Hombre 'vence' a un pez gato de 127 kilos con una simple caña de pescar

Con tan solo una caña de pescar, un aficionado a la pesca deportiva capturó un pez gato de 127 kilos y 2.67 metros en un río en Italia
Pez gato gigante 'pierde' contra caña de pescar
Autor: Greg Botelho y Joseph Netto
(Reuters) -

Los peces gato tienen muchas variedades, formas y tamaños; algunos grandes y algunos pequeños... y algunos rotundamente gigantes que nadan aparentemente en un río de Italia.

O al menos esa es la historia del pescador Dino Ferrari, quien atrapó este martes un pez gato de 127 kilos y 2.67 metros de longitud en el río Po, según Davide Valla, quien junto a Ferrari es copatrocinador de la compañía Sportex. (El pescador no dijo dónde exactamente atrapó a este pequeño amigo, para mantener en secreto sus sitios favoritos).

Leer: Un 'fósil viviente' con 300 dientes es atrapado en el sur de Australia

Asumiendo que el mundo no está impresionado con la noticia, esta no es la primera vez que alguien atrapa un ejemplar gigante de pez gato y vive para contarlo.

De hecho, este no es el pez gato más grande alguna vez capturado. Ese honor va para un lau-lau (o piraiba, una especie de pez gato) de 155 kilos en la región amazónica de Brasil en 2009, de acuerdo con los registros de la Asociación Internacional de Pesca Deportiva. Y en cuanto a Italia, tampoco es el más grande. Hubo un bagre siluro —quizá de la misma familia del de Ferrari— de 135 kilos también en el río Po.

Leer: Un pescador en Florida lograr capturar un ejemplar del raro tiburón duende

La reciente fama de Ferrari tampoco viene sola, ya que las historias relacionadas a la página de Facebook de Sportex indican que el hermano gemelo de Dino, Dario, estaba a su lado.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Una cosa que hace única la última historia en el río Po es que la captura del pez se realizó con un carrete de caña de pescar, dijo Valla, quien lo describió como un récord para semejante atrapada. Ferrari tardó 40 minutos en traer el pez a la superficie y luego a la orilla, dijo su patrocinador.

Una vez que estuvo en tierra, los Ferrari tomaron algunas fotos y pesaron su presa. No se la comieron, ni la saborearon con pan fresco, queso ni una gota de vino pinot gris; según Valla, esta historia tuvo un final feliz para la estrella del espectáculo: el pez gato regresó al río Po.

Ahora ve
Nueva York recibió con protestas a Donald Trump
No te pierdas
×