El derrame de BP aumentó la mortandad de los delfínes, señala un estudio

La marea negra causada en 2010 por la explosión de una plataforma en el Golfo de México ocasionó enfermedades graves en pulmones de delfines
Tabasco sin agua, por derrame de oleoducto
| Otra fuente: AFP

La marea negra causada en 2010 por la explosión de una plataforma de la petrolera BP en el Golfo de México causó un fuerte aumento de la mortalidad en las poblaciones de delfines, según un estudio divulgado este miércoles.

Una cantidad inusualmente alta de delfines que aparecieron varados en las costas del sur de Estados Unidos (Luisiana, Misisipi y Alabama) entre 2010 y 2012 sufrían lesiones pulmonares y en las glándulas suprarrenales, según la investigación de la Agencia Oceánica y Atmosférica estadounidense (NOAA).

Esto podría ser el resultado de la exposición a las sustancias contenidas en los hidrocarburos derramados, afirman los investigadores del estudio publicado en la revista científica PLOS ONE.

Lee: México extendió su vigilancia del derrame de petróleo a cinco estados

Los resultados de este nuevo estudio confirman otros realizados en 2011, cuando se evaluó el estado de salud de los delfines de la bahía de Barataria, en Luisiana. La zona quedó intensamente contaminada por el derrame de 4.9 millones de barriles de petróleo al océano.

"Los resultados de nuestro estudio indican que los delfines fueron afectados por una exposición a sustancias petroleras tras el derrame de la plataforma Deepwater Horizon", dijo en una conferencia de prensa telefónica Stephanie Venn-Watson, una veterinaria epidemióloga de la National Marine Mammal Foundation (fundación de los mamíferos marinos) y principal autora de la investigación.

"La exposición a estas sustancias provocó enfermedades graves en las glándulas suprarrenales y en los pulmones de los delfines, lo cual contribuyó al fuerte aumento de su mortalidad en el Golfo de México", añadió.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Más de 1,200 delfines vararon en el área del golfo afectada, aunque los investigadores carecen de un estudio sobre la salud de los delfines previo al derrame para establecer una comparación.

No obstante, los científicos afirman que el análisis combinado de los delfines vivos y muertos provee suficiente evidencia para vincular el derrame con la reducción de la población de delfines.

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×