Un gran jardín eternamente primaveral 'brota' en Morelos

A una hora y media de la Ciudad de México se levanta uno de los jardines florales más grandes del mundo
| Otra fuente: CNNMéxico

A Cuernavaca le llaman la "Ciudad de la Eterna Primavera". Al sur de México, la capital del estado de Morelos es famosa por su clima cálido y su siempre florida vegetación, al igual que gran parte de la entidad. No en vano la zona fue elegida para albergar uno de los jardines más grandes del mundo.

A 30 minutos de Cuernavaca y hora y media de la Ciudad de México, Jardines de México supera en dimensión al Butchart Gardens en Canadá, uno de los más extensos en Norteamerica; aunque el Jardín Botánico Real en Kew, Reino Unido, y los jardines del Palacio de Versalles en Francia superan más de 100 hectáreas, según datos de National Geographic.

Leer: Un inmenso jardín floral en Dubai

Sin embargo, la ventaja que tienen las 51 hectáreas de los Jardines de México es la generosa zona en la que se encuentra, donde florece todo el año.

El historiador estadounidense James Horn apunta en su blog que en Victoria, Columbia Británica donde está el Butchart Gardens no hay flores abiertas todo el año, mientras que en Morelos estos coloridos brotes no conocen temporada.

"Nos decimos el jardín más grande del mundo porque tenemos más de dos millones de plantas en este jardín y todo el movimiento que hacen las mismas plantas, los árboles, la vegetación, sumamos más de 100 millones de flores al año, porque gracias a nuestro clima estamos abiertos los 365 días del año", señaló a CNNMéxico el arquitecto Raul Abelar, uno de los encargados del diseño de este parque que abrió en marzo de 2014.

Uno de los ochos jardines temáticos es el de las Cuatro Primaveras donde las flores que son producidas en los invernaderos del lugar son cambiadas de tres a cuatro veces en el año para mantener esa vida, sin importar que sea otoño o invierno.

"¿Por qué no mostrar la flor que tanto se produce aquí en Morelos? Vemos pasar los camiones llenos de flores pero nunca las vemos plantadas en algunos jardines, y aquí el clima, la tierra es propicio para esto", aseguró el arquitecto Isidro Velázquez.

Un 'desierto' tropical

Entre las plantas que destacan en este emblemático jardín está la sección de cactáceas, compuesta por ejemplares rescatados de Sonora, al norte del país.

"México posee el 60% de las cactáceas en el mundo, más de 200 especies; entre ellas 15% o 20% están en la norma, algunas están en peligro de extinción y nosotros somos curadores de estas especies", apuntó el arquitecto Abelar.

Al no ser el clima de Morelos tan propicio para el crecimiento de las cactáceas, esta sección de Jardines de México se encuentra en "adaptación", según los arquitectos de este proyecto, quienes señalaron que llevó dos años para que se lograra un 90% de estas plantaciones.

Jardines de México obtuvo la denominación de una Unidad de manejo para la Conservación de la vida silvestre (Uma) por parte de la Secretaría del Medio Ambiente para recibir y reproducir especies de plantas bajo resguardo, incluyendo algunos helechos australianos prehistóricos.

"Este clima que es caluroso, pero tan generoso", refirió el arquitecto Velázquez sobre la región en la que fue levantado este jardín, que a diferencia de otros jardines botánicos en México, está enfocado más a la contemplación que a la investigación.

"Invitamos al visitante a tener ese placer de disfrutar la naturaleza; que tenga esa sorpresa de descubrir formas, diseños, olores en las flores, invitarlos a que despierten sus sentidos, los cinco que ya conocemos, mas los que de pronto se abren, que no sabíamos que existieran", indica Velázquez.

Sin embargo, en Jardines de México si hay un lado educativo al contar con expertos en horticultura que imparten talleres sobre el cuidado de plantas.

Sergio Sánchez, director general de Jardines de México, comenta que la escuela de jardinería del parque está certificada por la Secretaria de Educación Pública, por lo que los que cursan sus diplomados salen incluso como técnicos.

En miras de un jardín sustentable

Isidro Velázquez considera que el jardín no es 100% sustentable, aunque se encuentran en esa línea al utilizar energías alternativas en sus instalaciones, además que el agua que alimenta el jardín es la que se captura de la lluvia o del tratamiento de aguas residuales.

Dispositivos bioclimáticos permiten esta recreación de regiones distintas a la tropical morelense dentro de Jardines de México, minimizando el uso del aire acondicionado.

Un jardín estilo renacentista; un tradicional japonés; un jardín tropical, y un laberinto de ceiba que también sirve de galería de arte, son las otras zonas temáticas que se han levantado en Jardines de México.

Cuatro años llevó la planeación de este proyecto verde, entre trámites, logística, presupuesto, así como el levantamiento de este en un terreno impactado por la agricultura y la ganadería en la zona.   

“No había árboles en el predio, solo en las zonas de barranquillas (...) hemos sembrado más de 20,000 árboles y palmeras adultos de 5 a 15 metros de altura”, describe el arquitecto Abelar.

La tierra del predio se reutilizó para lograr combinaciones de suelos y de sustratos que sirvieron para enriquecerlo.

Abelar señaló que hay un convenio con el municipio de Jojutla de Juárez para construir una planta de tratamientos de aguas residuales cerca de la zona, que Jardines de México manejaría.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Otro de los proyectos que están en marcha dentro de este jardín contemplativo es el de un hotel en las 49 hectáreas que se tienen en reserva, el cual iría en la misma línea de sustentabilidad.

Jardines de México se localiza en el kilómetro 129 de la autopista México-Acapulco. Teléfono +52 (777) 333-0140 al 45

Ahora ve
El futuro del déficit en la región con la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×