpiar su aire.

El mes pasado, cuando Beijing organizó la reunión anual de la cumbre APEC, los funcionarios chinos hicieron todo lo que pudieron para asegurar que el cielo estuviera despejado; forzar a las fábricas a cerrar, limitar la cantidad de automóviles en las calles y declarar una festividad de seis días para alentar a los ciudadanos a dejar Beijing.

Funcionó en gran parte. La mayoría de los días resultaron estar libres de smog, lo que generó que las personas acuñaran la frase “azul APEC”.

Por supuesto, estos son arreglos a corto plazo y China necesita asegurar que medidas a largo plazo lleguen en buen término.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

El ministerio de relaciones exteriores de China dijo en respuesta a una pregunta sobre el golpe del presidente Obama que esperaba que el “azul APEC” pudiera durar permanentemente.

Esperemos que esto sea exitoso porque están en riesgo la salud y bienestar de millones de chinos, sin mencionar el orgullo nacional de China.

Ahora ve
Así fue el primer eclipse total de Sol en 99 años en Estados Unidos
No te pierdas
×